Un estudioso y tenaz emprendedor

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Personaje de la Semana

Un estudioso y tenaz emprendedor

Jose Antonio de Cote y su equipo de trabajo.

Jose Antonio de Cote es presidente y director científico de iQBiotech, LLC, una compañía innovadora de biotecnología agrícola.

Por Milagros Sánchez

Si hay una historia de tenacidad, esa es la del español, Jose Antonio de Cote que se propuso, a costa de su vida tranquila en Sevilla, España, emprender un negocio en los Estados Unidos hace casi siete años. Hoy en día es presidente y director científico de iQBiotech, LLC, compañía que acaba de finalizar su ronda B de financiamiento con la entrada de importantes socios americanos.

Es catalogado como un destacado científico con una larga trayectoria en puestos de liderazgo en empresas biotecnológicas tanto estadounidenses como europeas, que siempre se ha centrado tanto en las innovaciones agrícolas como en desarrollar y comercializar con éxito una amplia gama de productos biotecnológicos innovadores.

Jose Antonio de Cote en el campo de trabajo.

En el 2020, iQBiotech, empresa fundada por de Cote, fue adquirida e integrada en Shared-X, una empresa instituida en el año 2015 en el corazón de Silicon Valley que opera bajo el modelo de “Impact Farming”, y que busca optimizar la brecha productiva entre los pequeños agricultores del mundo y las grandes empresas agrícolas.

“De aquí a cinco años queremos que la empresa se convierta en un jugador clave en los Estados Unidos, principalmente como empresa que aporta valor a la agricultura regenerativa que se basa en buscar de nuevo la salubridad del suelo y que se pueda producir alimentos de manera más saludable y con menor impacto ambiental, principalmente sin hacer uso de moléculas sintéticas que afectan al ser humano”, explicó.

Nuestro chairman en Vida y Éxito,  Roberto J. Argüello, quien a su vez es Presidente de CEO Advisors, conoce de primera mano los triunfos empresariales alcanzados por el señor de Cote.

“Jose Antonio es del tipo de personas que solo se encuentran una vez en la vida ya que tiene una mente científica, quien con su personalidad arrolladora, gentileza, cabellorosidad, seguimiento a lo que promete, ha logrado introducir sus empresas en mercados complejos. Tal es su éxito que consiguió una gran parte del National Sciences Foundation de un millón de dólares para desarrollar un biofungicida en Estados Unidos”, indicó Argüello.

Jose Antonio de Cote y su esposa Eduarda Díaz.

De Cote, estudió Ingeniería Alimentaria y Bioquímica. Se considera un hombre afortunado por su formación académica y humana recibida en el Centro Educativo Altair, en Sevilla, España, donde le enseñaron a ser tenaz, saltar barreras, dedicarle tiempo al trabajo, ser ético, resiliente, pero sobre todo a madurar de manera temprana para tomar buenas decisiones.

Constancia más que inteligencia 

Aunque es un hombre con una trayectoria impresionante en el ramo de la ciencia, está lejos de considerarse un “cerebrito”, su éxito se lo atribuye más a la constancia que a la inteligencia. Constancia que hasta el día de hoy es el pan de cada día en su vida, por ello dedica 2 horas al estudio todos los días como “si aún estuviera en la universidad”.

Su decisión de emprender en Estados Unidos, fue un proyecto profesional – personal, pero también familiar del que se siente más cómodo que nunca por todo lo que hasta hoy representa esa decisión para la familia de Cote –  Díaz.

¿Por qué Estados Unidos?, le preguntamos. “Vine aquí por el volumen de mercado que existe en Estados Unidos y exactamente a la Florida porque además yo tenía una visión hacia Latinoamérica. También entendí que en Miami hay mucho emprendimiento tecnológico y existe una plataforma de investigación biomédica y emprendimiento biotech. El estado de la Florida tiene mucho que decir sobre la agricultura interna en Estados Unidos.  Por otro lado, quería que mis hijos aprendieran el idioma porque para mí hablarlo perfectamente es como tener otra carrera y asimismo que tuvieran una visión más global y multicultural de la vida”, respondió.

Jose Antonio de Cote y su familia.

Sin duda, su esposa, Eduarda Díaz, tiene su cuota de responsabilidad en  los logros de este brillante científico que sin recelo decidió apoyarlo, quedándose en España durante un año sola con sus dos hijos, para que alcanzara sus metas iniciales en Estados Unidos.

“El éxito de la vida profesional de uno es la generosidad de la esposa, ahora también de la generosidad de mis hijos Jose y Álvaro porque al final es tiempo que le robas a la familia cuando se trabaja mucho, pero intento recompensar con tiempo de calidad”, recalcó.

Jose Antonio de Cote y su equipo de trabajo.

Opinión que secunda, Roberto J. Argüello. “Lo mejor de Jose Antonio es el cariño y dedicación a su esposa Eduarda y sus hijos. Como todo buen sevillano apoya al equipo de fútbol el Sevilla, pero el problema está en que su esposa e hijos apoyan al equipo contrario, el Real Betis”.

Sus conocimientos y perseverancia lo han llevado a alcanzar muchos méritos. Estados Unidos le concedió la visa de no inmigrante O – 1A que se le otorga a personas con habilidades extraordin.  arias en las ciencias, educación, negocios o atletismo con la que actualmente permanece en Norteamérica y en 2019 fue premiado por el National Science Foundation.

Indudablemente detrás de esta historia de éxito, hay un José Antonio que jamás se planteó rendirse sin importar las circunstancias. Es un emprendedor que además reconoce tener mucha suerte por encontrar compañeros de viaje extraordinarios como nuestro Chairman en Vida y Éxito, Roberto J. Argüello, a quién conoció al poco tiempo de llegar a Estados Unidos y le ayudó a saltar barreras.

Jose Antonio de Cote y Roberto J. Argüello, chairman de Vida y Éxito.

“El primer año la presión era tan grande que los fines de semana me derrumbaba, porque no es lo mismo salir de tu país por una necesidad que tomar una decisión por emprendimiento donde a veces la cabeza te dice, ¿por qué has tomado esta decisión cuando podrías estar tranquilo en tu casa con tu familia y manteniendo tu puesto de trabajo?. Pero al final uno hace que te superes y salgas de tu zona de confort con el objetivo de aprender mucho más”, manifestó.

Sin olvidarse de su amada patria, España, reconoce que  Estados Unidos es un gran país para trabajar profesionalmente y donde también disfrutan mucho como familia.

La empresa iQBiotech LLC está creciendo en Estados Unidos.

Su trabajo en iQBiotech LLC le ha permitido ayudar a muchos jóvenes profesionales que hoy también lo acompañan en la empresa. También lo obliga a viajar mucho, incluyendo Latinoamérica donde ha visto de cerca la pobreza, experiencia que comparte con sus hijos con el fin de despertar en ellos sensibilidad y respeto por el prójimo para que en un futuro cercano, se planteen hacer cosas por los demás.

“Quiero que la gente sepa que les he dedicado tiempo, que les ayudé a alcanzar sus metas. Así como seguir empujando una empresa que está creciendo para dejar un impacto positivo”, concluyó.

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta