El lavado de las manos: ¿qué se debe hacer y qué evitar hacer?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasEstilo de VidaSalud

El lavado de las manos: ¿qué se debe hacer y qué evitar hacer?

Lavarse las manos es una forma sencilla de prevenir infecciones. Aprenda cuándo lavarse las manos, cómo utilizar desinfectante para las manos y cómo hacer que su niño adquiera este hábito

Lavarse las manos frecuentemente es una de las mejores maneras de evitar enfermarse y contagiar enfermedades. Estas son algunas recomendaciones que brinda Mayo Clinic para hacerlo de la forma correcta.

Cuándo lavarte las manos

El contacto con otras personas, superficies y objetos a lo largo del día hace que se acumulen gérmenes en las manos y al tocarte los ojos, la nariz o la boca, puedes infectarte y contagiar a los demás. Si bien es imposible mantener las manos libres de gérmenes, lavarse las manos con frecuencia puede ayudar a limitar la transferencia de bacterias, virus y otros microbios.

Siempre lávese las manos antes de:

  • Preparar comidas o comer
  • Tratar heridas o cuidar a una persona enferma
  • Colocar o quitar lentes de contacto

Siempre lávese las manos después de:

  • Preparar alimentos
  • Ir al baño o cambiar pañales
  • Tocar animales, su comida o sus desechos
  • Sonarte la nariz, toser o estornudar
  • Tratar heridas o cuidar a una persona enferma
  • Manipular basura o residuos

Además, cuando estén visiblemente sucias.

 Olvide el jabón antibacteriano

Lo mejor es lavarse las manos con agua y jabón.

Los jabones antibacterianos, como los que contienen triclosán, no son más eficaces que los jabones comunes para eliminar gérmenes. El uso de estos jabones antibacterianos incluso puede llevar a la aparición de bacterias resistentes a las sustancias antimicrobianas del producto, lo que hace más difícil eliminarlas en el futuro.

En 2016, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos promulgó una norma bajo la cual los productos antisépticos para lavado que contienen la mayoría de ingredientes activos antibacterianos, como  triclosán y triclocarbán, ya no pueden ser de venta libre ni comercializarse. Dentro de estos productos están el jabón para manos en líquido, espuma y gel, los jabones sólidos y los jabones para el cuerpo.

Cómo lavarse las manos

En general, lo mejor es lavarse las manos con agua y jabón. Siga estos pasos:

  • Mójese las manos con agua corriente (fría o tibia).
  • Cree un cuenco con la mano y ponga el jabón líquido, sólido o en polvo.
  • Enjabónese bien.
  • Lave las manos vigorosamente, palma contra palma, durante 20 segundos mínimo. Recuerde lavar todas las superficies, incluso el reverso de las manos, las muñecas, los espacios entre los dedos y bajo las uñas.
  • Enjuague bien.
  • Seque las manos con una toalla limpia.
  • Use la toalla para cerrar el grifo.

 Cómo usar desinfectantes de manos a base de alcohol

Los desinfectantes de manos a base de alcohol que no requieren agua son una alternativa aceptable cuando no hay agua ni jabón disponibles. Si usa un desinfectante de manos, asegúrese de que el producto contenga por lo menos 60 por ciento de alcohol. Siga estos pasos:

  • Aplique una cantidad suficiente del producto en la palma de la mano para humedecer completamente ambas manos.
  • Limpie las manos, abarcando todas las superficies, hasta que queden secas.

 Los niños también deben tener las manos limpias

Para mantener sanos a los niños, hay que animarlos a lavarse las manos con frecuencia. Lávate las manos con tu hijo para mostrarle cómo se hace y si deseas evitar que lo haga con prisa, sugiérele que se lave las manos durante el tiempo que le lleva cantar «Feliz cumpleaños» dos veces. Si tu hijo no alcanza el lavabo solo, ten a mano una escalerilla.

Los niños y los adolescentes pueden usar desinfectantes de manos a base de alcohol sin ningún problema, especialmente cuando no hay disponibilidad de agua y jabón. Sin embargo, supervisa a los niños pequeños mientras usan desinfectantes de manos a base de alcohol, porque si se los tragan, puede sufrir una intoxicación por alcohol. Una vez utilizado el desinfectante, guarda el recipiente en un lugar seguro y fuera de su alcance.

Lavarse las manos es muy provechoso cuando de prevenir enfermedades se trata. Por tanto, adoptar este hábito es fundamental para proteger la salud.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply