También recomienda ajustar el brillo de la pantalla para que coincida con el nivel de la luz en donde se encuentres.

Evita trabajar en una habitación oscura con una pantalla brillante.

Los expertos dicen que el texto oscuro sobre un fondo claro es generalmente mejor para los ojos que el texto claro sobre un fondo oscuro. Y también es mejor evitar los esquemas de color de bajo contraste.

5. Salir y disfrutar del aire libre

“Es esencial tomar descansos regulares de la pantalla”, aconseja la profesora Mariya Moosajee, del University College de Londres.

“Le da a sus ojos la oportunidad de mirar a lo lejos y parpadear”.

Los descansos cortos regulares son mejores que menos descansos más largos, añade.

Salir al aire libre para un descanso es una excelente manera de aliviar la presión en los ojos, así como de ayudar a su salud física y mental en general.

Obviamente, eso es difícil durante el confinamiento, especialmente para las personas que no tienen acceso a un jardín o balcón privado. Pero hay estudios que sugieren que puede ser todavía más importante para los niños.

La fatiga ocular por el uso intensivo de pantallas en adultos puede ser extremadamente desagradable, pero no provoca daños permanentes

En los niños, sin embargo, existe alguna evidencia de que el uso intensivo de pantallas y el tiempo insuficiente al aire libre pueden provocar miopía.

Fuente: BBC Mundo