Al igual que inglés o matemáticas, a los niños hay que enseñarles a comer saludable

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasEstilo de VidaSalud

Al igual que inglés o matemáticas, a los niños hay que enseñarles a comer saludable

Consuma alimentos preprados en casa.

Una buena nutrición en los niños es responsabilidad de los padres

La mejor manera de estimular al niño a comer de manera saludable es dando el ejemplo. Los niños imitan a los adultos, por esta razón el Colegio de Profesionales en Nutrición (CPN), recomienda a los padres en el marco de la celebración del Día del Niño, comer frutas y verduras y consumir menos comida rápida para enviar el mensaje correcto a sus hijos.

¿Tiene mi hijo un estado nutricional saludable o se encuentra en sobrepeso u obesidad?  Esta pregunta la hacen los padres que están conscientes de que  ya está superada aquella creencia de que un niño “rellenito” es porque está bien alimentado y por consiguiente sano.

La Doctora Cinthya Rodríguez Rojas, profesional en Nutrición y representante del CPN, aclara que un estado nutricional saludable es aquel en el que el niño tiene un peso adecuado para su edad, género y estatura, logrando así disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión arterial o cardiopatías.

Un niño que no  se alimenta bien, que come solo comida “chatarra”, o bien un niño que come alimentos saludables, ambos son reflejo de las costumbres del hogar.

Recomendaciones para una buena alimentación

Para ayudar a los padres a que sus hijos mantengan  un estado nutricional saludable, el Colegio de Profesionales en Nutrición les ofrece las siguientes recomendaciones:

Explicarle a los niños de una forma sencilla cuales alimentos se consideran saludables y cuales no, para que desde pequeños aprendan a diferenciar y elegir mejor. Llevarlos al supermercado a elegir las mejores opciones para su merienda o comidas, refuerza este conocimiento.

Enviar a los niños las meriendas escolares desde la casa, así podemos controlar que las porciones sean adecuadas y que los alimentos sean nutritivos.

Evitar alimentos altos en grasas, azucares y muy procesados.

Siempre tener en la casa alimentos saludables fáciles de comer como frutas. Evite llenar la alacena o la refrigeradora de galletas o comida preparada.

Consuma alimentos preprados en casa.

Realizar la mayor parte de los tiempos de alimentación en el hogar, así aseguramos la calidad de los alimentos que consumen nuestros hijos y evitamos el consumo de alimentos poco saludables.

Realizar en familia actividades recreativas, logrando favorecer la actividad física en los niños; se pueden incluir pelotas, aros, cuerdas, que enriquezcan la actividad y la hagan mas divertida.

Acompañar a los niños a realizar actividades al aire libre; por ejemplo pasear la mascota, andar en bicicleta, caminar.

No repetir tiempos de alimentación, de esta forma logramos evitar una ingesta superior a la que el niño necesita. Muchas veces los niños almuerzan en el hogar y en la escuela, lo que genera una mayor ingesta de energía que puede provocar sobrepeso u obesidad.

Establecer horarios para el uso de aparatos electrónicos, video juegos y televisión, para evitar el sedentarismo y lograr estimular las actividades recreativas al aire libre.

Evitar premiar con alimentos, muchas veces ese premio no es el más saludable y puede generar confusión en el niño.

Por otra parte, las comidas en familia ofrecen la oportunidad de presentarle al niño nuevos alimentos y que los padres den el ejemplo comiendo alimentos saludables.

La doctora Cinthya Rodríguez, insiste en que que los hábitos y estilos de vida que se adquieren durante la infancia van a perdurar en la vida adulta.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario