El valor terapéutico del arte

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasEstilo de VidaSaludTop News

El valor terapéutico del arte

La terapia artística se utiliza en el tratamiento del autismo, cáncer de mama, enfermedades crónicas, ansiedad, depresión y otras condiciones emocionales.

No se limitan a su valor estético, ni solamente a promover el cambio social. Psicólogos, artistas, organizaciones no gubernamentales y terapeutas utilizan varias manifestaciones artísticas para tratar diversas condiciones de salud

¿Alguna vez ha sentido que le ahogan sus emociones, le agobian los problemas y no sabe qué hacer?

La terapia artística se utiliza en el tratamiento del autismo, cáncer de mama, enfermedades crónicas, ansiedad, depresión y otras condiciones emocionales.

Especialistas en psicología han encontrado en el arte, no solo un método para tratar de forma creativa y sana las emociones reprimidas, sino que se le utiliza en una amplia gama de condiciones de salud, con aplicaciones tan específicas como la psicooncología -para el abordaje psicológico del cáncer-, hasta el tratamiento psicológico del alzheimer o del autismo.

Adrián Hill fue la primera persona que utilizó y acuñó el término de arteterapia, en 1942, según relata la Universidad de Guanajuato, México, en su documento Expresión de emociones, resolución de conflictos y autoconocimiento
mediante el uso de técnicas de arteterapia.

Hill comenzó a usar el arte como pasatiempo, mientras se recuperaba de una tuberculosis y también la aplicaba para librarse de la angustia y el terror que se vivía en esa época de postguerra. Los doctores, muy interesados en el tema, le pidieron a Hill que les ayudará a implementar el arte como terapia, especialmente con los soldados que regresaban de las guerras.

Así se dieron cuenta de que el arte no solo era un pasatiempo, sino que ayudaba a las personas a recuperarse de traumas, ansiedad y depresión.

Lea la nota completa en nuestra revista digital. (Suscríbase gratis en el link de abajo)

Revista digital

Arturo Castro Barrantes

Leave a Reply