Lujo total

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaTop News

Lujo total

La Universidad Castro Carazo lo ayuda a prepararse.

La ciudad de Antigua, en Guatemala, es el sitio perfecto para este hotel. No solo por su gran afluencia turística, sino también por ese aire cosmopolita e histórico que invade sus calles; una atmósfera que se complementa de manera armónica con el nuevo Mil Flores Luxury Design Hotel.

Esta nueva opción de hospedaje forma parte de La Casa de las Mil Flores, edificación del siglo XVI con un alto valor patrimonial ya que se encuentra casi intacta.
Se ubica a 300 metros de la entrada principal de la ciudad, en el barrio Santo Domingo y a tan solo unas cuadras del Parque Central. Su misión es ofrecer, a quienes lo visitan, una experiencia única donde la modernidad y el confort se mezclan de manera orgánica.

“Quizás uno de los mayores valores añadidos de nuestro hotel es su cercanía con los principales puntos de la ciudad, donde los huéspedes tienen la opción de vivir todo tipo de experiencias”, explica Mariano Beltranena, su director general.

Mil Flores Luxury Design Hotel pertenece a la Operadora de Hoteles Vista Real, grupo que desde hace 15 años ha innovado el mercado hotelero y que, con la apertura de este establecimiento, nuevamente marca historia en el país, al aportar un producto totalmente fresco que eleva la calidad de la oferta hotelera de Guatemala como país y de la Antigua Guatemala como destino.

El hotel Mil Flores ocupa el espacio donde antes se levantaba un restaurante y en su desarrollo se han invertido cerca de US$750.000, una suma que salta a la vista en cada uno de sus detalles.

Las suites están equipadas y decoradas de tal forma que los huéspedes puedan sentir el material natural y visual de los elementos que las conforman, el objetivo es que el cliente también entienda el lujo como la posibilidad de gozar de la tranquilidad, privacidad, servicio y originalidad en el diseño.

“Apuntamos a un tipo de huésped que está dispuesto a pagar un poco más por recibir lo mejor. Este es un concepto nuevo y no queremos ser catalogados como un hotel boutique, puesto que esa palabra ahora se usa para designar cualquier sitio pequeño”, añade Beltranena.

La decoración y la ambientación están inspiradas en rosas, hortensias, orquídeas, jacarandas, lirios y azaleas, lo que pretende que el huésped se traslade, a través de los colores y texturas, a diferentes escenarios sensoriales de lujo.

Además, cada habitación incluye aire acondicionado, chimenea, caja fuerte, televisor de pantalla plana con cable, escritorio, teléfono, minibar y ventanas con espectaculares vistas al exterior.

El servicio personalizado se complementa con áreas de estar al aire libre y bajo techo, junto a un mural que data del siglo XVII, un lounge biblioteca, un lounge bar y un restaurante con capacidad para 22 comensales. Asimismo, cuenta con estacionamiento propio contiguo al hotel, piscina, así como áreas de masaje, sauna y para tomar el sol.

“Si bien el hotel está orientado al viajero ejecutivo, también esperamos participar del turismo de bodas y celebraciones que ha crecido de manera sostenida en la ciudad de Antigua”, añade el director.

Rommel Téllez

Deja una respuesta