• junio 8, 2020

Certidumbre y sentido de urgencia en el proceso de reapertura en El Salvador. Por ESEN

Certidumbre y sentido de urgencia en el proceso de reapertura en El Salvador. Por ESEN

¿Cuánto tardará El Salvador en recuperarse de esta crisis? ¿Cuál será la profundidad de los impactos en la población más vulnerable? Es muy difícil aún dimensionar la magnitud de los efectos

Por ESEN

Los salvadoreños actualmente enfrentamos uno de los mayores desafíos de nuestra historia. Los efectos en la salud y en la economía de la crisis por la pandemia del covid-19 están impactando adversamente a cientos de miles de hogares salvadoreños, causando temor, hambre y sufrimiento, y provocando un importante aumento en los niveles de pobreza en todo el país.

A estas difíciles circunstancias, en los últimos días se sumaron los estragos ocasionados por las fuertes lluvias, causando más angustia y dolor en la población. Muchos salvadoreños solidarios se han movilizado para ayudar de forma desinteresada, mostrando un rasgo que siempre ha estado presente en los momentos más difíciles que ha enfrentado el país: nuestra capacidad de apoyarnos unos a otros.

¿Cuánto tardará El Salvador en recuperarse de esta crisis? ¿Cuál será la profundidad de los impactos en la población más vulnerable? Es muy difícil aún dimensionar la magnitud de los efectos; pero de lo que sí tenemos certeza en la ESEN (Escuela Superior de Economía y Negocios), es que los impactos negativos se podrán atenuar si quienes toman las decisiones que afectan al país actúan con madurez, responsabilidad, apelando a la unidad nacional, apoyándose en la opinión de expertos, y generando una visión compartida.

Es por ello que desde la ESEN hacemos un llamado al Gobierno, para que comunique a la mayor brevedad una visión clara de cómo los diferentes sectores iniciarán las actividades del quehacer nacional, de manera ordenada, gradual y flexible. Sabemos que la nueva normalidad exigirá adaptación y esfuerzo de todos los salvadoreños. Estamos seguros que el Gobierno contará con la colaboración de la población, si demuestra tener la voluntad y la capacidad de comunicar su visión y estrategia de forma transparente, clara, y en estricto apego al marco jurídico e institucional, pues solamente así se generará la certeza que tanto se necesita en estos momentos.

De manera respetuosa, queremos solicitar al Gobierno que actúe con un sentido de urgencia, pues las banderas blancas que ya se encuentran a lo largo del territorio evidencian que miles de hogares están pasando hambre como consecuencia de la pérdida de su capacidad para satisfacer sus necesidades básicas. Iniciar la recuperación económica, a través de un plan de reapertura gradual, es fundamental para restablecer la generación de ingresos y mejorar la salud mental y emocional de la población.

Semanas atrás, diferentes instituciones, entre ellas la ESEN, planteamos propuestas de cómo reabrir la economía, buscando minimizar los riesgos de contagio mediante la elaboración y cumplimiento de protocolos generales y específicos, tomando en cuenta los sectores formal e informal del país. Estos aportes buscan ayudar a generar una hoja de ruta ante la crisis. Sin embargo, han pasado ya varios días y el Gobierno aún no se ha pronunciado con claridad con respecto a cómo y cuándo se llevará a cabo el proceso de reapertura.

Los aportes técnicos que se han elaborado parten de la premisa de que no se puede, ni se debe, bajar la guardia ante el covid-19. Pero tampoco podemos, ni debemos, bajar la guardia sobre la imperiosa necesidad de tener claros los pasos a seguir para reiniciar actividades de manera responsable, como lo están logrando muchos países. Campañas masivas de educación a la población, implementación de medidas higiénicas, protección a la población más vulnerable, uso generalizado de mascarillas, aprobación de protocolos sectoriales, transparencia en la comunicación e información sobre contagios, decisiones asesoradas por expertos, masificación de pruebas para la detección, rastreo y aislamiento oportuno de casos con covid-19 y sus posibles nexos epidemiológicos, son algunos de los elementos que han caracterizado los procesos de reapertura exitosos de muchas naciones.

Por encima de todo, este es el momento para que el Gobierno muestre su compromiso y amor al país, respetando la institucionalidad democrática y poniendo de manifiesto su deber de fomentar la unidad nacional, pues únicamente juntos podremos hacer frente a uno de los episodios más difíciles en la historia de El Salvador.

Etiquetas: economía / El Salvador / ESEN / Gobierno de El Salvador / pandemia de Covid-19

Recomendaciones sobre este tema

Café salvadoreño en su mejor precio de las última tres décadas

Café salvadoreño en su mejor precio de las última tres décadas

El quintal de café del ciclo 2021-2022 se ha vendido a su precio promedio más alto desde 1990.
El Salvador negocia una nueva línea de crédito con el BCIE para 2023

El Salvador negocia una nueva línea de crédito con el BCIE para 2023

El crédito rondaría entre US$200 millones y US$350 millones, dijo la entidad. Las conversaciones podrían culminar este año.
Fuentes renovables generaron el 71% de la energía consumida en El Salvador a julio

Fuentes renovables generaron el 71% de la energía consumida en El Salvador a julio

El gerente de Energía de la ASI aseguró que el 2021 cerró con un 80% de energía renovable…