La Gran historia de la Multilatina Conchita

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasNegocios

La Gran historia de la Multilatina Conchita

Hoy día, la línea de productos de Conchita incluye más de 150 artículos las cuales se venden en Estados Unidos y numerosos países en el mundo entero

Roberto J. Argüello, Chairman de Vida y Éxito y presidente de CEO Advisors visitó recientemente junto con Eugenio Mendoza IV, vicepresidente de CEO Advisors a Sixto Ferro, presidente de la multilatina Conchita Foods. El señor Ferro es la tercera generación en Conchita, habiendo seguido los pasos de su abuelo y padre.

Esta gran empresa radicada en Miami, la cual está en su tercera generación, tiene una rica e interesante historia. En 1937 en la provincia tropical de Pinar del Río en Cuba – una provincia conocida por sus excelentes cultivos de guayaba, Don Sixto C. Ferro, junto con algunos de sus hermanos, fundaron una tienda llamada Hijos de Pio Ferro.

En lugar de comprar a otros, decidieron comenzar a hacer su propia pasta de guayaba para venderla en la tienda. Eso se convirtió en un éxito instantáneo entre la gente de Pinar del Río. En ese momento, la Gran Depresión que afectaba al mundo estaba en pleno apogeo, y en la zona rural de Cuba, un poco de pan cubano barato y pasta de guayaba (cariñosamente referidos por los cubanos como “Pan con Timba”) fue muy útil para llenar el estomago cuando se tenía hambre. Este éxito los llevó a establecer Industrias Ferro, S.A. y antes de que lo supieran, vendían todo tipo de productos alimenticios envasados ​​en su propia fábrica.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno de los Estados Unidos recurrió a los Ferro para ayudar a proporcionar a sus tropas alimentos y bebidas. Los Ferros quienes habían invertido en una nueva fábrica, lograron apoyar al Ejercito de Estados Unidos, logrando expandir su línea de productos y abrir nuevos mercados, creciendo hasta convertirse en una de las compañías de alimentos más grandes de Cuba.

Este éxito fue pospuesto cuando el gobierno de Fidel Castro tomó control del país en 1959 y nacionalizó el negocio de los Ferro junto con una multitud de otros. Los Ferro emigraron a los Estados Unidos, y en 1964, Conchita estaba funcionando nuevamente desde cero en una escala mucho más pequeña.

Hoy día, en el 2019, la línea de productos de Conchita incluye más de 150 artículos las cuales se venden en Estados Unidos y numerosos países en el mundo entero. Esto se debe a que la segunda y tercera generación de Ferros han trabajado arduamente para garantizar que los hispanos mantengan los productos Conchita en sus despensas, utilizándolos cuando quieren alimentar a su familia con alimentos elaborados con amor y los mejores ingredientes, recordándoles su país de origen y su infancia.

Roberto J. Argüello

Leave a Reply