Fernando Palomo: la voz del fútbol en Latinoamérica

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DeportesDestacadasEstilo de VidaTop News

Fernando Palomo: la voz del fútbol en Latinoamérica

El comentarista deportivo salvadoreño lleva una vida conducida por su pasión, preparación y dedicación, que le han guiado a triunfar en una profesión altamente competitiva.  

Por Mauricio Venegas, corresponsal de Vida y Éxito en Miami.

Hay ciertas cosas en esta vida que parecen estaban destinadas a combinar perfectamente; cómo un buen plato de quesos con un vino, el sol y la playa, o Fernando Palomo sentado frente a un micrófono. Muchos pensaríamos que desde niño el comentarista deportivo nacido en El Salvador hace 46 años soñaba con relatar esos eventos deportivos que nos hacen sentir vivos; sin embargo, de haber seguido su plan inicial, estaría laborando en la industria agrícola en lugar de brillar en los medios de comunicación.

El salvadoreño Fernando Palomo es reconocido por todo el continente americano por ser uno de los mejores y más respetados comentaristas deportivos.

En sus 20 años como periodista deportivo, Palomo se ha destacado principalmente por su trabajo para ESPN, el medio líder mundial en deportes, donde ha desarrollado varias funciones desde el año 2000, entre las que se encuentran ser conductor del popular programa de fútbol internacional Fuera de Juego desde el 2006 y narrar cientos de partidos de las competiciones más importantes del balompié mundial en español e inglés. Palomo también ha sido una de las voces oficiales en español para el videojuego de fútbol FIFA desde el 2013. Antes de su carrera en medios de comunicación, él había sido un atleta destacado en la disciplina de lanzamiento de jabalina en su etapa como estudiante en Texas A&M y para el equipo nacional de atletismo de El Salvador.

Sentado frente a él en el lobby del hotel Hilton Miami Downtown y disfrutando de una taza de café humeante recién hecha, como sé que tanto disfruta Fernando, conversamos acerca de cómo su pasión, preparación y dedicación lo encaminaron en una aventura inesperada que lo ha colocado como un personaje insigne del fútbol, y en general, del deporte latinoamericano.

Pasión por el mundo del deporte y trayectoria como atleta

Al preguntarle sobre el origen de su pasión por el deporte, la mente de Palomo lo transporta directamente al hogar de su infancia. Siendo el menor de siete hermanos y criado por padres que veían el deporte como un elemento fundamental para el desarrollo de sus hijos, la inclinación de Palomo hacia el ámbito deportivo viene siendo algo básicamente hereditario.

“Termine criándome en una casa en la que solo se hablaba de deportes, entonces cuando había deporte lo veíamos y convivíamos de eso”, cuenta Palomo acerca de su niñez en El Salvador.

Fue así, viendo la transmisión de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, que decidió convertirse en atleta. Las imágenes que vio le inyectaron el deseo de en un futuro poder estar en unos Juegos Olímpicos como deportista participante.

Pese a quedarse corto en su búsqueda por competir en una justa olímpica, Palomo recuerda con cariño su tiempo como atleta y se siente orgulloso de haber representado a su país en el Campeonato Mundial de Atletismo en 1995 y por formar parte de la historia del deporte salvadoreño debido a su récord nacional en lanzamiento de jabalina establecido durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1998. Cuenta además que su etapa como deportista le dejó muchas enseñanzas valiosas.

“El atletismo me enseñó muchísimo de lo que es la vida. Me enseñó sobre la importancia de la preparación personal, disciplina y exigir competencia para poder mejorar y crecer”, indica Palomo.

Un destino inesperado

Impulsado por su propia exigencia y pasión, Palomo relata que en sus años como atleta en secundaria fue la curiosidad por aprender y mejorar que terminó abriéndole las puertas en un canal de televisión de su país. Mientras investigaba sobre el atletismo para perfeccionar sus habilidades como atleta a lo largo de varios años, él recopiló un archivo de recortes de periódicos extenso y rico en información.

A lo largo sus 20 años trabajando para la cadena líder mundial en deportes, Fernando Palomo se ha convertido en la voz del fútbol internacional transmitido por ESPN Deportes y ESPN Internacional en Latinoamérica y los Estados Unidos.

Confiado en que su archivo sería útil para los narradores de Canal 4 de El Salvador, un Palomo de 16 años marchó hacia las oficinas poco antes del arranque de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 para ofrecerles lo que él había creado. Aceptaron su recopilación de datos, y le ofrecieron que ayudara en la producción del evento. Después del final de esas olimpiadas, Palomo continuó colaborando con el canal, y un día por su conocimiento, le ofrecieron ser analista para las competencias de atletismo que ellos transmitían.

“Así fue cómo me pusieron frente a un micrófono y ahora esta alguien queriendo que me lo quiten porque no paro de hablar”, comenta Palomo mientras suelta una risa.

A pesar de descubrir y verse fascinado por el mundo de la televisión tras bastidores, para Palomo su participación en los medios en ese entonces era solamente un pasatiempo para alimentar su pasión por el ámbito deportivo, y al empacar maletas para ir a la universidad en Estados Unidos, se fue a estudiar economía agrícola. En sus años de universitario en Texas A&M, él participaba en la producción de eventos deportivos con el canal televisivo de su país cuando regresaba durante los veranos.

Tras culminar sus estudios y trabajar por unos años en El Salvador, Palomo decidió buscar un trabajo relacionado al deporte y aplicó a empresas internacionales en busca de un puesto en marketing deportivo, y entre esas se encontraba ESPN. Él cuenta que mandó su currículum a la conocida cadena sencillamente para poder decir que lo intentó. De manera inesperada, sí le respondieron, aunque sorpresivamente la oportunidad que surgió era ajena al campo de marketing.

“Cuando me llaman de ESPN creí que era para conocer un poco de mi pasado en marketing, sin saber que lo que ellos habían visto y les llamó la atención era mi experiencia como narrador en televisión”, explica Palomo sobre su irrupción en el mundo de los medios deportivos.

¿Suerte o fruto de la preparación continua?

El hecho de que el salvadoreño terminara triunfando como voz del fútbol en el continente americano en ESPN puede parecer tener a la suerte como protagonista, aunque en realidad fueron la pasión y preparación que le llevaron a triunfar en la profesión que por años veía como un pasatiempo. Palomo duda de la suerte como elemento esencial, ya que da crédito a sus años colaborando con el medio de televisión en su país, lo que luego potenció a nivel internacional, como su preparación indirecta para dejar su huella en diversos campos del mundo de periodismo deportivo: analista, conductor, panelista, reportero, narrador, comentarista, entre otros.

Mauricio Venegas (izquierda), de Vida y Éxito junto a Fernando Palomo (derecha) el pasado 10 de octubre en el hotel Hilton Miami Downtown.

“Yo creo que la suerte acompaña a aquellos que están preparados para recibir las oportunidades. La suerte es la coincidencia de una oportunidad con la preparación,” dice Palomo.

Palomo también enfatizó que la improvisación que tanto entra en escena durante una narración es fruto de la preparación, ya que muchas veces las frases que terminan resonando en nuestras cabezas han sido ensayadas previamente. El recuerda una conversación con Jacobo Zabludosvky, reconocido conductor en televisión mexicana por muchos años, como la clave de su éxito.

“Si quieres improvisar, prepárate me dijo. Esa es la clave para mi. Mi trabajo es mucho de improvisación, pero detrás de la improvisación hay mucha preparación”, asegura el narrador que se ha convertido en un referente para muchos latinoamericanos que admiramos su trayectoria y su capacidad para darle un sabor especial a cada evento deportivo con su voz y su entusiasmo.

Luego de un sorbo de café, con humildad me expresa que el deporte es el protagonista y que el sencillamente es un relator que tiene el honor de describir la serie de eventos que suceden en una justa deportiva. Eso sí, cada descripción detallada cortesía de la brillante mente de Palomo viene acompañada de una preparación especifica para llenar sus propias expectativas, porque sino está satisfecho con su propio trabajo, cómo puede esperar que el público viva una grata experiencia guiada por las notas entonadas por su voz.

Para cerrar, Palomo alienta a todo aquel que tiene un norte en mente a dejar atrás cualquier complejo y empeñarse en conseguirlo. Así mismo fue que él logró conquistar un mercado tan demandante como el de los Estados Unidos sin importar su origen, lengua nativa y rasgos físicos. Esencialmente, como tanto nos recalca en sus transmisiones y diversos programas, hay que “ponerse las pilas”.

“Las barreras están colocadas en el espacio que hay entre una oreja y la otra, están mucho más en la cabeza que afuera. Ante eso, cuando uno tiene un sueño hay que creer que uno es capaz de lograr los objetivos que se plantea y evitar pensar en los obstáculos, sino en la meta”, dice Palomo en un mensaje dirigido a todo aquel que quiere triunfar sin importar las barreras que constantemente aparecen en el camino. “Los obstáculos van a ser consecuencia de una meta importante. Mientras más importante la meta, más serán los obstáculos por superar”.

Tomando el último sorbo de su taza de café y pendiente de su hora de partir para poder cumplir con otros compromisos, él se despide y culmina nuestra platica. Una media hora cargada de sabiduría, inspiración y perseverancia hacia el éxito conducida por el intelecto de un referente de nuestra región latinoamericana como lo es Fernando Palomo.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply