¿Entonces, quién está pensando en el después?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasTendencias

¿Entonces, quién está pensando en el después?

Hombre de negocios.

Por Karla Icaza M. Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno Corporativo de Grupo Promerica.

Tengo tiempo de ser miembro de la Junta Directiva de varias instituciones y una de las cosas que más disfruto son las sesiones de enero, porque en ellas se repasan los planes que se irán desarrollando durante el año. Me encantan los proyectos creativos, el entusiasmo de las personas que los piensan y de las que los ejecutan. Escuchando una presentación de resultados del primer trimestre de 2020, el expositor dividió el trimestre en dos momentos; me quedé maravillada de ver todo lo que se venía logrando antes de que se desatara la pandemia. Una buena parte de nosotros entramos al “modo” crisis a partir de la segunda mitad de marzo. Se suspendieron los viajes, algunos hemos podido trabajar desde casa y poder contribuir un poco en la contención. Los que viajamos mucho corríamos peligro de caer enfermos o peor aún, ser portadores asintomáticos.

Karla Icaza, Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno
Corporativo de Grupo Promerica.

Está demás entrar en los detalles de las medidas que hemos tomado para enfrentar la situación; si algo se ha mejorado considerablemente en este tiempo, a pesar del aislamiento, es la comunicación, al menos yo así lo he sentido. Invertimos horas conversando sobre los efectos de la pandemia en nuestros negocios, echando a andar planes de contingencia para continuar operando con eficiencia y con prudencia sanitaria; resolviendo los problemas que saltan por todos los flancos, en fin, los días terminan y sentimos que no logramos nada, que no avanzamos.

Durante la crisis, he visto tres tipos de personas: los que hablan, respiran, y viven la crisis pero tienen una capacidad extraordinaria de planear y de resolver los problemas que se van presentando; los que hablan, respiran y viven pensando en la crisis, pero se quedan paralizados; y los creativos e innovadores que están tomando nota y teniendo buenas ideas.

Como les compartí en mi columna anterior, hace cinco años enfrenté una experiencia de cáncer, y como ha sido lo más difícil que he pasado en mi vida, me veo regresando a ella para compartir las cosas buenas que salieron de ese episodio de mi vida. A mí me ayudó mucho no empantanarme en el sufrimiento, más bien, cuando me quería meter en el hoyo de la autocompasión, buscaba cómo cambiar mi pensamiento y enfocarme en el después. De esa situación difícil salió un libro que escribí mientras atravesaba el proceso, titulado El Poder del Amor, mi experiencia con el cáncer de seno, cuya edición traducida al inglés ganó el primer premio de la categoría de autoayuda, de los International Latino Book Awards en los Estados Unidos. Me aferré a mi fe en Dios y al amor de mi familia, para poder mantener la esperanza, una actitud positiva y salir adelante.

El otro día, durante una videoconferencia donde le estaban dando demasiadas vueltas a todo lo negativo que nos ha traído esta situación, le escribí un mensaje a un colega y le dije: te recomiendo que hagas dos equipos, el que se enfoque en la crisis y en la solución de los problemas inmediatos y otro, que esté pensando y trayendo ideas a la mesa para el después. En este último queremos a los creativos, innovadores, emprendedores, con mucha energía y actitud positiva; y repartí tu tiempo entre ambos.

Como líderes, cuando estamos abrumados por eventos como los que estamos viviendo, podemos cometer el error de dedicar el 100% de nuestra atención a los problemas. John F. Kennedy dijo: “El cambio es la ley de la vida. Y aquellos que solo miran al pasado o al presente, seguramente perderán el futuro.”

Todo pasa, ¿Entonces, quién está pensando en el después?

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario