• 26 diciembre, 2022

Nicole Marie Rosania y el arte de pintar

Nicole Marie Rosania y el arte de pintar

Después de tres años en silencio y  cuatro colecciones, promete un nuevo y diferente capítulo en su faceta artística.

Por Milagros Sánchez Pinel

Sus obras están inspiradas en la mujer, en su inmensa fuerza y emociones. A través de ellas, la artista plástica, Nicole Marie Rosania Arias invita a conocer el alma  de ellas y sus historias al desnudo.

Es Licenciada en Comunicación Estratégica con énfasis en Marketing en University of Louisville y cuenta con una maestría en Gestión, Organización y Dirección de Eventos del Instituto Europeo de Diseño en Madrid, España. Pero, sobre todo, es una artista con un talento natural que descubrió desde muy niña.

Su fascinación por el arte estuvo inspirada por su abuelo, Gustavo Rosania Stanziola (q.e.p.d.). Tanto así que para la pequeña Nicole las visitas a la casa de él eran una aventura inimaginable, siempre llena de pintura, colores e inventos por todos lados.

Desde entonces le llamó la atención lo visual, las texturas, sentir e inventar, al punto que solía voltear las piezas de los rompecabezas y los completaba al revés, solo con las formas, según le relata su abuela Cecilia Orillac De Arias.

“Esta inclinación natural mía crece en un ambiente donde veía a mi abuelo Gustavo haciendo desastres encantadores. Recuerdo como un día encontramos un cuadro hecho en el fino comedor de la sala principal de su casa”, comentó.

Acrílico sobre tela

Un buen día, su padre Gustavo Lucio Rosania trajo a la casa un enorme canvas y le dijo: “chinche, ¿pintemos un cuadro?” Fue en ese momento que se dio cuenta que su fascinación por la pintura iba más allá.

“Ese canvas blanco que pinté en el 2013 fue invadido por trazos y colores. Hasta la fecha, aún está en la sala de mi casa y solo lo han visto familiares y amigos cercanos”, nos relató.

Un año después de esa anécdota, Nicole tuvo su primera participación pública como pintora en la Tercera Gran Subasta de Arte organizada por la Fundación de Relaciones Sanas en el Intercontinental Miramar, Panamá. Partiendo de ahí, le siguieron otros eventos donde su arte quedó plasmado.

Formato de gran tamaño

Nicole Marie  refiere que en cuanto a estilo se inclina por el expresionismo y lo abstracto. Le gusta exagerar los volúmenes de las figuras cuando quiere resaltar un factor y usa los colores para activar emociones.

La técnica que predomina en sus obras es el acrílico sobre tela, carboncillo y spray-painting. La razón de esa preferencia es porque le gusta fluir y este método le permite un secado rápido, sin hacer pausas largas. Aunque también ha incursionado en óleos sobre tela para trabajos más delicados.

El tamaño de sus obras es algo que la caracteriza. Hasta hoy, todos son formatos grandes, alrededor de 40 x 70 pulgadas hasta de 60 x 80 porque le gusta el impacto y lo imponente que resulta.

Actualmente, tiene cuatro colecciones: “Awear, Awhere” que invita a ser consciente por el resto de nuestras vidas de lo que sentimos cuando nos tocó cubrirnos y encerrarnos como consecuencia del Covid-19; “Cuántos Kilates” que destaca el valor y pureza del ser mujer; “Las Griegas”; inspirada en la cultura e historia griega y “Desfile 2017” que fue su debut como artista.

“En las cuatro colecciones he reflejado un tema emocional  que poco a poco y con los años he desenmascarado y estimado. Mis cuadros son solo un aporte más para recordarnos el valor que tiene una mujer. Por supuesto que su porte, figura y su semblante crea una atracción. Pero, lo realmente atractivo son todos sus roles y la complejidad de atributos en ellas que solo pueden notarse si tomas tiempo en observar, más allá de la primera impresión y conocerlos”, manifestó.

Sin duda, para la artista panameña el arte es un medio para expresarse y muchas veces permite expresar sentimientos extremadamente profundos y privados en donde falta el coraje para manifestarlos verbalmente.

Sobre el proceso de creación explicó que carece de uno establecido a la hora de establecer la idea de lo que plasmará en una obra.

“A veces surge una idea al imaginar combinaciones de colores determinados. Otras veces descargo en un sketchbook (libro de bocetos) trazos y dibujos. Además, cuando veo objetos, formas y materiales surgen ideas derivadas de ello. Pero, también, encuentro inspiración para nuevas creaciones desde obras propias y de otros artistas”, dijo.

Por otro lado, Nicole Marie comentó que lo que más le ha influenciado en su carrera como pintora son las tendencias y estilos de obras que admira y que en su conjunto le han ayudado a formar su propio estilo.

También, ha incorporado en sus obras elementos que le recuerdan a grandes talentos panameños como: Eduardo Navarro, Andrea Arias y Juan Raúl Díaz, a quienes les agradece por demostrarle que “se puede ser grande en un país tan chiquito”.

Y a propósito de sus influencias recordó que su obra “Las cartas de Esmeralda,  contiene versos de un autor anónimo que hizo un poema sobre los ojos verdes de su abuela Elba De Rosania.

La artista ejecutiva 

Paralelamente, Nicole Marie es ejecutiva de cuentas en la empresa Warner Bros Discovery (WBD), un conglomerado multinacional estadounidense de medios de comunicación y entretenimiento.

Acrílico sobre tela en díptico

“A mediados del 2023 cumplo 10 años de estar laborando en Turner, luego Warner Media y hoy en día WBD. He crecido junto al crecimiento de la empresa”, dijo.

En la empresa se ha desarrollado más allá del departamento de ventas, en donde básicamente el trabajo consiste en planificar una estrategia para que una marca tenga una comunicación más efectiva con la audiencia adecuada.

“Mi parte creativa ha sabido decir presente al pensar fuera de lo tradicional. Animo a los clientes a atreverse y colaborar con ideas para que el consumidor reciba un contenido de marca interesante, en vez de ser una publicidad más”, indicó.

En consecuencia, Nicole pasa sus días, de lunes a viernes, frente a una computadora. Su faceta de artista queda reservada para los fines de semana o para las noches, a menudo acompañada de un café, un vinito o un cóctel.

“Realmente me incliné al arte sin el propósito de  algún día llamarlo trabajo. Hoy en día, lo hago porque realmente lo disfruto y prefiero pintar en mi tiempo libre que ver televisión o salir de compras”, dijo.

Sin embargo, reconoce que le invaden los pensamientos de “¿Y si pudiera dedicarme al arte el 100% de mi tiempo? o ¿Qué tanto y con cuántas personas me habría podido comunicar?”.

Así que, luego de esa reflexión aprovecha para expresar su admiración por  todos los artistas que han escogido hacer de su pasión un trabajo. Asumiendo el reto de administrar cuentas, invertir en tutorías y muchísimo material para explorar prototipos, coordinar fotografías, transportar y cargar grandes formatos, cuidar y dar debido tratamiento a las obras, realizar marketing, coordinar o participar de eventos de exhibiciones, entre muchas más responsabilidades.

Etiquetas: Arte / artista / pintura / Roaring 20

Recomendaciones sobre este tema

Consintiendo a sus perritos 

Consintiendo a sus perritos 

Daphni Omirou Castro ofrece servicio de guardería, hotel, grooming, nutrición y tienda. 
La musa divina: El papel de la religión en la inspiración del arte

La musa divina: El papel de la religión en la inspiración del arte

A lo largo de la historia, la intersección entre la religión y el arte ha sido un terreno…
¿Quién dice que la construcción es cosa de hombres? 

¿Quién dice que la construcción es cosa de hombres? 

La ingeniera María Alejandra Castro trabaja en construcción marítima y túneles en Virginia, Estados Unidos.