• enero 23, 2023

Entre flores, café y pizza

Entre flores, café y pizza

Ulises Herrera ha logrado tener éxito en sus múltiples  negocios a base de tenacidad e innovación. 

Por Milagros Sánchez Pinell

A los 18 años, Ulises Herrera emprendió por primera vez con una floristería. Cinco años después, también es propietario de Volcanic Café, el restaurante Villa Italiana y Auto Café en Estelí, Nicaragua.

Sus padres le enseñaron el trabajo duro y la disciplina con el objetivo de que algún día pudiera emprender su propio negocio. Él le añadió un ingrediente más a la fórmula, la innovación.

“Aprendí que la innovación es lo que te abre las puertas al éxito. Me propuse como pilar fundamental hacer algo con innovación de forma que me convirtiera en un pionero, independientemente del rubro que yo escogiera”, expresó.

De modo que, cursando el segundo año de la carrera de Medicina, encontró en internet una idea de proyecto que era inexistente en Nicaragua dentro del ramo de la floristería, como era la personalización de las rosas. Es decir, a través de un software se podía imprimir una imagen, frase o un lema en el pétalo de una rosa.

Quedó tan maravillado de lo novedoso del producto que sin saber nada de floristería decidió comenzar su propio proyecto, combinando lo que él llama las dos “E”, estudios y emprendimiento.

En noviembre del 2017, después de un año de preparación, Ulises inauguró la floristería Arte Floral ImpreRosas, convirtiéndose desde un inicio en un rotundo éxito por su propuesta innovadora.

El reto con el que se enfrentó, en ese entonces, el joven emprendedor fue entrar a un mercado que ya estaba ocupado por otras floristerías que ofrecían los arreglos tradicionales, pero la innovación hizo la diferencia en su caso.

“Yo propuse la transformación del concepto al ofrecer una flor personalizada. Cuando entré al mercado, las floristerías estaban ofreciendo el mismo arreglo que vieron nuestros padres y abuelos cuando yo ingresé al mercado. Mi reto fue transformar ese estilo de negocio que estaba un poco anticuado y adecuarlo a las necesidades actuales con nuevas ideas”, indicó.

Hoy en día, además de los arreglos florales tradicionales, Ulises ofrece tres productos novedosos: la rosa personalizada, la rosa eterna (producto estrella), que es una rosa ecuatoriana, preservada que dura hasta cinco años o más y diseños florales con números, letras o figuras a escala real.

“Lo más grande que hemos hecho es un oso de dos metros y medio con 7.000 flores. Es algo nunca visto y por eso nuestros clientes nos buscan porque quieren productos que superen sus expectativas en los detalles”, relató.

De Estelí a Managua 

En el año 2019, Ulises decidió abrir una sucursal en Managua, pese a que Nicaragua vivía una crisis sociopolítica. Nuevamente, Ulises logró posicionarse en el gusto de sus clientes, pero esta vez gracias a su producto estrella, la rosa eterna.

“Estamos claros que una floristería nunca será algo de consumo de primera necesidad. Sin embargo, dar un buen detalle a una persona pasa a ser de primera necesidad en un cumpleaños, aniversario o bautizo. Sin duda las flores nos acompañan desde que nacemos hasta que morimos”, dijo.

Logró establecer su floristería en tiempos difíciles, sembrando otra vez una semilla en un lugar y en un momento que nadie apostaba.

“El éxito creció porque perseveré y propuse algo de innovación que fue mi primer pilar cuando yo inicié esto. Luego, nos convertimos en una floristería exclusiva con productos novedosos y únicos en el país”, asegura.

Lamentablemente, en el 2020 llegó el Covid-19 y Ulises cerró el local físico en Managua, quedando solo con la sucursal de Estelí con todos sus productos. Sin embargo, realizaba a nivel nacional envíos de la rosa eterna, a través de pedidos en línea, servicio que se mantiene hasta la fecha.

“Me quedé solo ofreciendo la rosa eterna fuera de Estelí, porque, además de tener un buen valor que va desde los US$35 hasta los US$300, según el tipo del diseño y la cantidad de flores, se preserva muy bien. La tecnología me facilitó mover mis productos y disminuir los costos operativos en la pandemia”, relató.

Nacen nuevos emprendimientos

Una vez que Ulises egresó de la carrera de medicina, al concluir sus seis años académicos en la Universidad Católica del Trópico Seco (UCATSE) en Estelí, lo que significó un esfuerzo mayúsculo, decidió continuar sobre la línea de los negocios.

Es cuando nació en Estelí Volcanic Café con un concepto, que, según su propietario, es un café de terraza al estilo europeo. Si bien cuenta con un área cerrada, mayormente tiene un ambiente abierto.

“El éxito me acompañó una vez más, quizás por la propuesta que estaba ofreciendo y por el referente que ya había construido hace seis años con mi floristería. Ya la gente sabía quién era Ulises Herrera en Estelí y como su semillita, que era tan pequeñita, había crecido tanto”, dijo.

De Volcanic Café surgen posteriormente dos negocios más que están ubicados en la misma zona: el restaurante Villa Italiana que ofrece pizzas y pastas elaboradas frente al cliente, convirtiéndose en un espectáculo gastronómico y Auto Café, que es el primer autoservicio de café en la ciudad de Estelí.

Por otro lado, y haciendo un repaso por lo mucho que Ulises ha logrado en tan poco tiempo y a temprana edad, asegura sentirse la persona más completa y feliz del mundo.

“Siento que a mis 25 años he superado cualquier expectativa con la que pude haber nacido. He hecho cosas que me han permitido sentirme pleno. Son 25 años bien vividos y bien cuidados porque uno debe cuidar lo que ha construido durante el tiempo”, manifestó.

Tampoco se aparta de la visión de seguir construyendo sueños con los pies bien puestos en la tierra, bajo el lema: Vivir y crecer, porque a eso vino a este mundo.

Eso sí, sin olvidarse de agradecer a Dios, como buen cristiano católico que es porque en “Él está puesto todo lo que hago”. Así mismo, dice tener mucho agradecimiento a sus padres, amistades y clientes, quienes han confiado en sus ideas.

Y como buen emprendedor, Ulises jamás se está quieto. Aprovechando de que Estelí es considerada la capital mundial del tabaco, quiere tocar mercado internacional con su próximo proyecto en ese rubro.

“Desde ya empecé un plan piloto el cual es una liga o marca de puros. En mi Café también tengo una marca de puros que se llama Volcanic, que está registrada bajo la marca Volcanic. Mi próximo paso será producir puros para la exportación a diferentes tipos de mercados a nivel internacional. En manos de Dios está el proyecto” anunció para finalizar.

Etiquetas: Estelí / floristería / Nicaragua / Roaring 20

Recomendaciones sobre este tema

El arte y los negocios de Elianne Peñalba

El arte y los negocios de Elianne Peñalba

Es propietaria de Canvas, una boutique de materiales para artistas. 
BCIE mejorando la calidad de vida de 35.838 familias del Corredor Seco nicaragüense

BCIE mejorando la calidad de vida de 35.838 familias del Corredor Seco nicaragüense

A través del Proyecto Desarrollo Sostenible de los Medios de Vida de Familias Rurales (NICAVIDA) financiado por el…
Escribe la visión……

Escribe la visión……

Por Karla Icaza M., Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno Corporativo de Grupo Promerica Pudimos pasar las navidades y año nuevo con dos…