Inicie el 2020 con los mejores seguros

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Inicie el 2020 con los mejores seguros

Si carece de un seguro, es momento de que tome la decisión de adquirir uno cuando antes, pues esto le ahorrará muchos dolores de cabeza y le devolverá la tranquilidad a su vida y la de su familia

Si desea iniciar el 2020 protegido y con la tranquilidad de que usted, su familia y sus bienes materiales están resguardados por un seguro, es mejor que tome la decisión de adquirir uno cuanto antes, pero, además, lo ideal es que analice su entorno para saber qué tipo de producto es el que más le conviene.

La industria de seguros sigue creciendo, aunque a paso lento. Aún persisten brechas y retos.

Tan importante es tener un seguro, como comprar el que verdaderamente se ajusta a sus necesidades, pues sería muy doloroso atravesar la emergencia y saber justo en ese instante que el producto con el que se cuenta es insuficiente para hacer frente a lo ocurrido, o que cubre parcialmente los bienes perdidos.

Por eso, decida estar protegido, pero también tómese el tiempo para analizar su entorno, analizar los riesgos a los cuales está expuesto y conocer con certeza qué desea asegurar, para así adquirir el producto que, ante un eventual contratiempo, suplirá todas sus expectativas.

“Primero debe identificar a cuáles riesgos está expuesto. Todas las personas todos los días corremos el riesgo de tener un accidente, de enfermarnos o de perder a un ser querido. En segundo lugar, se debe buscar el seguro que mejor cubra dicho riesgo según las necesidades personales que tiene”, afirma Christian Nolck, presidente de la Asociación Guatemalteca de Instituciones de Seguros (ASIS).

¿Por qué es importante?

Contar con un seguro es un tema al que se le debe tomar la importancia que merece, pues una emergencia toca a la puerta en cualquier momento y enfrentar ese momento sin tener las herramientas necesarias complica mucho el ya duro trance que se puede atravesar.

“En el mercado asegurador se tiene el dicho que el mejor seguro es el que está vigente por lo que todas las épocas del año son buenas para contratar un seguro. Sin embargo, hay que tener una planificación financiera para el año”, afirma Nolck.

“Se debe hacer un ejercicio de calcular cuánto gastaría una persona o una familia en caso de que ocurra algún accidente o imprevisto y después compararlo con lo que pagaría en una prima por un seguro de gastos médicos o de accidentes personales y verían que es mucho más rentable tener un seguro. Una vez se tiene conciencia de la importancia del seguro y de la prevención, solamente hace falta identificar cuales riesgos desea proteger”, aconseja.

En Guatemala, por ejemplo, Nolck reconoce que existe una brecha por llenar en materia de prevención y responsabilidad, lo cual se ve reflejado en el uso del seguro como medida de reducción de pérdidas y de planificación financiera.

“Es necesario que las personas sepan para qué funciona un seguro, pues no es más que la transferencia del riesgo de una persona hacia una institución para que en caso de que ocurra un siniestro, la persona pueda continuar con su vida de forma tranquila y segura sin afectar a su situación económica. También es importante generar confianza en las personas en que el seguro es beneficioso para ellas y para la sociedad al reducir los costos que tendríamos que pagar todos si ocurriera algo fuera de nuestro alcance”, detalla.

Prevención

Norma Montero directora ejecutiva de la Asociación de Aseguradoras Privadas (AAP), en Costa Rica, considera que los seguros deberían convertirse en un renglón más de los presuespecial puestos personales y empresariales,pues es una prevención ante la adversidad.

“La adquisición de seguros es una inversión inteligente y un buen propósito para el nuevo año”, asevera.

“Que inicien (las personas) el año con un recuento de los riesgos personales de accidentes, salud o vida, de aquello a lo que están expuestos los bienes que poseemos como vivienda, automóvil y otros, para considerar la adquisición de un seguro que nos devuelva las pérdidas patrimoniales sufridas por los siniestros a los que todos estamos expuestos”, recomienda.

En Costa Rica, los seguros obligatorios de automóviles y riesgos del trabajo representan el 27% de las primas. Del 73% restante de seguros voluntarios, los más utilizados son los de automóviles con el 29,7% del mercado; vida con 21,3%, salud 16% e incendios con 14,6%, según datos de la Superintendencia General de Seguros de Costa Rica (SUGESE), aportados por la AAP.

Según esa entidad, los seguros más buscados son los ligados a créditos o productos financieros, también en el caso de salud se tienen las pólizas adquiridas por corporaciones para cubrir a sus colaboradores como un incentivo laboral adicional.

Retos

En cuanto a ingreso por primas, Costa Rica es el mercado más grande, pues a junio del 2019, representaba más del 23% del total regional, con poco más de US$812 millones; seguido por Panamá, con US$774 millones (22%).

Todos los países de la región experimentaron crecimiento en el ingreso de primas si los comparamos de junio del 2018 a junio del 2019. La excepción es Nicaragua, que más bien tuvo una disminución de US$108,7 millones a US$97,3 millones.

Los seguros permiten proteger a las familias y les da herramientas para enfrentar un momento difícil.

Para este 2020, Christian Nolck, presidente de AGIS, considera que en Latinoamérica, Guatemala es el país que probablemente tiene la mayor oportunidad de crecimiento.

“Tenemos una gran base de jóvenes que tienen nuevas necesidades, por lo que para el sector asegurador será un gran reto identificar esas nuevas tendencias y ofrecer productos que sean atractivos a dichos jóvenes. Por otro lado, es necesario modernizar la regulación para ofrecer productos de una forma más atractiva y accesible que permita mejorar la penetración del seguro en la población guatemalteca. También es necesario que el Estado como política pública fomente la prevención y la responsabilidad a través del seguro, reconociendo que tiene una utilidad social para las personas y para el Estado”, asegura.

Se espera que en ese país, los ingresos por primas sean más de 7.000 millones de quetzales (US$909 millones) en 2019, habiendo pagado alrededor de 3.500 millones de quetzales durante el año. En los últimos diez años los seguros que han tenido mayor crecimiento son los de salud y vida, por lo que se espera una reactivación de estos para cubrir a más familias.

Norma Montero directora ejecutiva de la Asociación de Aseguradoras Privadas (AAP), en Costa Rica, comenta que el mercado de seguros continúa presentando brechas, por ello presenta una oportunidad de crecimiento.

“La inclusión financiera es uno de los retos más importantes no sólo en cuanto al diseño de productos para esos sectores no cubiertos, si no también para conseguir un balance entre la protección al consumidor y la flexibilidad de los procesos de comercialización de estos seguros”, cuenta.

Según el reporte de la Superintendencia General de Seguros, entre setiembre del 2018 y setiembre del 2019 se reportó un ingreso total por primas de US$1,372 millones, en Costa Rica.

“La industria de seguros va de la mano con el desarrollo económico de los países. En este sentido, estamos ante una situación difícil pero que también incentiva la creatividad y la competencia en el mercado. Realmente no vemos mayores cambios en las tendencias del mercado”, añade Montero.

Angie López
el autorAngie López
Editora Vida y Éxito - angie@vidayexito.net

Deja una respuesta