• 17 junio, 2024

Promotora del café ecuatoriano

Promotora del café ecuatoriano

Mientras realizaba una maestría en Comercio Exterior en la Universidad de Barcelona, conoció el mundo del café de especialidad, motivándola a realizar un máster en Economía y Ciencia del Café en Italia, en Illy Caffe.

Síganos en Instagram: @revistavidayexito

Por Milagros Sánchez Pinell

Gabriela Correa es el rostro detrás de Café La Llama, una joven emprendedora que, hoy por hoy, puede considerarse una de las voces más autorizadas para hablar del café ecuatoriano.

Nació en Loja, Ecuador, una provincia reconocida a nivel nacional e internacional por su tradición cafetalera y por la producción de un café de calidad.

Gabriela pertenece a la tercera generación de una familia que por muchos años se dedicó a producir y comercializar el fruto rojo. Si bien, el destino la llevó por otros rumbos, tarde o temprano volvió a conectar con su infancia y la trajo de vuelta a la industria cafetalera de la mano del café de especialidad.

Además de ser la creadora y CEO de Café La Llama, es la fundadora de Kilómetro Cero Coffee, una exportadora de materia prima que vende microlotes de café de especialidad a China, Corea del Sur, Canadá, Estados Unidos y España.

Además, lidera la publicación del libro Café Especiales del Ecuador, que será presentado a finales de 2024. Ella es la única mujer y la más joven del grupo de autores de la obra.

Recientemente, asumió la responsabilidad de abrir y liderar el capítulo de Ecuador de la International Women’s Coffee Alliance (IWCA), una organización que lidera el empoderamiento de las mujeres en la industria cafetalera internacional.

En 2021 fue la coordinadora nacional de la “Primera Edición de Taza de la Excelencia», realizada en Ecuador, la cual es promovida por Alliance for Coffee Excellence. La experiencia significó uno de sus retos más grandes a nivel profesional y le brindó la oportunidad de dar un salto significativo internacionalmente.

En el presente, Gabriela Correa es una joven que posee muchas habilidades de gran valor para la industria. Ella es consultora, catadora, asesora, exportadora, creadora de una marca y una indiscutible líder ecuatoriana.

¿Quién es Gabriela Correa?

Me considero una persona romántica, creativa y soñadora, líder y emprendedora. Me encantan los proyectos, terminar uno y empezar otro. Realmente, creo que eso es lo que me apasiona y fue así como empecé en el mundo del café.

¿Qué representa una taza de café?

Para mí una taza de café es un ritual. Representa la paciencia porque para tomarme el café tengo que esperar que se enfríe y conforme se va enfriando lo voy saboreando y voy sintiendo su sabor de manera diferente. Es la paciencia que necesito para ver crecer mis proyectos, paciencia en La Llama, paciencia en Kilómetro Cero, paciencia para el libro que estamos desarrollando y paciencia en el proyecto con la organización de mujeres.

Viniendo de una familia cafetalera, ¿conserva algún recuerdo de su niñez asociado a este fruto?

Uno de los recuerdos más memorables que tengo es cuando íbamos a la finca de mis abuelos y mi abuelo Raúl Rojas nos regañaba porque mis hermanas y yo pisábamos el café mientras se secaba. Siempre nos estaba diciendo que fuéramos a jugar a otro lugar.

¿Cómo decidió que quiere trabajar con el café que produce su país?

Cuando descubrí el mundo del café de especialidad, donde puedes trabajar directamente con el productor. En ese momento dije “¡wow!, quiero saber todo sobre eso”. Entonces, empecé a conectarme con mi infancia y decidí hacer mi maestría en Economía y Ciencia del Café en Italia. Allí aprendí toda la cadena de valor del café.

¿Qué la motivó a crear su propia marca?

Cuando regresé a Ecuador, después de sacar mi maestría y hacer una pasantía en Milán, empezó la pandemia de Covid-19, ¿quién me iba a contratar en ese momento? Fueron meses duros y de mucha frustración por falta de trabajo. Entonces, decidí hacer algo por mi lado y construí mi marca con todo el conocimiento que había adquirido y mis ideas creativas. Todo lo empecé a trabajar a distancia, creé mi página web y traje a Ecuador el primer empaque reciclable.

¿Por qué el nombre «Café La Llama”?

Porque es mi animal favorito. Además, porque es un animal de altura y mi café representa un producto de altura. Se dice que el café de altura es mejor porque la planta se demora más en absorber los nutrientes y tiene mejor sabor. También, porque a través de la llama, que es un animal, le doy vida a mi marca. La llama te da consejos, celebra San Valentín, te dice cómo tomar el café, celebra Navidad, se pone feliz y te dice cómo encontrar el mejor café. La llama es un personaje de la marca.

¿Dónde consigue el café de su marca?

Lo compro directamente a los productores de Loja. Yo sé a quién comprarle el producto y cómo clasificarlo porque conozco sobre la calidad del café, ya que también soy catadora. Una vez que lo cato, lo clasifico, lo tuesto, lo empaco y se vende.

¿Como emprendedora alguna vez le dann ganas de tirar la toalla?

Claro que sí, eso se llama síndrome del impostor (sensación de inseguridad relacionada con los logros laborales). Sin embargo, tengo mis herramientas que me ayudan a bloquear esos pensamientos. Como soy bastante espiritual, voy al Santísimo, si necesito un día libre me lo tomo, tengo mi rutina diaria de mindfulness, me gusta meditar, tengo mi playlist que me levanta el ánimo y hago ejercicios. Tengo mis personas vitamina y lo  importante es que esos pensamientos duren poco, dos días, como máximo es suficiente.

¿Cuáles habilidades considera ha desarrollado en todo este proceso?

Liderazgo, trabajo en equipo y disposición a seguir aprendiendo. También, es importante mencionar constancia y disciplina.

¿Cuál le gustaría que fuera su aporte a la historia del café de su país?

Quisiera ayudar a los productores a exponer más su trabajo al mundo. Si ahora tenemos tres o cinco productores que son visibilizados a nivel internacional quisiera que, mediante mi trabajo, sean más. Quiero que  puedan conseguir un mejor precio por su café y con eso puedan alcanzar una mejor calidad de vida para ellos y sus familias.

¿Dónde visualiza su marca?

Tengo mis dudas en decirlo, pero hay una frase que me gusta mucho: “Afirmar, decretar y visualizar”, así que lo voy a decir, aunque esto me compromete más con el mundo, pero ya lo estoy trabajando. Quiero entrar a Estados Unidos a través de Amazon, ya sea este año o a inicios del otro año. Si bien ya estoy a nivel nacional en Ecuador con mi coffee shop en línea, mi siguiente paso es vender mi producto en Amazon.

¿Qué la inspira?

Me inspira a que con mi ejemplo otras personas se atrevan y den el paso para emprender. Creo que el éxito está al otro lado del miedo y uno debe de aprender a confiar en sí mismo. En mi caso, tengo seguridad de mis habilidades, del talento de mi equipo y de la calidad del café de mi país. Quiero que los emprendedores que todavía están en la línea del miedo se animen a dar el paso. Si Gaby Correa pudo, ellos también pueden hacerlo.

Etiquetas: café / Ecuador / emprendedora / empresaria / exportadora / Roaring 20

Recomendaciones sobre este tema

De atleta a exitosa emprendedora

De atleta a exitosa emprendedora

Elizabeth González Atkinson fue campeona nacional y centroamericana de natación desde 1986 hasta 1994 y ahora se dedica…
Grupo Promerica, Líder en sostenibilidad

Grupo Promerica, Líder en sostenibilidad

Ha logrado significativos impactos sociales, ambientales y de gobernanza, y continúa apoyando a sus clientes en la transición…
La versatilidad de Victoria Del Castillo 

La versatilidad de Victoria Del Castillo 

Síganos en Instagram: @revistavidayexit0 Por Milagros Sánchez Pinell Como abogada podemos verla durante el día defendiendo los intereses de…