• mayo 6, 2021

Los beneficios de un propósito compartido para salir de la actual crisis

Los beneficios de un propósito compartido para salir de la actual crisis

La empresa del futuro debe entregar valor a todos los grupos de interés definiendo un propósito de impacto positivo.

La crisis sanitaria incrementa la atención sobre el rol que deben tener las empresas en su contribución a los grandes desafíos sociales. Algunas empresas han podido apoyarse sobre un propósito sólido cuando la estrategia sola ya no podía servir de compás. Otras, a pesar de “tener un propósito», se han visto en dificultades porque este no era compartido y vivido por sus grupos de interés.

Ya no hay voces que disientan del nuevo paradigma empresarial: la empresa del futuro debe entregar valor a todos los grupos de interés definiendo un propósito de impacto positivo. Este paradigma, se conoce como capitalismo de stakeholders. Y es que más que nunca anteriormente, en el escenario post-COVID-19, la supervivencia de las empresas pasa por vincular los beneficios económicos con los valores sociales y medioambientales que demanda la sociedad.

Construir e implementar un propósito corporativo se ha convertido en una prioridad para los directivos de todo el mundo y es ya una de las 10 cuestiones que más preocupan a los CEOs mundiales.

El propósito se define como el por qué y para qué una empresa existe, estableciendo cuál es su contribución a la sociedad. En el nuevo capitalismo de stakeholders hay 3 claves:

  • Con y para quién: Escuchar para que el propósito sea compartido por los grupos de interés y reconocido como beneficioso buscando la resonancia y empatía.
  • Cómo: Dar pruebas, para inspirar y movilizar. Es clave que la activación del propósito sea el eje de la conversación pública.
  • Cuánto: Medir y evaluar el progreso
Construir e implementar un propósito corporativo se ha convertido en una prioridad para los directivos de todo el mundo.

En LLYC consideramos que la empresa debe poner a las personas en el centro y comprender en profundidad sus creencias a la hora de definir el propósito y que formen parte del mismo al articularlo.

El mero hecho de tener un propósito ya no es diferencial para una marca. Debe entenderse como un proceso de transformación del negocio y un proceso de co-creación y diálogo, no como un fin en sí mismo.

Etiquetas: crisis sanitaria / Empresas / LLYC / post covid-19 / propósito corporativo

Recomendaciones sobre este tema

¿Por qué es tan importante tener una buena estrategia de PR Digital?

¿Por qué es tan importante tener una buena estrategia de PR Digital?

Las herramientas de Digital PR  permiten responder y reparar las abolladuras en línea que surgen al hacer negocios…
Consejos para mantener sana a su empresa en época de inestabilidad económica

Consejos para mantener sana a su empresa en época de inestabilidad económica

Recorte gastos de forma prudente sin afectar el negocio ni su imagen.