• agosto 8, 2022

El acompañamiento terapéutico de Paloma Tejedor 

El acompañamiento terapéutico de Paloma Tejedor 

Brinda, a través de su marca PsiqAT, atención psicológica a personas de todas las edades y con diferentes problemáticas.

Por Milagros Sánchez Pinell

Paloma Tejedor Fernández se siente afortunada porque juntó la pasión con el trabajo. Ella es una joven graduada en psicología que, junto a dos socias, desarrolló PsiqAT, una marca comercial que presta servicios psicológicos a través de la práctica de Acompañamiento Terapeútico (AT) en Madrid, España.

Estudió psicología en el Centro Universitario Cardenal Cisneros (adscrito a la Universidad de Alcalá) en Alcalá de Henares, Madrid. Sus motivaciones fueron la curiosidad y el deseo de conocer y, sobre todo, ayudar a los demás.

Paloma, nacida en la provincia de Segovia, España, hace 25 años, es máster en Psicología General Sanitaria y tiene claro que los propósitos de su vida se basan en ayudar a los demás y tratar de siempre hacer las cosas con el corazón para dejar huellas en los lugares, cosas y personas que pasen a lo largo de su vida.

El proyecto PsiqAT, pretende alcanzar la máxima autonomía de la persona acercándose a su contexto cotidiano, según sus necesidades. Se trata de un servicio pionero e innovador en España en el ámbito de la psicología, rompiendo el modelo tradicional.

Sus creadoras Paloma Tejedor, Pilar Sarabia y Cristina Santacruz, quienes se conocieron en la universidad, más allá de querer emprender, deseaban unirse alrededor de una visión que compartían.

“Este proyecto nació en septiembre del 2021, siendo inicialmente autofinanciado y fundado por un equipo de tres psicólogas especialistas en diferentes áreas de intervención, con el objetivo de ofrecer una atención individualizada y especializada en función de las necesidades particulares de cada persona”, dijo.

Nuestra roaring 20 recordó que para llegar a la idea de la marca PsiqAT comenzaron buscando posibles alternativas de negocio dentro del ámbito de la psicología y la salud mental, pero tratando de ser creativas y originales.

“Vimos que el Acompañamiento Terapéutico era un buen nicho de mercado el cuál, combinado con la psicología clínica, nos podía ofrecer un proyecto innovador que podría romper con el modelo tradicional de la psicología”, indicó.

A ello añadió, “si piensas en la imagen de un psicólogo, probablemente te lo imaginarás en un despacho con una carpeta para tomar notas, y hasta detrás de un diván. De esto es de lo que hemos querido alejarnos a través de la práctica del Acompañamiento Terapéutico, pero sin perder las técnicas que se han visto eficaces a lo largo de los años en la psicología clínica”.

Cabe destacar que el Acompañamiento Terapéutico (AT) es un movimiento que surge en Argentina a finales de los 60 en el seno de la salud mental. Su propósito es ayudar a las personas con enfermedad mental en su vida cotidiana y reinsertarlas en la comunidad.

“Imagínate una persona con miedo a las alturas, la cual tiene que cruzar un puente a diario para ir a trabajar, y, una de dos, o lo cruza o evita hacerlo teniendo que realizar un trayecto más largo. Nuestra visión es que la intervención será mucho más eficaz si nosotras como psicólogas podemos desplazarnos hasta ese puente y trabajar allí ese miedo, observando y acompañando a la persona de primera mano en sus dificultades”, ejemplificó.

Así pues, PsiqAT tiene como método de trabajo conocer al paciente a través de una primera cita informativa, luego se le asigna un psicólogo que esté más especializado en su caso, el cuál comenzará con la persona un período de evaluación donde, a través de una entrevista y de una serie de cuestionarios, ahondará más sobre su problemática.

Posteriormente se le entregará un informe con sus resultados, en el que se incluirá un plan de tratamiento. Así, se pasará a la fase de intervención que se realizará en el entorno de la persona y donde se pondrá en marcha el plan de tratamiento. Y, por último, una vez que la persona vaya cumpliendo objetivos se le dará el alta en el servicio.

La psicología, una carrera fascinante

A nivel personal, para Paloma es fascinante la mente y el comportamiento humano, convirtiéndose en un trabajo de retos, donde nada es igual que el día anterior porque cada persona es un mundo al que hay que acariciar de una forma diferente.

“Esto obliga a siempre estudiar, leer, aprender y seguir evolucionando. Aunque tiene sus complicaciones convivir con esta profesión, es reconfortante saber que has facilitado y ayudado a otra persona a que evolucione en su propio camino”, dijo.

Por consiguiente, considera que la figura del psicólogo debe llevar una serie de habilidades importantes como el saber vincular. “Para ello me gusta rescatar la idea de la mirada incondicional. Crear un vínculo seguro y de confianza, donde la persona sienta que puede ser y que nunca será juzgado por ello. Creer  tanto en las personas, que al final también terminen creyendo en sí mismas”.

La joven especialista considera que hoy en día la salud mental adquiere mayor importancia. Incluso, cree que la pandemia del COVID-19 permitió que el ser humano se hiciera preguntas y se diera cuenta de que necesita un soporte sanitario mayor, donde exista un espacio para los psicólogos.

Un punto muy importante es que se debe eliminar los prejuicios de visitar a un psicólogo, porque así como hay médicos para tratar un esguince o un dolor de garganta, existen especialistas para tratar la salud mental.

“Hay que pedir ayuda cuando no sabemos cómo gestionar las cosas, cuando nos perdemos, cuando estamos abatidos o cuando somos incapaces de salir de la cama. En definitiva, cuando una persona deja de ser funcional en alguna de las áreas de su vida tiene un gran malestar que le sobrepasa”, dijo.

Por consiguiente, añadió que el ser humano se empeña en poner parches, es decir, en mirar hacia otro lado como barrera defensiva, evitando sus problemas. Es algo resiliente aceptar la vulnerabilidad en vez de verla como una debilidad, y por tanto, tener la humildad de saber cuándo uno necesita pedir ayuda.

En cuanto a Paloma, como ser humano, se caracteriza por ser una joven alegre, cercana, cariñosa, asertiva y con capacidad de liderazgo. Los valores con los que se identifica son el amor, la honestidad, la empatía, el respeto y la familia.

Entre sus pasatiempos favoritos están cantar, viajar y pasar tiempo con las personas que quiere porque considera que es una buena forma de nutrir el alma.

Dentro de sus planes a futuro, además de seguir aportando en el crecimiento de PsiqAT junto con sus socias,  está continuar comprometida con la empresa familiar, Grupo Tejedor Lázaro, donde se encuentra en un proceso formativo para ser consejera y accionista del grupo, que tiene una amplia experiencia en el sector de la nutrición, la salud y el bienestar animal.

Etiquetas: España / proyecto / Salud / sicología

Recomendaciones sobre este tema

Encuesta de Cleveland Clinic revela cuáles son las principales preocupaciones que tienen los hombres a medida que envejecen

Encuesta de Cleveland Clinic revela cuáles son las principales preocupaciones que tienen los hombres a medida que envejecen

La campaña National MENtion It analiza los conceptos erróneos que tienen los hombres en lo que respecta a…
Conozca cómo las healthtechs revolucionan la atención en salud

Conozca cómo las healthtechs revolucionan la atención en salud

El desarrollo de dispositivos digitales, estudios clínicos y apoyo en procesos de atención, diagnóstico y hasta en tratamiento…
Hay un tiempo para todo

Hay un tiempo para todo

Hace siete años atravesé una dura batalla contra el cáncer de seno que inició en febrero y concluyó…