Café Mamá Inés es una de las marcas de café más reconocidas y exquisitas en el mundo

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasEstilo de VidaNegociosTop News

Café Mamá Inés es una de las marcas de café más reconocidas y exquisitas en el mundo

La calidad de Café Mama Inés lo hace un reconocido embajador de República Dominicana.

Vida y Éxito escribe sobre la historia de este gran café.

Por más de cinco décadas, Café Mamá Inés es considerado como uno de los cafés mas exquistos del mundo. Está en el top ten de las marcas de café en el mundo.

José Antonio Ureña, presidente de Café Mamá Inés, y Roberto J. Argüello, presidente de CEO Advisors.

José Antonio Ureña, presidente ejecutivo de Café Mamá Inés comenta a Vida y Éxito que el éxito de su marca está basado en la selección de los mejores cafés de República Dominicana, el uso de la misma fórmula por los últimos 50 años y el meticuloso proceso de limpieza, tueste y enfriado de cada grano de café.

La historia de la marca del Café Mamá Inés es fascinante.

A principios de los años 90, el empresario Ricardo Hernández Elmúdesi revolucionó el mercado de café tostado en República Dominicana y las Antillas al introducir tecnología, conocimientos y estrategias de mercadeo antes reservadas para las grandes industrias del mundo. A partir de 1998, el negocio y sus marcas fueron adquiridas por la familia Ureña, y eventualmente por la empresa Regiomontano, S.A., que la procesa desde hace diez años.

José Antonio Ureña, además de administrador, es catador de café, y ha participado en varias empresas y eventos internacionales.

Actualmente, los controles de calidad del producto son el orgullo de la familia, sin distinción de edad ni generación, preservando así lo artesanal y lo moderno, la auténtica cultura caribeña y los estándares globales.

Leyenda, historia y literatura

Mamá Inés es un personaje novelesco, que muchos relacionan con Dolores Santa Cruz, arrancada de la novela costumbrista Cecilia Valdés, de Cirilo Villaverde. Otros la relacionan con la Mamá Dolores, de la novela El Derecho de Nacer, de Félix B. Caignet. Lo cierto es que Mamá Dolores es un personaje real que proviene de la época de la esclavitud africana.

Mamá Inés llegó a Cuba con la esclavitud africana, voluptuosa, de cara linda, rumbera y simpática que desborda bondad y alegría por donde quiera que pasa.

El Café Mamá Inés es uno de los mejores del mundo.

Mamá Inés viste una típica bata cubana larga y blanca llena de vuelos, rematada con una tira bordada y pasacintas rojas. Lleva en la cabeza un pañuelo rojo graciosamente anudado sobre la nuca y en una de sus manos enarbola un aromático tabaco habano. Entre giros y giros de sus bailes se detiene de vez en cuando para echar al aire densas bocanadas de humo con las que dice “espanta los malos espíritus”. Sólo interrumpe su sandunguero ritual para saborear, entre buchito y buchito, el deleitoso aroma del negro café cubano acabado de colar.

Roberto J. Argüello, José Antonio Ureña, Luis Beltre y Juan Enrique Guiliani.

Después de café cubano acabado de colar, marcando el paso al ritmo del montuno de la composición de Emilio Grenet, hermano de Elíseo Grenet, según datos de Cristóbal Díaz Ayala, autor del libro del Areíto a la Nueva Trova.

En YouTube hay más de 300 canciones sobre Café Mamá Inés, con ritmo y letras muy especiales originadas de niños cubanos de todas las épocas, quienes sin conocer a Mamá Inés, por tradición popular, habían incorporado a su inocentes canciones: “Ay Mamá Inés, ay Mamá Inés, todos los negros tomamos café”. Esta tradición cubana se ha extendido por todo el mundo, lo cual ha conllevado que Café Mamá Inés se convierta en una de las marcas más queridas y reconocidas en el mundo.

Roberto J. Argüello

1 Comment

Leave a Reply