Mujeres se abren camino en la tecnología alimentaria

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Tendencias

Mujeres se abren camino en la tecnología alimentaria

En Puratos, un 38% de la fuerza laboral de los equipos de liderazgo, está a cargo de mujeres.

Las brechas de género permanecen a nivel global y las mujeres aún se enfrentan a miles de obstáculos que les impiden avanzar hacia los niveles más altos de poder e influencia. Y es que ambos sexos tienen la capacidad para ocupar puestos de liderazgo, debatir ideas, proponer proyectos y guiar equipos de trabajo.

Según el Banco Mundial, el 55% de la fuerza laboral a nivel global está constituida por mujeres; sin embargo, éstas solo ocupan el 10,9% de los puestos de liderazgo. En América Latina, aún se lucha contra esa disparidad, ya que solo el 18% de los puestos de alta dirección, son ocupados por mujeres, de acuerdo a una investigación del International Business Review.

Pero no todo es negativo, hay empresas que hoy se preocupan por promover la igualdad, creando estrategias que igualen no solamente cuestiones de salario o posición, sino también la vida personal de las colaboradoras de la organización.

Puratos -grupo líder en tecnología alimentaria de origen belga, dedicado a proveer productos innovadores para panadería, pastelería y chocolatería- es una de esas empresas. De acuerdo con Evelyn González, directora de mercadeo para Centro, Suramérica y Caribe, la evolución en términos de cantidad de mujeres a cargo de puestos de liderazgo clave en la región, ha repuntado. “En 2016, había solamente 11 mujeres, esa cifra aumentó a 19 para el año 2020. Es decir, ahora más de un 38% de la fuerza laboral de los equipos de liderazgo, está a cargo de mujeres”.

Puratos, se ha enfocado en ofrecer oportunidades de desarrollo y crecimiento, en todas las áreas por ejemplo, en el área de mercadeo ha habido 4 promociones internas de mujeres en la región. En relación con las fuerzas de trabajo operativas y administrativas, las mujeres continúan demostrando que son fuente de inspiración, que velan por el desarrollo de las personas que tienen a su alrededor.

Gran parte de las mujeres que laboran en Puratos Costa Rica son jefas de hogar y se encargan de más del 70% de los gastos de sus familias. Un ejemplo es Rosibel Alfaro, quien tiene 6 años de laborar en la empresa, ingresó al área de recepción de Puratos, y actualmente es la Encargada de Soporte para Centroamérica en la parte de ventas. “Mi equipo de trabajo y yo, logramos con éxito la ejecución de un sistema de implementación empresarial en Panamá, Honduras, Nicaragua, el Salvador y Guatemala. Trabajar en Puratos ha sido muy enriquecedor, no solo he conocido muchos países y personas maravillosas, sino que me permitió durante más de un año, hacerme cargo de mi familia debido a que, por la pandemia, mi esposo perdió su trabajo. Puratos es magia, siempre me ha respaldado en momentos difíciles y constantemente nos capacitan; en septiembre, por ejemplo, iniciamos un curso de inglés intensivo, que se que me ayudará en términos profesionales, pero también personales, porque ahora apoyaré a mis hijos con sus tareas”, explicó Rosibel Alfaro.

Otro de los muchos casos de Puratos Costa Rica es Cecilia Calvo, quien tiene 23 años de trabajar para la empresa. “Empecé en el área de producción, control de calidad y desarrollo de productos, soy ingeniera en alimentos y he aprendido de todo un poco porque me he desarrollado en áreas fuera del expertise de mi carrera. Hoy, soy gerente de Producción, Puratos se esmera por apoyarnos como mujeres, profesionales. Puratos confía en su gente”.

Puratos Costa Rica ha puesto en marcha varios cambios para que las mujeres se sientan parte importante de la empresa. “Hace dos años iniciamos con un proyecto para averiguar qué pensaban ellas, cómo se sentían, qué valoraban; todas esas opiniones fueron de mucha ayuda para aplicar políticas en pro de la igualdad y estamos muy orgullosos porque vienen nuevos proyectos a favor de la diversidad e inclusión”, indicó González.

Las mujeres tienen una gran disposición para adaptarse a las necesidades que nos plantea un mundo en medio del COVID-19. “Entes como la ONU y la Universidad de Pittsburgh, han demostrado que las mujeres son brillantes como líderes y cuando están en puestos de liderazgo, las entidades se transforman, son más receptivas. La inclusión es una elección y en Puratos la tomamos y trabajamos hacia ello”, amplió González.

Puratos, en general, está evolucionando hacia la contratación de más mujeres con el fin de dar exposición a sus valores, experiencia y analítica. La igualdad de género, la diversidad y la inclusión son clave para mejorar las funciones de las empresas, impulsar nuevas ideas y planteamientos innovadores que puedan servir mejor a la sociedad.

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta