El Sevilla conquista su sexta Europa League tras derrotar al Inter 3-2

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DeportesEstilo de Vida

El Sevilla conquista su sexta Europa League tras derrotar al Inter 3-2

La Copa es del Sevilla. Es su trofeo. Da igual cómo se llame y cuándo se juegue.

El Sevilla levantó su sexta Liga Europa o Copa de la UEFA,  al vencer 3-2 al Inter de Milán. Este equipo tiene un índice de fiabilidad impresionante cuando llegan los partidos decisivos. Aunque se compliquen, y mucho, desde el comienzo, como sucedió contra el Inter, informa La Razón.

Pero Diego Carlos, que había respetado su costumbre en la fase final de hacer un penal en los primeros minutos, apareció por sorpresa, como los héroes de verdad, cuando menos se le esperaba y cuando no le correspondía para hacer una chilena milagrosa. Un remate impropio de un central que Lukaku ayudó a llegar a gol. Godín miraba el remate con cara de incredulidad. Dice la UEFA que el gol es del brasileño, porque a los héroes hay que honrarlos como se merecen. Y él lo celebró con el balón en la barriga para celebrar su futura paternidad.

Para completar la final se marchó lesionado, sustituido por Gudelj, y tuvo que ver los últimos minutos desde el banquillo. No mucho tiempo antes de marcar Diego Carlos se había acercado a la banda para que le vendaran el muslo. Quizá eso explica su incapacidad para frenar a Lukaku en la primera carrera del partido y en todas las que llegaron después. Eso y el físico bestial del belga. Una amenaza constante que ha marcado en todos los partidos que ha jugado esta temporada en esta competición.

Contra el Sevilla lo hizo en las dos porterías y antes de decidir el partido para el equipo español podía haberle dado la victoria a su equipo. Pero había más héroes en el Sevilla, aparte de Diego Carlos, que una vez más había sido incapaz de contener la carrera del «9» del Inter. Bono, brillantísimo contra el United en la semifinal, sacó la pierna para despejar el remate de Lukaku y dar un poco de aire a su equipo. El guardameta repitió en los últimos minutos, cuando el Inter buscaba desesperadamente el empate.

El presidente del Sevilla, José ¨Pepe¨ Castro, festejo a lo grande. Foto Sevillafc.es

Aunque el primer héroe reconocible de la final había sido Luuk de Jong, un delantero discutido desde su llegada, al que le costaba marcar y que había dejado lo mejor para el final de la temporada. Marcó el gol decisivo en la semifinal a pase de Navas y repitió por dos veces para dar la vuelta al partido, que había nacido torcido con el penalti de Lukaku.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta