El momento cero de la verdad

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasTecnología

El momento cero de la verdad

Hoy en día la tecnología ha cambiado la forma en que compramos.

Por Fabián Vargas, gerente general de ZEWS.

La forma en la que compramos, buscamos información o hacemos negocios ha cambiado mucho en los últimos años. En el 2011, tras una investigación de Google, se crea el concepto “Momento Cero de la Verdad”, que es lo que sucede antes de una compra o transacción.

Fabián Vargas, gerente general de ZEWS.
Fabián Vargas, gerente general de ZEWS.

Antes, la compra era más o menos lineal: el cliente recibía un estímulo (vía periódico, valla, radio o televisión), le interesaba el producto y se iba a la tienda o supermercado. Era ahí donde sucedía el primer momento de la verdad: ¿El producto se ve bien? ¿Me llama la atención su empaque? ¿Su precio es atractivo, comparado con los otros productos en la góndola? Si se ganaba ese primer momento de la verdad, se seguía al segundo: ver si la promesa de valor es cierta —¿Realmente ese champú me dejó el pelo más brillante?…—. Si lo era, posiblemente ganábamos un cliente que la próxima vez iría directo a la tienda por nuestro producto. De lo contrario, se quejaría con sus vecinos o amigos por su mala experiencia y listo.

Con la llegada de los buscadores, las tiendas en línea y las compras por Internet, todo esto cambió.
Según cifras de Google, el 83% de las madres estadounidenses consultan en Internet sobre un producto o servicio que han visto en televisión. El 79% utilizan un teléfono inteligente en la tienda para tomar mejores decisiones de compra y el 70% leen los comentarios que dejan otros usuarios sobre su experiencia con los productos o servicios que han usado. Esos son datos reveladores.

Antes de comprar

Ahora, antes del primer momento de la verdad, está el “Momento Cero de la Verdad”. La gente primero busca en Google información, navega en YouTube para ver videos del hotel que va a visitar o del producto que va a adquirir, ingresa a Slideshare o Issuu para buscar información, lee las críticas de un hotel o restaurante en TripAdvisor, ingresa al blog de la empresa para conocer más de sus productos o servicios, navega en su sitio web para conocer más de la oferta, ingresa a Facebook y se fija si hacen actualizaciones regulares o si contestan los mensajes, revisa los comentarios en Amazon antes de elegir cuál producto comprar… ¡Esa es la realidad ahora!

De manera que, si usted quiere competir bien usando las tecnologías modernas, no bastará con tener un sitio web o una página de Facebook. Hay que actualizarla regularmente, generar contenido en forma regular para distintas plataformas (videos, presentaciones, publicaciones para las distintas
redes), interactuar con los clientes, generar contenido gratuito y de valor, que sus posibles compradores puedan descargar (e-books, infografías, machotes de cómo hacer ciertos procesos, cursos por correo electrónico, etc.). De esa forma, empieza a ganar terreno, poco a poco, desde el momento en que el cliente inicie su proceso de compra, que puede prolongarse por semanas o meses antes de efectivamente ir a comprar; y todo eso puede hacerlo desde su casa o celular, en
cualquier parte del mundo.

Estas son algunas recomendaciones para aplicar en su organización:

1. Optimice su sitio web para buscadores. No basta con tener un sitio web. ¿De qué sirve si cuando alguien busca los productos que vende no los encuentra? Trate de buscarse usted mismo con frases relevantes según sus productos o servicios para ver cuán bien ubicado está en los buscadores.

2. Cree contenido descargable, gratis. Generar un e-book y “regalarlo”, a cambio de una dirección de correo electrónico, es una buena forma de generar leads y crear una lista de contactos. ¡Sea creativo!

3. Haga videos. Ahora es sumamente sencillo hacer videos. ¡Basta con tener teléfono celular! No deben ser costosos, pero sí bien hechos.

4. Cree presentaciones o PDF. Sitios como Slideshare o Issuu le permiten subir presentaciones y archivos PDF para luego poder incrustarlos en notas de blog o compartirlos.

5. Actualice su sitio web. Cree una sección de “Preguntas frecuentes”, donde regularmente esté resolviendo consultas de sus clientes. Haga una sección de blog, donde esté contando
novedades de su empresa, esto hará que mejore posiciones en Google.

6.Comparta ‘links’ a su sitio en redes sociales. Si bien es cierto que las redes no son para darse “auto bombo” o publicar contenido de ventas, puede compartir notas interesantes, que le aporten valor a sus seguidores, con links a su sitio web, de modo que pueda ir construyendo tráfico desde Facebook, Google+, Twitter, LinkedIn, Instagram, etc.

7. Ponga atención a sus redes sociales. Si es de los que tiene página de Facebook pero no la actualiza ni responde comentarios, casi sería mejor cerrarla. Si no va a dedicar la atención que la red demanda, esto podría más bien ser contraproducente para su imagen.

Recuerde que antes, si el producto o servicio no estaba a la altura, se enteraban sus vecinos y amigos. Hoy, cualquier persona tiene 100, 200, 1.000.000 o más de seguidores en sus redes sociales y puede descargar ahí su frustración por un mal producto o un mal servicio. Hay que estar adelante, con buena presencia en varias plataformas y estar prestos a brindar siempre un servicio de calidad.

Entonces, ¿le está sacando provecho del Momento Cero de la Verdad?

Más información: www.zewsweb.com, info@zewsweb.com o (506) 2770-5005/ 8888-
9397 y 1-800-413-9397 en Atlanta.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta