• abril 13, 2022

Seguros recuperan su impulso en Centroamérica

Seguros recuperan su impulso en Centroamérica

A pesar de los efectos de la pandemia, la plaza centroamericana mostró un buen desempeño y el crecimiento en primas netas, al finalizar 2021, se ubicó en 8%; principalmente por el efecto rebote.

El efecto rebote, luego de la contracción en general de la economía en 2020, alcanzó a la industria aseguradora de Centroamérica y 2021 fue de recuperación por lo que todos los mercados exhibieron crecimientos en su producción de primas por encima de los registrados anteriormente, informa La Prensa Gráfica.

Así, se estima que la cartera total de primas suscritas en dólares de la región (excluyendo a Panamá) creció entre 8% y 9% al cierre de 2021 mientras que se contrajo 0,2% en 2020.

Eduardo Recinos, director senior de seguros para Latinoamérica de Fitch Ratings, expresa que dicho crecimiento permitió a los mercados de la región exhibir índices de eficiencia que se mantuvieron relativamente estables.

Sin embargo, agrega que la siniestralidad de todos los mercados registró «una fuerte desviación» por influencia de un deterioro en el ramo de vida (asociado a reclamos de coronavirus) y en el ramo de salud, debido a una frecuencia mayor de reclamos, tras retomarse la actividad de consultas médicas y de procedimientos médicos postergados. También el ramo de autos incrementó la frecuencia e incluso la severidad de los reclamos.

«En el corto plazo, Fitch destaca la necesidad de realizar ajustes en las condiciones de dichas pólizas, para atenuar el impacto del surgimiento de nuevas variantes. Y si bien la variante más reciente de COVID-19 ha resultado ser menos letal, sus afectaciones están aún por traducirse en una mejora en el desempeño de los ramos de vida», señala Recinos.

El índice combinado de los seguros (que incluye el componente de gastos y refleja la utilidad técnica del ejercicio asegurador) experimentó un incremento de un punto porcentual hasta 97% al cierre de 2021.

Por mercado

Al analizar en detalle los resultados de cada país, destaca en especial el mercado asegurador de El Salvador, que creció 14,4% en sus primas, muy por encima del 2,8% registrado al cierre de 2020.

No obstante, Fitch apunta que ese crecimiento está influenciado, en parte, por un componente de reaseguro tomado localmente entre los competidores del mercado específicamente en la póliza previsional. Al descontar este efecto, el crecimiento del mercado habría sido alrededor del 11,7%.

Guatemala creció el año pasado un 11,4% en primas suscritas con respecto a 2020, un ritmo superior al 4,5% registrado en 2020. La tendencia creciente fue mayor en los negocios de vida.

El 2021 ha sido un año donde el sector seguros se ha enfocado en la reactivación.

A pesar de haber sido un año electoral, el mercado asegurador hondureño tuvo un crecimiento de 11,4% y Nicaragua registró un alza en primas suscritas de 12%. Por líneas de negocio, el crecimiento fue superior en seguros patrimoniales, seguros de personas y los de fianzas.

Por su parte, la plaza costarricense registró la menor tasa de crecimiento en primas suscritas con un 6,9% aunque por encima del 1,1% registrado en 2020, y al considerar el crecimiento de las aseguradoras de capital privado exclusivamente, el volumen de primas suscritas fue un 24,1% mayor al de 2020, liderado por los seguros de personas.

Panamá experimentó una expansión anual del 6% influenciado por las mayores primas en los ramos de salud, automóviles y ramos técnicos.

Para Gary Barquero, gerente general de SCRiesgo, los seguros generales se mostraron resistentes a la crisis y la suscripción no se vio paralizada gracias, en buena medida, a la aceleración de los procesos de digitalización y la recuperación.

«El ramo de salud ha sido la línea de negocio que ha crecido de forma más generalizada en los mercados, en tanto que el seguro de automóviles ha sido uno de los ramos más afectados por los efectos de la crisis. El año 2021 fue marcado por la gradual desaceleración del efecto pandemia del COVID-19, así, a medida que la economía retomó su ritmo, el sector asegurador volvió gradualmente a los indicadores prepandemia», señala Barquero.

Más siniestralidad

La siniestralidad en la mayoría de países de la región incrementó, en promedio, un 10% principalmente por la alta siniestralidad de los ramos de vida. Los países que presentaron un mayor aumento fueron Panamá, El Salvador y Costa Rica.

Las aseguradoras cuyo enfoque de negocio supone una participación mayor en seguros de personas han visto un impacto mayor y las compañías más diversificadas han logrado atenuar este efecto con el desempeño de otros ramos de daños, explican los expertos.

En el corto plazo, la agencia Fitch destaca la necesidad de realizar «ajustes en las condiciones de dichas pólizas», para atenuar el impacto del surgimiento de nuevas variantes del COVID-19.

Esto quiere decir que el efecto de los aumentos en la siniestralidad es un factor que puede incidir en el aumento de primas, y ello dependerá de la situación particular de cada línea de seguro.

Los expertos coinciden en que las compañías mantienen un seguimiento estricto del resultado técnico, por lo que de presentarse alteraciones importantes tomarán las acciones para «corregir esos desbalances» y una de ellas es incrementar el costo del seguro.

Paúl Caro, director de análisis de Pacific Credit Rating, dice que las compañías de seguros tendrán que ajustar los precios de sus productos de vida y salud «para compensar las pérdidas que han tenido» y los mayores costos de reaseguros.

Asimismo, proyecta que los nuevos productos considerarán una mejor suscripción del riesgo incluyendo requisitos o coberturas adicionales que impliquen un mayor precio.

«Por ejemplo, un requisito para tener una póliza de vida será estar vacunado contra el COVID-19, en caso contrario podría requerirse una cobertura adicional. No obstante, el principal producto de vida está ligado a los préstamos del sistema financiero, por lo que el ajuste no será inmediato y dependerá de las condiciones de los contratos de crédito», dice Caro.

En cuanto al reaseguro, Fitch Ratings revisó su perspectiva fundamental para el sector global de reaseguros a «Mejorando» desde «Estable», lo que refleja la mejora esperada en el desempeño financiero del sector en 2021 y 2022 debido a los precios más altos en un entorno de mercado cada vez más endurecido, un fuerte repunte de la actividad económica y menores pérdidas relacionadas con la pandemia.

A criterio de los expertos, el crecimiento del sector asegurador continuará durante este 2022, favorecido por los avances en el control de la pandemia y un mayor dinamismo de la economía de la región.

Fuente: La Prensa Gráfica

Etiquetas: Centroamérica / Fitch Ratings / industria aseguradora / sector de seguros

Recomendaciones sobre este tema

Innovaciones tecnológicas avanzan en Centroamérica y el Caribe

Innovaciones tecnológicas avanzan en Centroamérica y el Caribe

Gobiernos de la región incorporan herramientas digitales que les permiten acercarse al ciudadano.
BAC lanza la primera Tarjeta BIO de Centroamérica

BAC lanza la primera Tarjeta BIO de Centroamérica

BAC reemplazará el material de plástico de sus tarjetas actuales por un material de origen natural hecho a…
Inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe aumentó un 40,7% en 2021, pero sin llegar a los niveles prepandemia

Inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe aumentó un 40,7% en 2021, pero sin llegar a los niveles prepandemia

En un nuevo informe, CEPAL llama a los países de la región a utilizar estratégicamente la IED para…