¿Cómo delegar funciones de forma correcta?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

GerenciaTendenciasTop News

¿Cómo delegar funciones de forma correcta?

Delegar beneficia a los directivos, los subordinados directos y las organizaciones

Delegar es la clave para salir adelante en el trabajo. Esa es una habilidad fundamental, pero sigue siendo una de las capacidades directivas más subutilizadas y subdesarrolladas. “La mayoría de las personas le dirán que están demasiado ocupadas como para delegar – que es más eficiente hacerlo ellas mismas,” dice Carol Walker, presidenta de Prepared to Lead, una firma consultora que se enfoca en desarrollar a jóvenes líderes, informa Panamá América.

Delegar beneficia a los directivos, los subordinados directos y las organizaciones. Y lo puede hacer de la siguiente manera.

1. Observe las señales de advertencia: “Una clara señal de insuficiente delegación es que está trabajando muchas horas y se siente totalmente indispensable, mientras que su equipo no está muy motivado y mantiene horarios extrañamente regulares,” dice Walker. Si su equipo usa frases como “estaría feliz de ayudarle con eso” podría ser una indicación de que usted no está cediendo responsabilidades.

2. Entienda por qué no está delegando: Algunos gerentes son perfeccionistas que sienten que es más fácil hacer todo ellos mismos, o que su trabajo es mejor que el de los demás. Algunos carecen de confianza propia y no quieren ser opacados por sus subordinados. Acepte que no puede hacerlo todo.

Después de delegar, su trabajo como directivo es observar.

3. Mida cómo le está yendo: Jeffrey Pfeffer, profesor de comportamiento organizacional en la Stanford Graduate School of Business, aconseja llevar un diario de cómo pasa su tiempo. Después de una semana, comenzará a detectar patrones. “Probablemente descubra que pasa mucho tiempo en actividades de poca importancia que pueden delegarse,” explica Pfeffer.’

4. Elija a las personas correctas: Pásele el trabajo a personas que tengan las habilidades necesarias y estén motivadas para hacer bien el trabajo. Idealmente, debería ser capaz de delegarle parte del trabajo a todos en su equipo.

5. Integre el delegar dentro de lo que ya realiza: Haga que la delegación sea parte de su proceso al crear planes de desarrollo para el equipo. Discuta qué tipos de proyectos y tareas les traspasará, de forma que puedan construir las habilidades que necesitan. Después cree una hoja de enliste el plan de desarrollo de cada persona y colóquelo en un lugar visible.

6. Pídale a otros que lo hagan responsable: Bríndeles a sus subordinados directos el permiso de señalarle cuando usted no haya delegado algo que debería asignar. Sea claro en cuanto a que está abierto y espera esta clase de aportes.

7. Realmente déjelo ir: Después de delegar, su trabajo como directivo es observar y apoyar a sus subordinados directos, no dictar lo que hacen. Microgerenciar anula todo el objetivo.

8. Aprenda de la experiencia: Una vez que empiece a delegar más, ponga atención a los resultados y aprenda de sus errores. Podría tomar tiempo, pero el beneficio es enorme.

Fuente: Panamá América

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply