Gigantes crecen en el corazón de Centroamérica

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasEspecialesNegocios

Gigantes crecen en el corazón de Centroamérica

Aunque muchas multinacionales han sido fundadas en otros países del mundo se han vuelto parte de la región que las ha visto evolucionar

La región las ha visto crecer, consolidarse y evolucionar, además, llegaron a cambiar la dinámica económica y social de los países donde operan y han recibido a cambio
mano de obra calificada, costos de operación más favorables respecto de otras naciones y estabilidad política y económica.

Se trata de esas grandes empresas y multinacionales que, aunque no fueron fundadas en Centroamérica, han crecido en la región y por tanto se han vuelto parte de la población, que las siente cercanas y suyas y, por ello, les guarda fidelidad y lealtad. Telefónica, McDonalds, Cemex, Coca Cola y Claro son tan solo algunas de esas compañías que tienen muchos años de haberse establecido en nuestros países, los cuales han sido testigos de esa evolución y progreso, pero también han recibido el desarrollo que estas compañías traen consigo.

Centroamérica ha visto crecer a Coca Cola y esta le ha dado a cambio progreso.

Estas corporaciones brindan diversos beneficios a los países donde se establecen como el traslado de tecnología mediante la inversión y el comercio, la generación de empleos de calidad y el posicionamiento del país en el mapa mundial por el personal calificado, entre otros más.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la inversión extranjera directa (IED) dirigida a Centroamérica alcanzó en el 2017 una cifra récord de US$13.083 millones. Panamá se ubicó como el mayor receptor, seguido de Costa Rica. Ese año, las entradas de IED se mantuvieron estables en Guatemala, Honduras y Nicaragua, pero aumentaron con fuerza en El Salvador.

Desarrollo

En Costa Rica, por ejemplo, según la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), hay más de 300 multinacionales que incluyen 29% de las 100 compañías enlistadas por la revista Fortune. El año anterior, esas 300 empresas generaron 13.754 nuevos empleos formales, todos provenientes de los sectores de ciencias de la vida, manufactura avanzada y liviana, industria alimentaria y servicios corporativos.

“La presencia de estas empresas en el país permite tener empleos formales, de calidad, bien remunerados; así como posicionan al país como un punto estratégico donde se puede invertir y reinvertir. El talento humano costarricense ha demostrado estar al nivel de estas empresas, donde el dominio de un segundo y tercer idiomas son esenciales”, comenta Vanessa Gibson, gerenta de Clima de Inversión de Cinde.

El Foro Económico Mundial ubica al país como el segundo sitio más competitivo de América Latina.

De acuerdo con Gibson, Costa Rica es un destino de inversión muy posicionado a nivel mundial gracias a su propuesta de valor, la cual se basa en una trayectoria comprobada, talento humano calificado, localización estratégica, excelente clima de negocios, una robusta infraestructura y calidad de vida.

“El país es reconocido como un destino estratégico para inversiones tipo Greenfield en sectores como servicios corporativos, ciencias de la vida, manufactura avanzada, manufactura liviana e industria alimentaria. Incluso, Cinde ha visualizado recientemente potencial para atraer inversión en nuevas industrias como salud y bienestar, cuidado personal, empaques inteligentes, almacenamiento de energía y energías limpias, e-health, arquitectura y diseño”, agrega la experta.

Afirma que añaden un nuevo sector estratégico llamado tecnologías digitales, bajo el cual se busca inversión en áreas de analítica e informática, animación, gaming, filmes, televisión y video.

“Se empezó la atracción de empresas multinacionales desde la década de 1980 y después, con el arribo de Intel, Costa Rica supo maximizar esto hito para convertirse en una sede altamente competitiva y atraer más inversión extranjera directa y así cambiar el modelo de desarrollo”, sostiene.

Estratégicos

Guatemala es otro país en el que estas grandes empresas fijan sus ojos para establecer allí sus operaciones por el recurso humano y su ubicación. Según Cepal, en el 2017 recibió IED por un monto de US$1.147 millones. Los sectores que recibieron más IED el año pasado fueron comercio y manufactura.

Grupo Fogel, una de las empresas líderes en el campo de la refrigeración, fue fundada en 1899 por el señor William Fogel, en Filadelfia, Estados Unidos, pero fue en 1967 cuando se expandió a Latinoamérica y el Caribe. Desde entonces, innovar, escuchar a los clientes y brindarles las mejores y más eficientes soluciones de refrigeración comercial han sido las claves del éxito y la forma de mantenerse cerca en el corazón de nuestras poblaciones.

A ello se le suma la calidad del producto y la capacidad de Fogel para adaptarse a los requerimientos y necesidades de cada uno de sus consumidores.

CBC, compañía multilatina de bebidas, es un ejemplo de empresa que ha crecido en la región. Tienen el portafolio más grande de Centroamérica y presencia en más de 35 países. La fundó en 1885 Enrique Castillo Córdova y desde entonces no ha parado de crecer. Ha
recibido el premio como Mejor Embotelladora de Latinoamerica en 1990, 1993, 2000, 2002 y 2009.

McDonald’s ha crecido en la región.

También es importante destacar a Cemex como otra multinacional posicionada en muchos países del mundo y Guatemala no es la excepción. Esta compañía de materiales para la construcción, que ofrece productos de alta calidad y servicios en más de 50 países, inició operaciones en esa nación en el 2001, cuando compró el 50% de las acciones de la empresa Cementos de Centroamérica.

En el mundo del consumo hay muchas marcas que se pueden destacar. Johnnie Walker es también una marca mundial muy cercana a la región. A buen paso, igual que su característico caminante, ha sabido colarse en el corazón de los centroamericanos, tanto así que este año cumplió 100 años de presencia en Guatemala. El mercado de Centroamérica y el Caribe representa el 8% y el 9%, respectivamente, de las ventas de Johnnie Walker a nivel mundial.

Hay otras compañías que nacieron en alguno de los países de la región y se han convertido en un referente empresarial con presencia en varias naciones. Ambev nació en Guatemala en el 2003 para dinamizar el mercado nacional cervecero y ofrecer nuevas experiencias de
consumo. Hoy, 15 años después, es una de las empresas más importantes de Centroamérica. Cuenta con un portafolio de más de 14 marcas.

Fuerte presencia

¿Quién no ha ido a un McDonald’s, tomado una Coca Cola o tenido una línea de Claro o Telefónica? Casi sin dudar la respuesta es que todos y es que estas son empresas que han sido muy cercanas a la región y se les ha visto crecer por lo que ya forman parte de la cotidianidad de la población.

Telefónica es una de las compañías líderes en telecomunicaciones en el mundo con tiene una fuerte presencia en Centroamérica. En El Salvador opera desde 1998 y en Guatemala desde 1999, en Panamá y Nicaragua inició operaciones en el cuarto trimestre del 2004 y en Costa Rica comenzó en noviembre del 2011.

Claro es una marca de servicios de comunicaciones Latinoamericana, propiedad
de América Móvil.

Por otro lado, las marcas de consumo también han sido parte de los centroamericanos. En diciembre de 1970, Costa Rica se convirtió en el primer país de América Latina en tener un restaurante McDonald’s. Mientras que Coca Cola, a lo largo de más de 127 años, se ha diversificado y participado en los mercados mundiales de distintas formas.

Lo cierto es que estas grandes empresas agradecen el apoyo de Centroamérica y a cambio brindan desarrollo y beneficios que permiten a los países avanzar y caminar a paso firme hacia una sólida evolución y crecimiento.

Angie López
el autorAngie López

Deja un comentario