• diciembre 1, 2022

Omar Antonio López: el experto en Derecho Penal

Omar Antonio López: el experto en Derecho Penal

Gracias a su experiencia como fiscal y defensor público y privado ha logrado un alto margen de éxito en procesos penales en Estados Unidos.

Por Milagros Sánchez Pinell

¡Quiero ser abogado! Esa fue la decisión que tomó el nicaragüense Omar Antonio López en décimo grado de secundaria. Una meta que alcanzó con mucha dedicación y es motivo de orgullo para él y su familia.

Actualmente, su bufete, con oficina en Brickell, en Miami, Florida, se dedica exclusivamente a la defensa de delitos cometidos en el estado de la Florida y a la defensa de los delitos federales pendientes en todas las cortes estadounidenses.

Llegó de Nicaragua a los Estados Unidos a la edad de 6 años en compañía de su madre, Elizabeth William, a quién le agradece por ser el hombre que es hoy en día. Estudió Economía en la Universidad de la Florida, Gainesville, y se graduó en Leyes en la Escuela de Leyes de St. Thomas University en el 2005. Ese mismo año se hizo miembro del Colegio de Abogados del estado de Florida.

Como abogado en Derecho Penal, con 17 años de experiencia, atiende casos relacionados a crímenes con armas de fuego, crímenes de cuello blanco, crímenes violentos, robos, narcotráfico, violación de libertad, accidentes de automóviles y motocicletas, resbalones y caídas.

“Ahora mismo estoy en otra etapa de mi carrera. Comencé defendiendo delitos a nivel estatal. Actualmente llevo casos de otro nivel, estoy más en el ramo federal. Personas acusadas por el gobierno estadounidense de narcotráfico, fraude (cuello  blanco), fraude bancario, fraude de hipotecas y de impuestos. Es decir, todo tipo de fraude donde las pérdidas son de millones de dólares. También, miro casos de tráfico humano, defendiendo a personas acusadas de traer inmigrantes ilegales, ya sea de Cuba o México”, explicó.

Pasantía en la fiscalía de Miami

Mientras cursaba sus estudios en leyes, Omar Antonio López, supo aprovechar sus veranos para realizar pasantías en la oficina de la Fiscalía en Miami y en un bufete de abogados de transacciones o ley civil.

“Mi objetivo era estar en la Corte. Me decían que si quería estar ahí y ganar una verdadera experiencia en la Corte debía de estar desde el primer día en la Fiscalía. Tuve la oportunidad de aprender de todo el proceso y era lo más real que podía ver tal como se mira en las películas. Por eso me fui ahí”, explicó.

Para López, estar en la Corte era el culmen de una carrera que soñó de joven. Vestirse de traje y corbata, estar frente a un juez, hacer el argumento inicial y final e interrogar a los testigos era parte de lo que aspiraba para su vida profesional.

“Todo eso me atraía. Era lo que yo realmente amaba, lo que quería lograr y lo hice. Es mi deseo real”, expresó.

Al finalizar su carrera y aprobar su examen de abogado en el 2005, trabajó como defensor público del Condado de Orange (Orlando). Posteriormente, decidió que quería ser fiscal porque la experiencia era mayor y trabajó en la Fiscalía del Condado de Miami Dade. Luego, trabajó en un bufete de defensa de seguros por un corto tiempo.

“Recuerdo que le comenté a un juez que llevaba 3 años siendo fiscal en el ramo criminal, pero que se me había presentado la oportunidad de ser abogado civil. El juez me dijo que me fuera a trabajar al bufete para que aprendiera sobre ese ramo. Lo intenté, pero yo quería otra cosa, así que decidí trabajar de forma independiente”, dijo.

Y sin miedo a empezar de cero abrió su despacho, donde es su propio jefe. López considera que los resultados de esa decisión, gracias a Dios, son bastante buenos.

“Lo más retador era saber dónde iba a conseguir clientes porque nadie me conocía, pero, lentamente con mis propios ahorros me lancé. Aunque esos primeros meses fueron un poco estresantes, el miedo era ausente”, dijo.

Añadió que “lo que he encontrado en este negocio es que mis clientes vienen por la referencia de otros. Si uno hace un buen trabajo te van a recomendar. Cuando yo represento a alguien y queda satisfecho de mi servicio, en dos, cinco o diez años, un pariente o un amigo de ese cliente me va a buscar”.

Un ejemplo de ese excelente servicio y profesionalismo es el de un representado que fue declarado inocente durante un juicio por el delito de agresión con lesiones por atropellamiento.

“El señor ahora es mi amigo, me manda una carta para todas las navidades. Ese es uno de los tantos casos que se me vienen a la mente con un final exitoso”, expresó.

López se reconoce como un abogado que atiende a su clientela de forma personalizada y con mucho valor humano.

“Cada cliente me llama a mi celular personal cuando quiere saber cómo va su caso. Es importante estar claros que la defensa criminal debe ser especializada porque tiene el aspecto humano ya que está en juego la libertad y los antecedentes de una persona”, señaló.

Por otro lado, López, además de ser una persona que da el cien por ciento a su trabajo, le gusta apoyar a su familia en todo lo que pueda. Disfruta ir al gimnasio para liberar estrés y recientemente comenzó a jugar golf.

“Esa hora que estoy en el gimnasio me olvido de todo porque me enfoco en hacer ejercicios, levantar pesas y correr. Me gustaría tener más tiempo para practicar el golf. Estar en la oficina o en el gimnasio es parte de quien soy yo”, dijo para concluir.

Etiquetas: abogado / derecho / Miami / Personaje de la semana

Recomendaciones sobre este tema

El estilo clásico de Alelí

El estilo clásico de Alelí

Beatriz Torbay Mendoza decidió navegar en la aventura de tener su propio negocio en el ramo de la…
Evan J. Stroman, promovido a Socio en Díaz Reus International Law Firm

Evan J. Stroman, promovido a Socio en Díaz Reus International Law Firm

La práctica de Evan abarca una amplia gama de asuntos transaccionales y de litigios, muchos de los cuales…