Aprenda a ejercitar su memoria

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasEstilo de VidaSalud

Aprenda a ejercitar su memoria

Escriba todas las ideas que se le vengan a la mente.

Cambios en el estilo de vida pueden a ayudarle a tener una buena memoria

Muchas veces olvidamos donde ponemos las cosas, nos cuesta retener en nuestra memoria algunos números de teléfono o perdemos una cita, esto es un llamado de atención para ejercitar nuestra mente.  Algo que se puede hacer con algunos cambios en nuestro estilo de vida, informa Prensa Libre.

Estos son algunos de los consejos que dan los expertos para ayudar a reducir los riesgos de padecer en un futuro alguna tipo de demencia o tener una memoria débil:

1. Evite el tabaco. Este hábito provoca niveles bajos de oxígeno en el cerebro, lo cual promueve la producción de la proteína que se encuentra en las placas cerebrales.

2. Siga una dieta mediterránea. Varios estudios recientes han puesto de manifiesto el potencial de esta dieta para reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer.  Esta incluye frutas, vegetales, aceite de oliva y carnes bajas en grasas.

Escriba todas las ideas que se le vengan a la mente.

3. Realice actividad física. Ejercitarse con regularidad promueve los mecanismos de reparación celular y de tejidos, lo cual permite el desarrollo de nuevas células en el cerebro, según menciona Nicholas Rodríguez, licenciado en enfermería geriátrica.  Eso permite que su memoria se mantenga activa.

4. Socialice. Mantener una vida social activa durante toda la vida puede ofrecer protección, considerándose importantes tanto los lazos sociales con los demás, como el tiempo de ocio y recreación.

5. Controle su tensión arterial. Si la presión sanguínea se mantiene alta se incrementan las probabilidades de demencia, eso ocurre como consecuencia de un derrame cerebral, o a causa de una enfermedad micro vascular, es decir vuelve lento el flujo de sangre que circula por el cuerpo, dañando con ello las células y los nervios del cerebro, según explica el cardiólogo Juan Rivera.  Por eso vigile que su presión arterial se mantenga en los rangos normales 120/80 mm Hg.

6. Medite. Esto resulta muy efectivo para despejar la mente, y le ayuda a enfocarse en el “aquí y el ahora”.  Tirar toda la basura emocional y los pensamientos que tiene en la mente, crea espacios para tener nuevas posibilidades y sentirse en plenitud.

7. Respire conscientemente. Destine unos minutos al día para respirar de manera efectiva y consciente.  Para lograrlo, primero exhale profundo y saque todo el aire; con ello desecha también el estado de ánimo, después expulse el aliento lo más lejos que pueda.  Repita este procedimiento varias veces hasta percibir una sensación de relajamiento físico y emocional.

Haga actividad física.

8. Regálese un minuto. Necesita tener a la mano un cronómetro en el que pueda programar un minuto exacto. Encuentre un momento y lugar donde nadie le interrumpa, incluso coloque un rótulo que diga: “Regreso en un minuto”.  La idea es que nada le distraiga, por eso aléjese un momento de la computadora, celular o televisión.

9. Practique yoga. Destine un tiempo para practicar esta filosofía de vida, eso le ayudará a darle atención al cuerpo, mente y respiración. Esta práctica incluye posturas o Asanas, que ponen en práctica respiración y meditación. A través de ellos, cuerpo, mente y respiración experimentan la unión en armonía.

10. Exprésese.  Si su mente es una telaraña de pensamientos, una forma de ayudarse es escribirlos.  Comience con una escritura libre: cómo se siente y por qué, así como quiere hacer sobre ello. Después de anotar esta información, tendrá algo concreto en que centrarse, eso le ayudará a tener un sentimiento de logro, incluso aunque no haya “hecho” nada.

Fuente: Prensa Libre

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply