• 28 noviembre, 2023

Ángela Hasbun, una joven proactiva en el área de Finanzas y Gestión

Ángela Hasbun, una joven proactiva en el área de Finanzas y Gestión

Desea crecer personal y profesionalmente, generar riqueza y divertirse en el proceso.

Por Milagros Sánchez Pinell

“Si ellas pudieron, yo también puedo” es la reflexión con la que Ángela Hasbun Dueñas se inspira todos los días al recordar a su madre y a su abuela, dos valientes y emprendedoras mujeres que han marcado la vida de esta joven salvadoreña que recién inició su vida laboral.

Ángela Barrientos, su abuela, enviudó con tres pequeños hijos y se puso al frente del negocio de su esposo antes de cumplir los 30 años y Ana Dueñas, su madre, emprendió con éxito un negocio de joyería en El Salvador, a pesar de ser un mercado muy competitivo en su país.

Ambas historias son fuentes de inspiración para que Ángela desafíe sus habilidades y conocimientos en una industria que, ella asegura, está dominada por el sexo masculino.

“Me di cuenta de que en mis clases de finanzas la mayoría eran varones. En ese momento pensé que, si mis clases eran así, seguro que en los trabajos sería igual y me costaría encontrar uno. Sin embargo, más que arrepentirme o darme miedo decidí atreverme”, expresó la joven de 23 años.

Ángela, en mayo del 2023 se graduó con una doble especialización en Finanzas y Gestión en la Universidad de Miami (UM). Recién comenzó a trabajar con una empresa de Wealth Management como Associate en un grupo de Financial Advisors.

Antes de graduarse realizó una pasantía en Compass, una empresa de tecnología inmobiliaria y otra pasantía en Toauto, empresa de su padre en El Salvador.

Además, en UM formó parte de dos importantes organizaciones: Real Estate & Finance Association (REFA) y en The Latina Project Scholar, un grupo liderado y conformado por mujeres latinas.

Se considera una profesional altamente capacitada y orientada a los detalles con experiencia en análisis, resolución de problemas y mejora de procesos. Tiene capacidad para comunicar temas complejos a una audiencia diversa.

¿Cómo se define?

Soy súper persistente. A veces me cuestan más las cosas porque soy muy perfeccionista, tanto así que, aunque sienta que las cosas me salen más dificiles soy muy persistente en conseguir como quiero que sean las cosas. Además, como intento hacer las cosas de la mejor manera que pueda, eso me ayuda mucho para aprender de los errores que haga en el camino y continuar tratando.

¿Nunca había vivido en los Estados Unidos antes de venir a la universidad?

Mi papá trabaja mucho con socios de acá, entonces siempre veníamos seguido. A partir de allí me empezó a interesar la idea de estudiar en Miami, aunque también contemplé irme a España.

¿Qué le hizo decidir por Miami?

Primero, había escuchado maravillas de UM y me interesé más cuando vi la oferta de carreras que tenían y las oportunidades de trabajo para después. Sentí que era una gran oportunidad. Siento que Miami es un lugar donde estás expuesto a trabajar con clientes de todos lados. Por ejemplo, veo que la mayoría de los clientes donde estoy trabajando ahorita son de Latinoamérica. Así que, si algún día quiero regresar a El Salvador siento que me puede servir como una red y como una gran experiencia, el relacionarme con clientes de diferentes países.

¿Cómo fue su experiencia universitaria?

Al inicio fue un shock cultural en cuanto al tema de la adaptación que duró los primeros seis meses. El idioma, el sistema educativo y las clases todo eran super diferentes y nuevo para mí, pero con el tiempo me costó menos. Era necesario estar con la mente abierta para aprender rápido las cosas porque es muy diferente a estar en el colegio, donde te dicen lo que tienes que hacer. Así que, puedo decir que al principio fue difícil, pero eventualmente cuando fui entendiendo todo, me encantó. Aprendí muchísimo más de lo que me imaginé y la Universidad de Miami también me encantó, desde los profesores, la gente y el ambiente.

¿En algún momento se ve trabajando en la empresa de su papá?

Más bien me encantaría emprender, pero en un área distinta a la de automotriz. Me interesa la industria del desarrollo inmobiliario, aunque mi papá también trabaja un poquito en bienes raíces, pero más como en el área industrial. Por ahora, eso es lo que más me interesa.

¿Qué experiencia le aportó sus pasantías?

Me enseñó lo que era el ambiente laboral y me ayudó a descubrir el ámbito en que me quería especializar. Yo tomé esa pasantía en Compass porque al inicio estaba confundida de si quería dedicarme a algo creativo como marketing o si quería algo más relacionado con números, así que quería tener la experiencia más allá del salón de clases. Sin duda, me ayudó a darme cuenta de que los proyectos que tenían números y análisis me interesaban más que el marketing.

¿Cómo llega a este nuevo trabajo?

Apliqué a la posición, así como lo hice en otras empresas. Ellos me llamaron, hablé con ellos  y me parecieron súper buena gente, además, estaban dispuestos a entrenarme y a enseñarme todo lo del negocio.

¿Qué cree que vieron en usted para contratarla?

Vieron mi interés de aprender. Desde la primera entrevista les dije que lo que más me interesaba era aprender. Estoy súper dispuesta a dar lo mejor de mí, así que creo que eso fue lo que más les gustó.

Pienso que al final es importante tener personas jóvenes en un equipo, que traiga ideas nuevas y que en un año puedan hacer y aprender lo  mismo que hacen ellos.

Se que está empezando, pero ¿qué puede decirnos de su trabajo?

Es súper interesante. Me gusta porque trabajo con clientes internacionales y siento que además de apoyar a las personas en sus necesidades y ayudarlos con sus metas financieras, me da mucha oportunidad para mi propio crecimiento profesional.

¿Cómo se visualiza en un futuro?

Me visualizo en una carrera parecida a lo que estoy haciendo. También me encantan los negocios, pero lo que quiero es emprender. Se que en un futuro lo voy a hacer, aunque todavía desconozco en qué área específica. Me veo teniendo mi propio negocio.

¿Ha pensado regresar a El Salvador?

Quiero quedarme más acá, pero quizás volveré en un futuro lejano a mi país.

¿Cuáles son sus pasatiempos favoritos?

Siempre me ha encantado escribir, quizás podríamos decir la escritura creativa. Eso sí, en el colegio lo practicaba más, así como leer y también siempre que había oportunidad tomaba algunas clases sobre liderazgo

¿Tiene en mente otros estudios?

He pensado en un máster, tal vez dentro de uno o dos años, aunque todavía tengo que definir en qué. Sin embargo, me interesa mucho uno en análisis de negocios (business analytics) o en finanzas y tecnología.

Etiquetas: emprendedora / estudiante / Miami / Roaring 20 / universitaria

Recomendaciones sobre este tema

El dulce emprendimiento de Victoria Ortíz

El dulce emprendimiento de Victoria Ortíz

Soñaba con vivir en Estados Unidos y crecer en la industria financiera, pero el destino la llevó de…
El arte de endulzar

El arte de endulzar

Con mucha inversión, horas de trabajo, entrega, persistencia y riesgo abrió la primera tienda de Chocolates Helena en…
Consintiendo a sus perritos 

Consintiendo a sus perritos 

Daphni Omirou Castro ofrece servicio de guardería, hotel, grooming, nutrición y tienda.