• noviembre 8, 2022

El liderazgo de Andrés Horcajo en JC Marlin Capital

El liderazgo de Andrés Horcajo en JC Marlin Capital

Por Milagros Sánchez Pinell

“Las personas que han sido más exitosas en América Latina son aquellas que han sacado adelante sus propios negocios, arriesgan capital propio y se han puesto a trabajar”, asegura Andrés Horcajo, quien bajo esa premisa ha dado el paso para tener su propia empresa.

A sus 29 años es el director de operaciones (COO) y socio de J.C Marlin Capital, una firma de inversión que se enfoca en invertir en una amplia gama de clases de activos reales y de crédito, incluidos préstamos, bonos corporativos, liquidaciones y activos inmobiliarios.

Horcajo, nacido en Dallas, Texas, de madre estadounidense y padre español, pasó su etapa escolar en Madrid, España. Durante los veranos viajaba a su país de nacimiento, hasta que se mudó a Estados Unidos para realizar sus estudios universitarios.

Antes de asociarse con su amigo Gonzalo Calderón para liderar J.C Marlin Capital, trabajó en Deutsche Bank y en Pacific Investment Management Company LLC (PIMCO) en Nueva York.

También formó parte del equipo de Relaciones con Inversores en Hayfin Capital Management LLP, con sede en Londres, donde trabajó con prospectos e inversionistas de la firma en estrategias de crédito privado.

A nivel personal, es un joven que le encanta pasar tiempo con la familia, ir al campo y a la playa. Además, le gusta leer y aprender cosas nuevas.

Por muchos años practicó carreras de larga distancia y participó en diez maratones, cinco de ellos en Nueva York y el resto en París, Roma, Jerusalén, Alpes Suizo y Madrid. Deporte que espera retomar pronto.

Revista Vida y Éxito conversó con Andrés, quien se caracteriza por ser una persona afable, sobre su nuevo proyecto que lo tiene de regreso en Madrid, España.

¿Por qué escogió estudiar su carrera universitaria en Estados Unidos?

Mis padres consideraron que era buena idea que yo hiciera mis estudios en Estados Unidos, aprovechando que había nacido allá. En ese momento también tenía ciertos intereses en temas más relacionados con Relaciones Internacionales, pero cuando uno tiene 18 años tampoco es que sabe mucho lo que quiere hacer. Así que terminé estudiando en Georgetown, una universidad bastante distinguida por su programa de relaciones internacionales.

¿En qué momento se dio cuenta que prefería la carrera de Economía?

Al poco tiempo que entré a la universidad me dí cuenta que mi interés por la Diplomacia era insuficiente como para hacerlo toda la vida. Así que busqué una opción más generalista y me cambié a Económicas porque me daba más versatilidad laboral.

¿Cómo fue su primera experiencia laboral?

Muy buena. Yo trabajé en Deutsche Bank con un equipo enfocado en América Latina que era pequeño y compacto. Además de hablar el idioma español te daba una sensación de familia y de decir “oye, esto lo sacaremos adelante”, más que si hubiera trabajado en otro sitio. Mi primer jefe sigue siendo una persona a la cual le consulto con mucha frecuencia para todo. Incluso, me hizo mi carta de recomendación para hacer mi máster en Londres.

¿Qué le dejó esa experiencia?

Tuve la oportunidad de conocer a muchas familias latinoamericanas que habían sacado adelante sus negocios y eso me enseñó que el que arriesga gana. En ese momento me di cuenta que si yo quería ser una persona como ellos, en algún momento tenía que dejar de trabajar por cuenta ajena y empezar a pensar en un negocio, el cual yo debía sacar adelante. Hoy por hoy, creo que las personas con más éxito son las que se las han jugado.

¿Qué lo hizo volver a Europa para estudiar su maestría?

Si yo hubiera hecho un MBA en Estados Unidos me hubiera quedado allí toda mi vida, pero tenía ganas de pasar más tiempo con mi familia. Sabía que como americano, cuando quisiera volver nadie podía cerrarme las puertas. Por otro lado, mi abuela estaba mal de salud y yo era cercano a mis abuelos. Al poco tiempo de estar en mi MBA en Londres, mi abuela falleció y estando en Estados Unidos hubiera sido más difícil para mí.

