“Buscamos crear redes”

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

“Buscamos crear redes”

Ultimate Gray+Illuminating, el color del año.

“Buscamos dar visibilidad a las iniciativas de emprendedores y Organizaciones No Gubernamentales (ONG) para facilitar la identificación de socios estratégicos”, afirma la presidenta de VSL. “Además, nuestra intención es formar redes a través de la conectividad que brindan las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), facilitando el intercambio de experiencias exitosas y buenas prácticas”.

Este ente conector cuenta con un directorio en Venezuela de más de 200 ONG registradas y se encarga de hacer el seguimiento y la evaluación de los resultados de los proyectos que financia, de manera que las organizaciones desarrollen las capacidades para medir las intervenciones que realizan.

VSL pone a disposición del público información acerca de las organizaciones registradas en ella, facilita a las empresas el ejercicio de su responsabilidad social, recauda y distribuye donaciones de bienes nuevos y usados para las ONG, apadrina proyectos, cuenta con un fondo de inversión para proyectos sociales y gestiona el intercambio de voluntarios, entre otras actividades. También ofrece consultorías para la elaboración de Programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), talleres de formación y diseño de campañas para el fomento de la RSE.

Mireya Cisneros, psicopedagoga y administradora de empresas, madre de seis hijos, forma parte como consejera del Consejo de la Sociedad Civil para Venezuela del Banco Interamericano de Desarrollo. También es la vicepresidenta de Unidos en Red, fundación que se originó en el grupo de Padres e Hijos de Familias Latinoamericanas, y ha nacido este 2012, con sede en Panamá, para convertirse en una plataforma que busca conectar a agentes de cambio en toda Latinoamérica.

Para la entrevista utilizamos Blackboard Collaborate, software que VSL dona a las organizaciones y que permite realizar conferencias online, aprendizaje interactivo con clases virtuales, mensajería instantánea y grabaciones, entre otros facilidades.

¿Quiénes fundaron Venezuela sin Límites y por qué surgió esta organización?
Venezuela sin Límites (VSL) fue fundada por mi esposo, Oswaldo Cisneros, mi suegra, Carmen Cisneros, y yo hace 12 años. Comenzó como una iniciativa para formar redes y canalizar la inversión social, luego entendimos que lo más importante era educar a quienes hacen responsabilidad social, trabajamos entonces con nuestras empresas, pero también con cualquier persona que requería la asesoría para impulsar y promover agentes de cambio. Promovemos la responsabilidad social a través de la educación, la tecnología y la comunicación.

¿Conectar a quienes necesitan ayuda con quienes disponen de recursos para ayudar es su labor?
Venezuela sin Límites busca conectar a los que quieren invertir socialmente con quienes saben cómo hacerlo. Eso significa que buscamos crear redes, tanto nacionales como internacionales, que vayan más allá de la canalización de recursos y se orienten hacia el intercambio de buenas prácticas entre ONG, emprendedores y empresarios socialmente responsables.

¿Por qué optaron por fortalecer a las ONG existentes, en lugar de poner en marcha sus propios programas de acción social?
En Venezuela sin Límites consideramos que la tecnología es una herramienta clave para lograr la conectividad. Mientras más ONG tengan acceso a la tecnología más completa, más rica en experiencias exitosas será nuestra red.
Detectamos que ya existían las capacidades en las organizaciones, entonces tomamos la decisión de potenciarlas y crear más impulsando nuevas iniciativas sociales. A través de nuestras capacidades brindamos herramientas para que tengan mayor impacto, asímismo hemos promovido la relación con aliados.
Consideramos que a través del empoderamiento de ONG de todo el país podemos tener un alcance mayor, más eficiente y más a largo plazo que buscando poner en marcha programas de acción social por nuestra cuenta. En pocas palabras, identificamos la forma de tener mayor impacto social, en vez de crear nuestra propia fundación.

¿Cuáles han sido los principales logros y objetivos de VSL desde su fundación?
Crecer en tiempos de crisis (social y política); generar confianza a la red de ONG a través de acciones; brindar apoyo a la comunidad durante la tragedia de Vargas [desastre natural ocurrido en Venezuela en 1999, con miles de fallecidos], a través del acercamiento a los afectados, detección de necesidades y búsqueda de personas extraviadas. A partir de ese momento detectamos la necesidad de un articulador de ONG, medios de comunicación, policía, bomberos y todos los actores que fueron parte de los equipos de apoyo durante el suceso. También se materializó el apoyo a la Orquesta Sinfónica de las Américas [formada por músicos de 23 países diferentes] en momentos críticos del país (financiamiento, logística, patrocinio y ejecución del concierto), y se ha consolidado la red de organizaciones sociales que hacen vida en el país. Otro logro ha sido la implementación de la plataforma tecnológica a través de la sistematización de proyectos, mapas sociales, uso de Blackboard, Share Point y georreferenciación (sistema que facilita la búsqueda de ONG por estados, tipo de beneficiarios y áreas de atención), tecnología de punta al servicio de nuestras organizaciones miembros.

¿A cuántas organizaciones apoyan y en qué áreas de acción social?
Actualmente, Venezuela sin Límites apoya a 211 ONG especializadas principalmente en las áreas de educación, salud y ambiente. Sus campos de acción van desde la prevención del embarazo adolescente, prevención de drogas, nutrición infantil, inserción de los jóvenes al trabajo, promoción de las artes visuales como un vehículo de construcción de paz, la superación personal a través de la tecnología, formación de docentes en el uso de las TIC y la prevención del cáncer de seno.

¿Algunas de las ONG con las que han colaborado?
Nuestra prioridad está enfocada en niños y adolescentes. En el campo de la salud hemos apoyado a diversas ONG, entre ellas la fundación De Todo Corazón Richard Gibson, que brinda atención a niños y adolescentes de escasos recursos que padecen enfermedades del corazón y que requieren intervenciones quirúrgicas. Uno de nuestros principales aliados, Prevención sin Límites, desarrolla programas de prevención de drogas a través de charlas, formación y actividades lúdicas. También hemos trabajado con la Fundación de Atención Integral Juvenil (FUNDAINIL), que a través de actividades de promoción, divulgación e integración busca crear conciencia en familias, escuelas, comunidades y el sector empresarial en materia de drogas.

VSL cuenta con una asociación estratégica con Microsoft, ¿en qué consisten los programas de educación que promueven?

En el 2006 Venezuela sin Límites comenzó a buscar herramientas tecnológicas que permitieran integrar a todos los públicos relacionados hasta dar con las bondades que ofrece Microsoft Office Share Point 2007 (MOSS 2007), el cual fue donado por Microsoft Latinoamérica para beneficiar a los diferentes actores con los que VSL se relaciona y de esta manera ir disminuyendo la brecha digital. MOSS 2007 se ajusta a nuestras premisas de comunicar, informar, divulgar, recaudar, instruir con herramientas tecnológicas que sean escalables y brinden transparencia y eficiencia en los procesos sociales.
Gracias a la alianza con Microsoft estamos desarrollando la Academia de Formación Continua dirigida a nuestras organizaciones aliadas, la metodología de adiestramiento de base en Webinars [seminarios que se transmiten por web] y el evento NGO Day o Día de Conexión [Encuentro de Tecnología para Organizaciones sin Fines de Lucro].

Ustedes ponen en contacto a voluntarios interesados en el trabajo comunitario con organizaciones que necesitan personal. ¿Somos generosos con nuestro tiempo y el prójimo?

Con el módulo de voluntariado de nuestra página web hemos tenido una experiencia muy grata, ya que hemos visto cómo se han sumado cada vez más personas motivadas por las ganas de participar en los proyectos de nuestras ONG registradas, que van desde conciertos y exposiciones hasta eventos deportivos y recaudación de fondos.
Actualmente contamos con una base de datos de más de 2.000 voluntarios, por lo que podemos decir que sí somos generosos con nuestro tiempo al momento de colaborar con quienes más lo necesitan.

¿Cómo funciona su módulo de voluntariado?
Permite conectar a las personas que quieren donar su tiempo para apoyar una causa, con las ONG registradas en Venezuela sin Límites que necesitan ayuda de personas externas para poder sacar adelante sus proyectos. En este sentido, esta iniciativa está dirigida tanto a personas naturales o jurídicas como a ONG.
Adicionalmente, esta herramienta facilita a los estudiantes universitarios el cumplimiento de su servicio comunitario, poniendo a su disposición esta plataforma de proyectos de voluntariado.

¿Cómo se involucró usted en el mundo de la RSE?
Comencé apoyando a mi esposo en el grupo de empresas familiares, de eso hace ya 13 años, vimos la posibilidad de independizar los servicios a fin de vincular a más empresas y así creamos a Venezuela sin Límites. Dedico el 100% de mi tiempo a promover la RSE.

VSL ofrece consultorías sobre RSE, ¿a quiénes están dirigidas?
A empresas que desean asesoría para poder ejercer su Responsabilidad Social Empresarial, con el fin de estimular la inversión social de manera eficiente y responsable hacia la comunidad y promover, captar y canalizar recursos para las ONG registradas en Venezuela sin Límites.

También, con ayuda de Digitel, cuentan con DAR, plataforma de recaudación de fondos para las ONG por medio de mensajería de texto. ¿Cómo les ha ido con esta herramienta?
Este proyecto se desarrolla a través de una alianza con Ogangi, una integradora de servicios en tecnología móvil. La plataforma permite a través de todas las operadoras, que todos los usuarios de telefonía móvil puedan ayudar. Solo Digitel exonera todos los gastos operativos y apoya en la comunicación.
DAR permite a toda persona con acceso a la telefonía celular colaborar con las causas sociales que atienden las ONG registradas en Venezuela sin Límites, gracias a una alianza con las tres principales operadoras de telefonía móvil en el país. Nuestras ONG han tenido muy buenas experiencias con el uso de esta plataforma, ya que les ha permitido hacer visibles sus causas sociales e incentivar la colaboración de los usuarios para proyectos específicos.

¿Cómo funciona el Banco de Proyectos que desarrollan junto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Unicef?
El Banco de Proyectos es un mecanismo de fortalecimiento institucional que lleva a cabo el Programa de Proyectos de Venezuela sin Límites a través del Fondo de Inversión Social (FIS), que se forma gracias a la inversión de empresas aportantes y personas particulares.
El objetivo del FIS es otorgar fondos que contribuyan al financiamiento de proyectos sociales mediante tres fases: capacitación en formulación, seguimiento y evaluación de proyectos.
La octava edición del Fondo de Inversión Social recibió un total de 75 propuestas sociales de las cuales resultaron beneficiadas 26. El fondo a repartir entre las ONG seleccionadas será de 6.659.350,72 bolívares (alrededor de US$1,5 millones), que se otorgan a través de varios aportes atados cada uno a su respectiva rendición de cuentas. Contribuirá a mejorar la calidad de vida de unas 700.000 personas tanto directa como indirectamente en todo el país, entre ellas niños, adolescentes, mujeres, adultos mayores y comunidades indígenas.
El BID nos apoyó en la creación y conceptualización del Fondo de Inversión Social, y se ha mantenido a través de los años prestando representantes de su equipo técnico como evaluadores, al igual que han participado UNICEF, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y otras organizaciones.

¿Cómo evalúa el papel de la mujer en la RSE?
La mujer tiene un rol fundamental como motor de crecimiento e inclusión social, creo que tenemos mayor sensibilidad para afrontar los temas sociales.

¿La Responsabilidad Social ya ha alcanzado la madurez en su desarrollo?
No, todavía hay mucho que aprender y compartir. Ha evolucionado muy rápido, ya que el mercado está exigiendo empresas socialmente responsables.

¿Los ciudadanos somos suficientemente responsables? ¿Apreciamos la labor de las empresas en esta materia?
Creo que estamos más conscientes, pero todavía falta mucha participación.

Myriam B. Moneo

Deja una respuesta