Mitos contra la vacunación podrían afectar la salud de los costarricenses

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

Mitos contra la vacunación podrían afectar la salud de los costarricenses

Se recomienda vacunarse aunque ya se haya padecido influenza antes de la época lluviosa.

A pesar de que el virus de la influenza afecta a un porcentaje grande de personas y que se trata de una enfermedad prevenible con la vacunación, aún existen mitos que evidencian la falta de conocimiento. Algunas personas atribuyen a la vacunación enfermedades que ya venían encubando desde tiempo atrás o le atribuyen síntomas que no son propios de la vacuna, para aclarar este tema, el doctor Gustavo Lazo, inmunólogo pediatra, aclara dudas que le podrían salvar la vida:

1. Mito: La vacuna contra la influenza causa la enfermedad.

Verdad: Las vacunas permiten que el organismo desarrolle inmunidad emulando una infección que no provoca la enfermedad y a que el sistema inmunitario produzca anticuerpos.

Después de recibir una vacuna, la imitación de la infección puede causar síntomas menores que son normales mientras el cuerpo desarrolla inmunidad.

2. Mito: Es mejor enfermarse que vacunarse.

Verdad: La influenza puede ser una enfermedad grave, especialmente entre embarazadas, niños, adultos mayores y personas que padecen enfermedades crónicas, cardiacas o diabetes.

Vacunarse es una opción segura para prevenir la enfermedad y se recomienda hacerlo cada año porque los virus pueden cambiar.

3. Mito:Tomar Vitamina C previene la influenza.

Verdad: La ingesta regular de vitamina C no tiene efecto sobre la incidencia de influenza, aunque podría reducir mínimamente su duración.

4. Mito: Salir sin abrigo o exponerse al frío produce influenza.

Verdad: La influenza estacional coincide con la época más fría, pero la enfermedad no está asociada a las temperaturas bajas.

Exponerse al frío puede afectar los mecanismos de defensa, pero no produce la enfermedad.

5. Mito: Los antibióticos curan la influenza.

Verdad: La influenza es producida por un virus y los antibióticos se prescriben para combatir las infecciones bacterianas, por lo que no se curará y no evitará el contagio a otras personas.

El tratamiento, tanto para niños como para adultos, consiste en descansar, tomar líquidos y aliviar los síntomas con medicamentos adecuados. Los antibióticos puede causarle reacciones dañinas y generar resistencia a las bacterias.

6. Mito: La influenza no es más que un refrío fuerte.

Verdad: Las infecciones por influenza son más severas. Comienza súbitamente y producen síntomas como fiebre, dolores musculares y articulares, escalofríos, dolor de cabeza y de garganta, y tos; mientras que el resfrío produce pocos síntomas sistémicos y fiebre baja.

Los síntomas de la influenza obligan a permanecer en cama de dos a tres días y pueden causar neumonía, bronquitis, otitis media, meningitis y encefalitis, entre otras.

7. Mito:Si tuvo influenza antes de la época lluviosa, ya está inmunizado.

Verdad: La influenza es causada por diferentes virus y cepas, por lo que es posible volver a contagiarse.

Se recomienda vacunarse aunque ya se haya padecido influenza antes de la época lluviosa. El momento ideal para aplicar la vacuna es al inicio del año, pero también aporta inmunidad en cualquier momento.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario