Cómo un agente de jugadores de béisbol ayuda a sus clientes a cambiar sus vidas: la trayectoria de Félix Olivo        

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DeportesEstilo de Vida

Cómo un agente de jugadores de béisbol ayuda a sus clientes a cambiar sus vidas: la trayectoria de Félix Olivo        

Félix Olivo es un amante del béisbol, que guiado por su pasión, fundó una academia formadora de jugadores en Venezuela y una agencia de representación de jugadores en Miami, Florida.

Impulsado por su pasión por la pelota, Félix Olivo forma jugadores jóvenes en su academia en Venezuela y luego los representa en los Estados Unidos mientras se abren camino hacia la Major League Baseball (MLB).

Por Mauricio Venegas, corresponsal de Vida y Éxito en Miami, Florida

Durante la infancia siempre hay algo que nos impacta de una manera tan fuerte que nos cambia por el resto de la vida. Para Félix Olivo Ludert, eso fue el béisbol. El venezolano, de 57 años, quien es oriundo de la ciudad de Valencia en el estado de Carabobo y actualmente vive en Miami con su familia, lleva una vida conducida por su amor a la pelota desde su niñez. Una pasión que lo ha llevado a triunfar en una profesión bastante peculiar y exigente como lo es la de ser agente de beisbolistas profesionales que militan en la Major League Baseball (MLB) de los Estados Unidos.

De soñar con ser jugador profesional, a convertir beisbolistas jóvenes en grandes ligas y ser el único venezolano con una agencia de representación de peloteros profesionales en los Estados Unidos, Olivo vive inmerso en el mundo del béisbol, aunque todo era distinto antes que se arriesgara y se enrumbara en su aventura en la industria del béisbol hace poco mas de 20 años.

Sueño frustrado y cambio de chip

Cuenta Olivo que desde una temprana edad el béisbol se apoderaba de su entorno. Durante su niñez, su padre junto a otros inversores fue responsable de comprar y trasladar al equipo más emblemático del béisbol venezolano, Navegantes del Magallanes, a la ciudad de Valencia. Desde ese entonces se convirtió normal para él ver a los jugadores norteamericanos que militaban en el equipo paseándose por su casa, y junto a ellos, la presencia de una pelota, un guante y un bate se volvió algo rutinario. “Así se me fue despertando el gusanito del béisbol y empecé a jugar a una corta edad,” rememora Olivo.

Actualmente Félix Olivo es el único venezolano que tiene su propia agencia de representación de beisbolistas profesionales en los Estados Unidos.

Se convirtió en un beisbolista destacado en su país, e incluso llegó a brillar en el extranjero, en el equipo de la secundaria en la que estudiaba en los Estados Unidos, y soñaba con jugar profesionalmente. A pesar de recibir becas para jugar en la universidad y estar en el radar de los Cincinnati Reds de la MLB, ante la negativa de su padre, Olivo se vio obligado a abandonar su sueño de jugar béisbol profesionalmente y entró en la industria de importación y exportación en Puerto Cabello, Venezuela. Una carrera que le trataba muy bien económicamente, pero que era ajena a lo que más le apasionaba en la vida y le tenía frustrado.

Un buen día, a mediados de los años 90, Olivo decidió vender sus acciones en la industria de importación y “cambiar de chip” para buscar una carrera relacionada al deporte que ama. Para ese entonces, el talento venezolano ya destacaba en las grandes ligas y equipos de MLB establecían academias en el país para reclutar peloteros. Aunque dichas academias firmaban a beisbolistas jóvenes en su país y los llevaban a los Estados Unidos para desarrollar sus carreras, Olivo notó que los jugadores y sus familias recibían ofertas muy por debajo de lo que en verdad valían. Al ver eso, él decidió que la figura de un agente era necesaria para que los jugadores jóvenes en Venezuela y sus familias ingresaran sumas de dinero apropiadas al momento de firmar, y tuvo la idea de fundar la primera academia independiente de una organización de MLB en su país. Así fue como, en 1999 y junto a su hermano Carlos Antonio, inició el proyecto de lo que hoy es la academia OL Baseball Academy en Venezuela.

La expansión de un sueño y la creación de su agencia de representación en Miami

Después de que el nombre de Félix Olivo comenzara a resonar entre los scouts de equipos de MLB, su academia empezó a atraer talentos y disfrutar de los frutos que brinda la buena gestión de beisbolistas jóvenes mientras les proveían un servicio valioso a ellos y sus familias. Así fue que pronto las cifras por las cuales sus beisbolistas eran firmados incrementaron a los cientos de miles de dólares y a los millones, y fueron posicionando al béisbol en otro nivel en términos económicos, y a la vez, su academia era reconocida por tener a los mejores prospectos de Latinoamérica.

Félix Olivo es un amante del béisbol, que guiado por su pasión, fundó una academia formadora de jugadores en Venezuela y una agencia de representación de jugadores en Miami, Florida.

Tras el éxito de la academia en Venezuela, Olivo se mantuvo ambicioso y quiso convertirse en agente. “Me di cuenta de que ya no me conformaba con firmar al jugador y solo representarlo en una faceta, quería acompañarlos y ayudarlos hasta que lograran ser grandes ligas”, indica.

Con esta nueva meta en mente, Olivo comenzó a contactar a agencias de representación en los Estados Unidos hasta que se le abrió una puerta. Trabajó con una agencia estadounidense durante siete años, aprendiendo del gremio al lado de reconocidos expertos en el mundo del béisbol como Dan Evans, exgerente general de Los Angeles Dodgers. En 2006 tras abandonar dicha firma y colaborar por unos meses con otra agencia norteamericana, Olivo sintió que ya tenía el know how para certificarse y abrir su propia agencia en los Estados Unidos.

Luego de varios años de preparación y certificaciones para convertirse en agente general de jugadores de MLB, Olivo cuenta que en 2010 el habló con un grupo de jugadores que habían formado parte de su academia en Venezuela y que en ese momento eran representados por otras firmas, y los convenció de pasarse a su agencia. Esas fueron las raíces de la exitosa agencia de representación OL Baseball Group en Miami y, como se dice, el resto es historia.

Hasta la fecha, OL Baseball Group ha representado a mas de 100 beisbolistas jóvenes que la academia de Olivo en Venezuela ha logrado firmar con organizaciones de MLB, de los cuales unos 14 han logrado llegar hasta las grandes ligas. También, Félix Olivo sigue siendo el único venezolano con su propia agencia de representación de jugadores en los Estados Unidos.

Ilusión y repercusión

Logo de la agencia de representación de jugadores de béisbol localizada en Miami y fundada por Félix Olivo en 2010.

Cuando iniciaron con el proyecto en 1999, ninguno de los hermanos Olivo Ludert, y mucho menos Félix, eran capaces de imaginar todo lo que iban a aportarle a la industria del béisbol y el impacto que causarían localmente con el éxito alcanzado identificando y desarrollando talentos de Venezuela que llegarían a las grandes ligas con el apoyo de OL Baseball Academy y luego OL Baseball Group. Rómulo Sánchez, José Lobatón, Héctor Sánchez, Jesús Montero, Deolis Guerra, Martin Pérez, Ramón Flores, José Osuna, José Ruiz, Anthony Santander, José Gregorio Castillo, Wilmer Font, Luis Arráez; solo son algunos de los nombres que ayudaron desde adolescentes hasta que llegaran a ser jugadores en la MLB. Además, según indica Olivo, en la época cuando fundaron OL Baseball Academy, había 20 academias afiliadas a equipos de MLB y su institución era la única academia independiente. Ahora, dice que hay mas de 200 academias privadas desarrolladoras de talento en Venezuela.

“Cuando empecé esto con mi hermano teníamos mucha ilusión, aunque nunca pensamos que íbamos a tener tanta repercusión. Ahora somos un punto de referencia para otras academias que buscan hacer lo mismo”, cuenta orgullosamente acerca del impacto que ha tenido su academia.

Eso si, a pesar de su éxito, Olivo sigue más motivado que nunca, ya que como él dice, “La parte fácil es llegar, lo difícil es mantenerte en la cima”. Para ello, él se aferra a las claves que le han llevado a triunfar en la vida: disciplina, pasión por todo lo que hace y, lo principal, el trabajo en familia. Un trabajo en familia que ha sido el pilar del éxito de OL Baseball Academy y OL Baseball Group, y que lo va a seguir siendo.

Además de su hermano, su esposa María Pía Palazzone, sus hijos, sus otros hermanos, su madre y cada miembro de su staff que se ha convertido en parte de la familia, entre los que se encuentran Hely Rodríguez y Ricardo Pontillo del departamento de redes sociales y el encargado de las operaciones de béisbol Jesús Filardo, son vitales para las operaciones del día a día y el crecimiento de ambas empresas. La esperanza de Félix Olivo es que en un futuro cuando le toque dar un paso al lado, su hija Katherine, actual “concierge” y administradora de OL Baseball Group, y su hijo Félix Leonardo, quien actualmente es agente y CEO mientras termina su carrera universitaria de gerencia deportiva, tomen el mando de los negocios familiares.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply