• 5 abril, 2023

Preste atención a su alimentación en Semana Santa

Preste atención a su alimentación en Semana Santa

Ayuno y consumo de mariscos son algunas tradiciones que modifican los hábitos de alimentación de los costarricenses.

Con la llegada de la cuaresma y la Semana Santa muchos hábitos de los costarricenses suelen cambiar, tanto en su rutina y tradiciones, sino también en la alimentación. En esta época son frecuentes el aumento del consumo de mariscos y pescados, los ayunos con fines espirituales e incluso, se percibe una ingesta mayor de comida.

En este panorama, el Colegio de Profesionales en Nutrición (CPN) brinda una serie de recomendaciones para que estos cambios no afecten la salud de las personas.

En primer lugar, si se decide no consumir carne roja por el tiempo de cuaresma, es necesario obtener beneficios nutricionales en el consumo de otro tipo de carnes como son las de pescados o mariscos, mismas que se deben acompañar siempre con los demás grupos de alimentos para cubrir las necesidades de energía, saciedad y mantener el equilibrio.

Se puede ingerir cualquier tipo de pescado y mariscos, todo dependerá del gusto y la tolerancia digestiva de cada persona. En general, aportan muchos beneficios a nivel nutricional ya que no solo son una excelente fuente de proteína, sino que también aportan minerales como el yodo, hierro, potasio, sodio, magnesio y calcio, los cuales mejoran el funcionamiento de órganos como el cerebro y la tiroides, además de fortalecer los huesos y dientes.

La Dra. Yordana Alfaro, representante del CPN explica que “lo importante es comprar pescados y mariscos en expendios autorizados que mantengan la higiene, inocuidad y un adecuado manejo del alimento para evitar enfermedades de transmisión alimentaria que podrían causar una intoxicación o infección intestinal por bacterias, virus o parásitos”.

A la hora de adquirir el pescado o marisco, fijarse en la apariencia, el olor y la textura. Cuando llegue a casa, refrigerar inmediatamente a temperatura inferior o igual a  4ºC (nunca dejar a temperatura ambiente por más de 2 horas y menos de 1 hora si la temperatura es superior a 32ºC).

En cuanto a la cocción, no consuma estos alimentos crudos, se recomienda hervir los mariscos al menos por 5 minutos y asegurarse de cocinar completamente el pescado.

Por otro lado, para las personas que optan por realizar ayuno deben tener en cuenta que esta práctica requiere de una serie de cuidados para evitar que afecte la salud de las personas dependiendo de su estado actual.

Durante Semana Santa aumenta el consumo de pescados y mariscos.

“Ante la falta del consumo de nutrientes, el organismo pone en marcha una serie de mecanismos que conducen a mantener el metabolismo, el funcionamiento de los órganos vitales y busca además mantener la sobrevivencia del ser humano”, agrega la Dra. Alfaro.

Los cambios que se producen en nuestro cuerpo durante el periodo de ayuno son importantes y según diversos estudios, las personas que realizan recurrentemente esta práctica pueden mejorar la frecuencia cardíaca en reposo, el colesterol y los triglicéridos; la glucosa y la insulina, disminuye factores de riesgo cardiovascular y reduce la presión arterial.

Sin embargo, si la persona presenta alguna enfermedad podría ser contraproducente y complicar su estado durante esta abstención. La idea de realizar esta práctica durante la cuaresma, es que la persona tenga ese espacio para conectar con sus creencias y su fe en un ambiente de paz y no que se sienta mal hasta el punto de enfermar.

Por lo tanto, es importante saber hasta dónde llegar en el ayuno, ya que se pueden plantear metas por horas y no durante periodos extendidos si esto no es posible.  Si el ayuno se realiza de manera inadecuada o se mantiene por largos periodos de tiempo se puede presentar dolores de cabeza, mareos, irritabilidad, ansiedad, trastornos en el sueño, problemas de concentración, deshidratación y descompensación, entre otros.

Es fundamental que se establezca un periodo acorde a la posibilidad de la persona y que durante este tiempo se mantenga la hidratación, ya que se puede consumir agua, infusiones o café, sin azúcar.

En el momento de presentar algún síntoma detener el ayuno y retomar la alimentación. No se recomienda en personas que padezcan diabetes, que tengan algún trastorno de la conducta alimentaria, embarazadas o periodo de lactancia y personas con ansiedad, estrés o trastornos del sueño.

Adicional a estas recomendaciones, los profesionales en nutrición recuerdan la importancia de elegir opciones de platillos sanos, frescos y no tan procesados; bajos en grasa, sodio y azúcar. Además, planificar sus comidas, consumir una porción moderada y evitar servirse grandes cantidades.

Asimismo, es vital mantener una correcta hidratación y evitar el exceso de bebidas alcohólicas, cuyo consumo suele ser elevado en estas épocas. De la misma manera, se debe mantener atento a los lugares donde se compran alimentos como granizados, ceviches o pescado, entre otros para prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos y lavar frecuentemente las manos.

Etiquetas: alimentación / Colegio de Profesionales en Nutrición / Costa Rica / Hábitos / mariscos / pescado / semana santa

Recomendaciones sobre este tema

¿Qué es el hambre emocional?

¿Qué es el hambre emocional?

Este comportamiento implica que la persona tenga deseos de comer, pero sin hambre fisiológica; sino que se deja…