Hablemos de J.C Marlin Capital. ¿Cuál es la estrategia de la compañía?

Nacemos por la vocación de encontrar oportunidades en el mercado de crédito español que son inadvertidas por los grandes fondos internacionales porque carecen de presencia local en España, conexiones con entidades financieras de tamaño medio y porque el tamaño del universo de inversión es reducido. Así mismo, España es un lugar atractivo para la inversión por su marco jurídico seguro y estable. También tiene un mercado bancario donde la ola de fusiones que tuvieron lugar en la pasada crisis económica incentivaron que la compra de estos créditos sea más eficiente para todas las partes. Estos créditos son corporativos y con garantías reales de activos como almacenes, hospitales u hoteles. Por lo tanto existen muchas formas de encontrar formas de salida, todas ellas rentables: desde un acuerdo con el acreedor, a la reposición del activo para que se venda y la deuda se traspase, o a la propia ejecución de la garantía, si fuese necesario. Estamos en un momento excelente de inversión desde un punto de vista de riesgo-retorno en este tipo de créditos.

¿Qué los hace diferente a otras empresas similares?

Nuestro enfoque consiste exclusivamente en seleccionar una serie pequeña de créditos (alrededor de 10) con unos tamaños de inversión cercanos a los €5 millones. También, tenemos un proceso de inversión completamente integrado, desde el comienzo hasta el final. Poseemos un equipo interno legal que asegura que los contratos firmados estén bien estructurados y exista un plan para encontrar una salida adecuada a los créditos que se compran. Por otro lado, tenemos una relación estratégica con Lener, una de las principales firmas de reestructuración en España, donde ellos participan como miembros del comité de inversión. Finalmente, nuestra presencia local en España, así como nuestras relaciones con bancos de todos los tamaños hacen que tengamos un flanco de oportunidades de inversión mucho más amplio que el de un inversor tradicional en este tipo de oportunidades.

¿Cuáles son sus expectativas?

Si en un año empezamos a hacer buenas inversiones y estamos generando buenos retornos para nuestros inversores con eso me daré por contento.

¿Cómo se siente al ver materializado su sueño de trabajar para sí mismo?

Es una situación muy interesante, tengo la suerte de trabajar con un amigo y eso me ayuda mucho. ¡Estoy contento e ilusionado! Creo firmemente que cumpliremos nuestros objetivos, pero requiere muchas agallas. Estamos trabajando para que nuestras metas se cumplan.

¿Qué aportó a su vida correr una maratón?

Como todo en la vida, es importante tener retos más allá del trabajo. Yo era una persona soltera que vivía en una ciudad lejana de su familia y con destrezas deportivas limitadas. Salir a correr todos los días, ver que puedes conseguir metas, algunas muy ambiciosas, como correr 42,195 kilómetros y sentirse mejor con uno mismo le llenan a uno. Aparte de eso, ha sido una buena excusa para poder viajar y comer, quizá algo en exceso en compensación, pero eso es secundario.

¿Un consejo para los jóvenes que deseen emprender?

Cuando uno es joven, sin hipotecas, hijos y sin responsabilidades, más allá de las de uno mismo, debe de jugársela porque después va a ser muy difícil.

Etiquetas: economía / español / Negocios / Personaje / Roaring 20 / Trabajo

Recomendaciones sobre este tema

Fundación Gloria Kriete lanza el Programa Incubación Empresarial, segunda edición

Fundación Gloria Kriete lanza el Programa Incubación Empresarial, segunda edición

A través de su pilar formativo “Fortaleciendo a quienes ayudan” el Programa Incubadora Empresarial de la Fundación Gloria…
Grupo Arribada es el nuevo nombre del holding dueño de Morpho Travel Experience y Café Britt

Grupo Arribada es el nuevo nombre del holding dueño de Morpho Travel Experience y Café Britt

Grupo Arribada es el nuevo nombre de la compañía holding que agrupa las empresas Morpho Travel Experience y…