• febrero 10, 2022

Elasticidad o escalabilidad de la nube, ¿cuál necesita su empresa?

Elasticidad o escalabilidad de la nube, ¿cuál necesita su empresa?

Existen muchos elementos de la nube que los CIO deben considerar al momento de agregar servicios a su infraestructura. Entre ellos se encuentra la elasticidad y escalabilidad.

La computación en la nube o “cloud computing” es una de las innovaciones tecnológicas con mayor auge de los últimos años, y sigue creciendo. Cuando los directivos de innovación deciden agregar infraestructura a la nube de su organización, deben fijarse en el costo, la seguridad, el rendimiento, la disponibilidad y, agregados recientemente, la elasticidad y escalabilidad.

A pesar de que estos términos suelen emplearse como sinónimos, existen diferencias claras entre ambos que, al fin de cuentas, influyen en cuál de los servicios debe ser contratado. En los siguientes párrafos les explicamos de qué va cada uno.

Elasticidad de la nube

Se refiere a la elasticidad dinámica de recursos técnicos como la capacidad del CPU, memoria RAM, almacenamiento y red. Dicha capacidad se usa cuando existe demanda por la carga operativa, proveniente de picos por cierre de mes o incrementos en la operación logística, nuevos productos, entre otros. Ejecutada de manera correcta, capitalizar la elasticidad puede generar ahorros en los costos de infraestructura general.

Es importante mencionar que no es aplicable para todo tipo de entorno, ya que depende de los cambios repentinos o cíclicos de éstos. El uso de la nube elástica generalmente implica que todos los recursos de la infraestructura sean elásticos. Se utiliza con mayor frecuencia en servicios de nube pública de pago por uso.

La incorporación de estas dos capacidades se convierte en una decisión importante para los administradores de TI.

Escalabilidad de la nube

Es la capacidad de aumentar el tamaño de la infraestructura existente (con software o aplicaciones) debido a la carga de trabajo. La escalabilidad se usa comúnmente cuando hay una necesidad de implementar recursos para manejar la carga de trabajo de forma dinámica.

La escalabilidad puede ser vertical, cuando se escala un sistema, u horizontal, cuando se escalan nodos de sistemas, pero no siempre de forma lineal. Las aplicaciones obtienen incremento de capacidad de cómputo para manejar y procesar cantidades mayores de datos, interfaces, transacciones, entre otros, en un momento determinado.

 ¿Qué servicio contratar?

Básicamente, depende de las necesidades de su organización. La incorporación de estas dos capacidades se convierte en una decisión importante para los administradores de TI, cuyas necesidades de infraestructura en Cloud cambian constantemente. A continuación, y para guiar su decisión, les traemos un comparativo para entender de primera mano algunas diferencias entre ambas características:

Etiquetas: computación en la nube / empresa / la nube / SAP

Recomendaciones sobre este tema

Costarricenses necesitarían US$360 para crear su propia empresa

Costarricenses necesitarían US$360 para crear su propia empresa

De acuerdo a las cifras del Grupo del Banco Mundial, el valor promedio para formalizar un negocio en…
Copias de seguridad: 6 recomendaciones para proteger datos

Copias de seguridad: 6 recomendaciones para proteger datos

Hacer una copia de seguridad por primera vez puede tomar un poco más de tiempo. Pero en la…
Google Analytics Universal dice adiós ¿cómo debe prepararse mi empresa para GA4?

Google Analytics Universal dice adiós ¿cómo debe prepararse mi empresa para GA4?

Se trata de la actualización más relevante de la herramienta de medición de datos de los últimos 10…