• 25 mayo, 2023

Por qué la simplicidad es clave en el desarrollo de productos

Por qué la simplicidad es clave en el desarrollo de productos

«Simple es más difícil que complejo», dijo Steve Jobs, el reconocido maestro de la simplicidad en el diseño de productos. «Una vez que llegues allí, puedes mover montañas».

La simplicidad es un bien valioso. La gente lo anhela en todos los aspectos de la vida, pero cuando se trata de soluciones tecnológicas complejas, pasa a un segundo plano con demasiada frecuencia. Sin embargo, en el contexto de la ciberseguridad, como las soluciones de gestión de identidad y acceso (IAM), la simplicidad es igual de esencial porque la fricción y la complejidad afectan negativamente a la experiencia digital del usuario.

Cuando el 61 % de los consumidores admiten que cambiarían a un competidor con una experiencia más fácil, es fundamental que las empresas prioricen la simplicidad para ganarse la confianza y la lealtad de los clientes a largo plazo.

¿Por qué es importante la simplicidad?

Cuando Apple presentó por primera vez el iPhone en 2007, carecía de una función de copiar y pegar. BlackBerry lo ofreció, pero Apple decidió que era innecesario y envió el teléfono de todos modos y vendió millones de dispositivos. Era un dispositivo sencillo para que sus clientes lo usaran. Limitar la funcionalidad fu decisión difícil para el equipo, pero mostró lo «simple» que gana a los clientes.

La simplicidad es importante por una variedad de razones. Cuando los usuarios pueden entender fácilmente cómo funciona un producto, los hace más accesibles y de uso rutinario y puede aumentar la adopción general. Esto es especialmente importante con la tecnología, donde los productos complejos pueden ser más difíciles de entender o frustrantes de usar, lo que lleva a evitarlos por completo.

Cuando se trata de simplicidad, menos es a menudo más. En lugar de tratar de empaquetar tantas características como sea posible en su producto, concéntrese en la funcionalidad principal que los usuarios realmente necesitan. Esto hará que el producto sea más fácil de usar, mantener y reducirá el riesgo de vulnerabilidades. Cada nueva característica introduce gastos generales adicionales de seguridad, pruebas y mantenimiento, por lo que es esencial garantizar que todo tenga un impacto.

Resístase al impulso de añadir más funciones solo porque sus competidores las tienen. Cuando un competidor lanza una nueva capacidad, es realmente difícil entender si esa nueva característica se usa ampliamente o si fue una respuesta a una sola solicitud del cliente. No se involucre en esa batalla de características. En su lugar, concéntrese en asegurarse de que su producto tenga la funcionalidad para satisfacer las necesidades de sus clientes principales. A medida que se expande más allá de su enfoque actual en el cliente, hágalo con intención.

Asegurarse de que su producto tenga la funcionalidad para satisfacer las necesidades de sus clientes principales.

Hacer de la simplicidad un valor fundamental

Si decide hacer de la simplicidad un valor comercial central, debe impulsar a todo su equipo a centrarse en ese enfoque. Aquí hay algunos consejos para incorporar la simplicidad en su proceso de desarrollo de productos:

  • Polinización cruzada: los gerentes de producto deben pasar más tiempo con cada equipo, no solo con los ingenieros. Necesitan trabajar con los diseñadores, el equipo de experiencia del usuario y el equipo de investigación de usuarios, así como con los clientes y los equipos de atención al cliente. Los gerentes de productos comerciales deberían planear pasar más tiempo con estos equipos que con la ingeniería. Necesitan pensar en los problemas y experiencias comerciales antes de pasar a los aspectos técnicos. La experiencia del usuario debe ser su principal prioridad a la hora de crear cualquier producto. Esto significa pensar en cómo interactuarán los usuarios con su producto y diseñarlo de una manera que sea intuitiva y fácil de usar.

 

  • Crear una visión general de la iniciativa: cualquier nueva iniciativa necesita una visión general inicial. Piense en esto como similar a una caja de juegos de mesa. Le dice lo que hay en la caja, una explicación sencilla del juego y quién lo disfrutaría. Lo mismo se aplica a los productos. Incluya qué problema está resolviendo, a quién le importa, su valor y si los clientes pagarán por ello. Dentro de la categoría «a quién le importa», profundice aún más en el perfil de cliente ideal, el tipo de usuarios, el viaje del cliente afectado, etc. Este proceso de planificación pone la experiencia del cliente a la vanguardia antes de iniciar conversaciones profundas sobre la tecnología. Simplificque el proceso de determinar cómo se verá el producto final cuando se entregue. Este enfoque garantiza que la tecnología esté al servicio de la solución, no al revés.
  • Informes de la hoja de ruta: el tercer consejo para crear simplicidad es informar internamente sobre el estado de la hoja de ruta. En lugar de simplemente usar una hoja de ruta de características con una luz roja o verde para mostrar el estado, comience con las diversas personas afectadas y cómo la nueva característica les afectará a ellos y a su negocio. Esto ayuda a cambiar la conversación, desde qué características se están construyendo hasta cómo se está ayudando a los clientes de maneras que cambian sus vidas.
  • Presentaciones regulares del equipo: anime a sus equipos de productos a pensar primero en la simplicidad. Encuentre un foro para que sus equipos de productos adopten y demuestren la simplicidad en sus productos y sus procesos. Al pedir a cada gerente de producto que presente algo que están simplificando, ayuda a intercambiar ideas entre el equipo y mantiene la simplicidad a la vanguardia.
  • Simplicidad como actividad continua: la simplicidad puede tener un gran impacto en el éxito de cualquier producto. Al mantener las cosas simples y centrarse en la experiencia del usuario, las organizaciones pueden mejorar la adopción, reducir los costos y mejorar la seguridad. Cuando se trata de soluciones de gestión de identidad y acceso, la simplicidad es especialmente importante para mejorar la participación del cliente y reducir el riesgo de vulnerabilidades.

Pero recuerde, la simplificación no es un proyecto a corto plazo ni una actividad de 6 meses. Es una mentalidad continua. Debe estar integrado en todo lo que hace una organización.

 

Fuente: Entrepreneur

Etiquetas: clientes / experiencia del usuario / Negocios / productos / simplicidad

Recomendaciones sobre este tema

Emprendiendo en equipos de seguridad industrial

Emprendiendo en equipos de seguridad industrial

Las ganas de crecer y superarse a nivel personal y profesional inspiran a Gustavo Tinker a vencer cualquier…
Amando el arte de los sombreros ecuatorianos

Amando el arte de los sombreros ecuatorianos

Marco E. Baca es un apasionado “embajador” de esta pieza de vestir elaborada a mano por talentosos artesanos…
Misión Comercial de Puerto Rico a San José  continuará con reuniones en la Isla

Misión Comercial de Puerto Rico a San José continuará con reuniones en la Isla

Ejecutivos de 23 empresas puertorriqueñas participaron en rondas de negocios con empresarios costarricenses y encuentros con empresas como…