Universidades perfilan innovadoras carreras

Revistas de Economía y Negocios en América Central

martes, agosto 14, 2018
DestacadasEducación EjecutivaNegocios

Universidades perfilan innovadoras carreras

Sus nuevos y modernos planes de estudio responden a las constantes demandas de un mercado cambiante que requiere profesionales altamente preparados, muy innovadores y con habilidades para la vida.

La educación superior se ha convertido en un pilar fundamental para desarrollar las destrezas y adquirir los conocimientos necesarios que demanda el mundo moderno y el mercado laboral actual.

En este contexto, las universidades juegan un papel preponderante en la formación de profesionales y en la generación de nuevos conocimientos que respondan a las constantes necesidades de un mundo cada vez más competitivo, cambiante y promotor de retos.

“La educación enfrenta retos interesantes de cara a los cambios que están aconteciendo en la industria a nivel mundial. La robotización y automatización de los procesos industriales abren un nuevo paradigma para la educación. La llamada cuarta revolución industrial plantea una serie de retos para las futuras generaciones de lo que encontrarán en el mercado laboral, las habilidades profesionales y blandas que deberán tener para encajar en la nueva economía; así como, la respuesta inmediata que deberían tener los países para preparar a sus futuras generaciones y transformar a las actuales para adaptarse a los rápidos cambios que está presentando el panorama mundial”, explica Vanessa Gibson, gerente Clima de Inversión de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

Hoy cobran protagonismo innovadoras carreras que eran ajenas a las posibilidades geográficas de los centroamericanos.

Un reporte publicado por la firma McKinsey revela que los sistemas educativos de muchos países se quedan atrás del ritmo de los trabajos, dando como resultado que más empleadores manifiesten dificultad para encontrar trabajadores con las habilidades requeridas para los nuevos puestos.

Ante este panorama, el trabajo que desarrollan las principales universidades y centros especializados en educación superior del Istmo es vital.

“Desde el grupo educativo ADEN trabajamos en forma permanente para ofrecer lo que los hombres y mujeres de negocios necesitan en el escenario actual y fundamentalmente pensando en el futuro del trabajo que les tocará hacer y liderar. Somos globales desde la realidad local en Latinoamérica y trabajamos en la construcción permanente de una red de vínculos profesionales globales que fomenta el networking entre todos los ejecutivos que la integran a través de las actividades presenciales y compartiendo espacios en la virtualidad”, detalla María Teresa Bistue, rectora de ADEN.

De igual manera, la Universidad San Marcos, de la mano de la Red Ilumno, ofrece al mercado innovación y accesibilidad mediante sus carreras 100% virtuales. “Eliminar las barreras del tiempo, distancia y economía. Esta fue nuestra consigna, ofrecer una alternativa a aquellas personas que por sus compromisos y sus responsabilidades no pueden iniciar o culminar su carrera profesional. Hoy en día, los empleadores tienen necesidades de profesionales capacitados en ambas áreas o niveles, necesitan personas con postgrados para cubrir las gerencias y las direcciones administrativas y, por otro lado, requieren de personal técnico que cubra las áreas operativas. Por lo que, debemos enfocarnos en varios grados o áreas en nuestra oferta académica. Nuestra oferta de programas 100% virtuales permite al estudiante tener acceso a la educación sin importar el lugar, la hora o la distancia. Tenemos estudiantes de grado cursando sus estudios desde otros países como México y Estados Unidos, entre otros”, enfatiza Wady Sibaja, gerente de Admisiones de la Universidad San Marcos.

Por su parte, Eduardo Suger Cofiño, fundador y rector de la Universidad Galileo en Guatemala afirma que: “La clave del éxito que hemos tenido en la Universidad Galileo es estar tratando carreras de nivel internacional y que la juventud busca en todo el mundo. Por eso nos hemos dedicado a la tecnología, electrónica e informática aplicada a la biomedicina, entre otras”.

Recalcando la necesidad de alternativas técnicas, Gibson agrega que “para suplir la demanda de personal para las empresas multinacionales es necesario la formación de técnicos y profesionales bilingües en áreas como calidad, procesos de diseño y manufactura, desarrollo de software, análisis financiero, mecánica y mecatrónica, manejo de lenguajes y tecnologías, ERPs y sistemas; por mencionar algunos”.

Innovadoras carreras profesionales

De acuerdo con las universidades consultadas, para hablar de las carreras más buscadas, primero hay que ver cuáles son las necesidades de las empresas. “En el estudio de “Rethinking the MBA, Business Education at a Crossroads”, Harvard Business Press se mencionan ocho necesidades: perspectiva global, desarrollo de liderazgo, capacidad de pensamiento crítico e integrador, entendimiento de la dinámica organizacional, pensamiento crítico e innovador, comunicación, ética y responsabilidad social”, detalla la rectora de ADEN.

Las carreras y cursos virtuales ganan terreno. Las universidades de la región trabajan en la construcción permanente de una red de vínculos profesionales que fomenta el networking global.

María Teresa Bistue considera que estas necesidades se acentuarán y marcarán el perfil deseado por el mercado laboral en términos de alta dirección. En consecuencia, el perfil del gerente del futuro se encuentra sostenido en primer lugar por un fuerte desarrollo personal en el conocimiento técnico, pero fundamentalmente en su capacidad de liderazgo y pensamiento crítico.

En este contexto cobran protagonismo innovadoras carreras que hasta hace algunos años eran ajenas a las posibilidades geográficas de los centroamericanos. Entre ellas destacan: Mantenimiento Aeronáutico, Ingeniería Física, Diseño de Experiencias de Usuarios, las cuales generan importantes oportunidades de negocios. Un claro ejemplo de estas nuevas posibilidades es la creación de la carrera de Ingeniería Electromecánica con énfasis en Mantenimiento Aeronáutico, que impartirá el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC).

Centroamérica, en particular Costa Rica y Guatemala, ha incursionado en la formación de profesionales en áreas innovadoras y que normalmente se imparten en países de mayor desarrollo económico y social, lo que hace parecer que la tendencia educativa de la región, se enfoca y responde a nuevos mercados que buscan capacidades mucho más diversificadas.

“Tenemos ventajas cruciales que nos distinguen en el área de ciencias empresariales y económicas, entre ellas, el vínculo estrecho con el sector empresarial y las prácticas que los estudiantes hacen como parte de su carrera para adquirir experiencia laboral. Las experiencias internacionales son una parte integral de nuestra oferta académica. Trabajamos con universidades internacionalmente reconocidas, como Georgetown University (Washington DC) y Kelley School of Business (Indiana University), en Estados Unidos, así como muchas universidades en Europa: Sciences Po en Grenoble y KEDGE Business School (Francia), St Gallen (Suiza), la Universidad Libre de Bruselas (Bélgica) y Fonty’s (Holanda). Para nosotros la internacionalización es de suma importancia y tiene muchos formatos, de viajes de aprendizaje, a intercambios, a experiential service learning, a las titulaciones dobles”, destaca Simone Bunse, directora académica de Lead University.

Los expertos consultados reconocen que las áreas de conocimiento relacionadas con los cambios tecnológicos, han modificado las carreras tradicionales que se impartían en Centroamérica y han hecho surgir nuevas ofertas que se perfilan como programas con una mayor intensidad del desarrollo de la capacidad analítica de los profesionales, para el procesamiento de datos e información.

“A nivel del bachillerato en el área de ciencias empresariales y económicas, no existía en el país una opción con la calidad del INCAE. Además, hay una preocupación del sector empresarial sobre la brecha entre la demanda por capital humano altamente calificado y la  oferta laboral que existe en el país. La última encuesta de Manpower muestra que esta brecha anda en un 35%. Queremos contribuir a cerrar esta brecha y asegurar que las empresas encuentran mano de obra altamente preparada tanto en la parte técnica, como en las habilidades blandas que incluyen liderazgo, comunicación, negociación y pensamiento crítico. Esto lo logramos con métodos de enseñanza constructivistas y profesores líderes en sus áreas académicas que son internacionalmente reconocidos o “profesessors of the practice” con mucha experiencia en la práctica”, agrega Simone Bunse.

Nichos con grandes oportunidades

A esta oferta de innovadoras carreras se suman nuevas opciones académicas, que por su creciente demanda en el mercado laboral, han facilitado la consolidación y profesionalización de programas de formación a nivel universitario.

Las áreas de conocimiento relacionadas con los cambios tecnológicos,han modificado las carreras tradicionales que se imparten en la región.

Tal es el caso de carreras como gastronomía, uno de los rubros que ha permitido que muchos jóvenes interesados en la cocina se profesionalicen.

Otras novedosas opciones que conquistan espacio en las alternativas de educación superior de las más destacadas universidades de la región, son carreras enfocadas en el Diseño de Modas, otra es la carrera de Animación Digital y el técnico en Diseño de Experiencias Digitales, Cine y Televisión, Fotografía, por citar algunas.

Estas nuevas carreras ponen en evidencia que se han abierto nichos y oportunidades para carreras relativamente nuevas en el Istmo. Sin embargo, los conocedores recomiendan estudiar con detalle las posibilidades laborales reales que ofrece el mercado, antes de elegir una carrera o especialización.

“Cada vez más los ejecutivos solo están dispuestos a hacer un esfuerzo de aprendizaje si se les garantiza que agregará valor a su perfil profesional. La empleabilidad y el crecimiento de la competitividad salarial impulsan fuertemente esta lógica. Por eso sugerimos a los estudiantes apostar por una formación con temáticas disruptivas y actuales en un ámbito educativo que amplíe sus horizontes y competencias. Por ejemplo, con metodologías mixtas que durante el camino de sus posgrados y maestrías les sume habilidades tecnológicas, competencias digitales y los entrene para el mundo virtual”, aconseja María Teresa Bistue, rectora de ADEN.

Karla Echavarría

Deja un comentario