• 10 junio, 2023

Colágeno: Pieza fundamental para el cuidado del cuerpo y la piel

Colágeno: Pieza fundamental para el cuidado del cuerpo y la piel

El buen estado de los huesos y articulaciones dependen del colágeno que tenemos en el cuerpo.

El colágeno se ha visto por años como un suplemento que toman las personas mayores para evitar el debilitamiento de los huesos, sin embargo, se ha comprobado que, a cualquier edad este suplemento es necesario para el funcionamiento adecuado de muchas articulaciones, tendones, piel, arterias, entre otras partes del cuerpo.

“A veces pensamos que por estar jóvenes no necesitamos preocuparnos por el colágeno y que es algo solo para adultos mayores, lo que muchos nos saben es que es una fuente de bienestar y necesitamos cuidarlo para que tengamos una salud estable”, comenta la doctora en nutrición Melania Cevo de Consultas Nutrición.

Según la experta, el colágeno ayuda a mejorar el estado de la piel, los huesos, articulaciones, músculos, ligamentos, cabello, analgesia, salud intestinal, entre otros.  Y dentro de los más de 28 tipos que existen en el cuerpo lo más importantes son:

  • Tipo 1: Está en todo tejido conectivo (cicatrización, tendones, ligamentos, huesos, piel, arterias, dientes).
  • Tipo 2: Se encuentra en los discos intervertebrales, cartílagos y articulaciones.
  • Tipo 3: Este está en la piel y vasos sanguíneos
  • Tipo 4: en riñones, oído interno y globo ocular, este tipo es necesario para recuperar mucosa intestinal, permeabilidad, auto inmunidad, etc.

Malos hábitos evitan su adecuado funcionamiento

A pesar de tener tantas bondades y ser tan importante para el organismo, las personas realizan acciones que a largo plazo pueden dañar su buen desempeño, por ejemplo una alimentación inadecuada, que produzca inflamación altera su trabajo, así como tener problemas en la cantidad de testosterona que producimos en el cuerpo, dietas extremas o bajas en carbohidratos, la falta de sueño, el tabaco, estrés en exceso y el consumo de alcohol son diferentes factores que pueden ayudar a bajar la producción de colágeno.

Cevo explica que, “llevar una vida balanceada ayuda a tener un estado general de salud bueno, evitando así enfermedades serias que pueden afectar el buen funcionamiento del cuerpo a mediano y largo plazo, entre ellas la producción de colágeno con todas las consecuencias que esto conlleva”.

Desde los 25 años, este elemento deja de desarrollarse en masa, pero no al 100%, por esto es necesario tomar acciones que promuevan su producción y suplementar con alimentos ricos en colágeno para apoyar en este trabajo.

A los 60 años aproximadamente, el cuerpo pierde el 50% de su capacidad para sintetizar el colágeno, por esto, desde años atrás debemos buscar maneras de ayudarle al cuerpo a producirlo y tener el organismo en la mejor forma posible para que el golpe no sea tan fuerte, según la nutricionista.

Mala alimentación, consumo excesivo de alcohol y fata de sueño son algunos factores que lo afectan.

La buena noticia es que a nuestro alrededor hay alimentos que de forma natural pueden ayudarnos a producir colágeno de manera nutritiva y económica. Entre ellas se encuentra el caldo de hueso (cocinado durante 8 horas a fuego bajo), cortes de carnes rojas con hueso, sopa de patas de pollo, sopa de pollo, mariscos altos en cobre y en el pescado como: sardinas, anchoas, ostras, camarones y bacalao, en las claras de huevo y la membrana de la cascara del huevo, cítricos (toronja, naranja, limon), hígado, frutos rojos, guayaba, el mango, ajo, frijoles, marañones, frijoles, tomate, gelatina, aloe vera y el chile dulce.

El consumo de estos alimentos puede ayudar a aliviar dolores articulares, casos de osteoporosis, puede ayudar a prevenir la desmineralización y desgaste óseo, podría ayudar a reducir la perdida muscular, y aumenta la protección cardiovascular (elasticidad en los vasos sanguíneos).

Su suplementación en muchos casos es necesaria y se puede conseguir en el manganeso, cobre, zinc, vitamina A, B1, B2, B6, C, K, ácido hialurónico y en el colágeno hidrolizado, que es la forma de colágeno con mayor biodisponibilidad. Estos ayudan a mejorar condiciones donde el cuerpo ya se ve afectado por la falta de este e incluso a revertir ese efecto sobre el organismo.

Los resultados de este consumo se podrán materializar después de las primeras 8 semanas de la suplementación, la misma ayudará a evitar el envejecimiento de la piel, apariciones de hernias, debilidad muscular, pérdida de masa ósea y por ende enfermedades como osteoporosis, enfermedades vasculares, entre otras.

Es importante conversar con su especialista en nutrición para que, de manera profesional pueda verificar su estado de salud y complementar con lo que se adapte a cada caso.

Etiquetas: adecuado funcionamiento / alimentación saludable / colágeno / Consultas Nutrición

Recomendaciones sobre este tema

Mitos y verdades del colágeno

Mitos y verdades del colágeno

Descubre datos importantes de este suplemento y cuáles son sus beneficios reales.
Rol principal del pan para la salud global

Rol principal del pan para la salud global

El pan integral puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas.
4 Consejos de salud y bienestar para disfrutar del carnaval

4 Consejos de salud y bienestar para disfrutar del carnaval

Durante el Carnaval, el cuerpo experimenta una rápida pérdida de líquidos debido a la actividad física generada al…