• mayo 26, 2022

Federico Cartín, un eterno aprendiz y transformador

Federico Cartín, un eterno aprendiz y transformador

Lidera la Fundación Rutas Naturbanas, es autor de la Ley de Comercio al Aire Libre y trabaja en la compañía de tecnología digital Accenture.

Por Milagros Sánchez Pinell

Motivado por reinsertar la naturaleza en la ciudad de San José, Costa Rica, y dar pie a nuevas formas de movilidad, seguridad y generación de valor para las ciudades, Federico Cartín, un apasionado por la planificación urbana y los temas ambientales, creó la Fundación Rutas Naturbanas.

Dicha iniciativa pretende transformar la ciudad, enverdecerla, entretejer la naturaleza, dar la libertad a las personas para moverse en forma activa y desencadenar una espiral virtuosa de desarrollo urbano compatible e integrado a la naturaleza. Buscan conectar más de 25 kilómetros al norte y sur de la ciudad de San José, enlazando a cinco cantones: San José, Tibás, Goicoechea, Montes de Oca y Curridabat a través de los segmentos centrales de los ríos Torres y María Aguilar, que rodean la ciudad.

“Es un proyecto que demuestra que la colaboración es posible, que irrumpe en el papel tradicional y congrega a muchos actores en un propósito común. La apuesta social y ambiental de la fundación ha dado pie a un replanteamiento de relaciones y percepciones del sector privado, público, y de capacidad ciudadana. ¡Eso ilusiona mucho!”, indicó su fundador.

Federico Cartín es economista, graduado en la Universidad Latina de Costa Rica, con una maestría en Planificación Urbana de la Universidad de McGill, en Canadá, donde fue galardonado como Fellow del Centro de Estudios para Áreas en Desarrollo.

Durante su residencia en Canadá trabajó como consultor para el Gobierno Federal en temas de vivienda y urbanismo, con inmobiliarias privadas en Calgary, para el gobierno metropolitano en la ciudad de Toronto y en algunas iniciativas en la provincia de Ontario.

Además de su labor en Rutas Naturbanas, actualmente trabaja en Accenture, una compañía global líder en tecnología digital, innovación y estrategia, donde es uno de los líderes del “hub” de innovación en sostenibilidad bautizado “The Seed”.

Cartín también es el impulsor y autor intelectual de la Ley de Comercio al Aire Libre, aprobada y convertida en ley por el Congreso de Costa Rica, en enero del 2022.

Esta norma otorga a las municipalidades el poder de permitir y reglamentar la utilización de porcentajes de espacio público por parte de los restaurantes, cafés y otros locales que ofrecen servicios de alimentación y bebidas.

Cabe destacar que fue seleccionado como uno de los 27 líderes emergentes del área metropolitana de Toronto y seleccionado como DiverseCity Fellow por CiviAction GTA en el 2003. También es Fellow del Aspen Institute y miembro del Aspen Global Leadership Network, a través de su capítulo Centroamericano, el Central American Leadership Initiative.

Para las elecciones municipales del año 2020 fue candidato a la alcaldía de San José, Costa Rica.

¿Qué es lo más desafiante de Rutas Naturbanas?

Son muchos los desafíos. Cada retiro de propiedad hacia el río es privado, tutelado por nuestras leyes ambientales y bajo la jurisdicción de varias municipalidades. Además, coordinar con diferentes comunidades la búsqueda de aliados y fondos para la construcción y administración del proyecto ha sido realmente retador. Pero creo que el lado positivo de la terquedad es la tenacidad, lo hemos ido solventando poco a poco.

 ¿Hasta dónde quiere llevar el trabajo de la fundación?

A nosotros nos encantaría poder llevar a la fundación a que pueda gestionar los 25 kilómetros actuales de rutas que plantea el proyecto. También a expandir, replicar y escalar esta experiencia en el país, y por supuesto, compartir esas prácticas, lecciones y errores con organizaciones en otros países.

 ¿Qué lo motivó a crear e impulsar la Ley de Comercio al Aire Libre? 

Como ciudadano me daba mucha tristeza ver parques, plazas y aceras abandonadas. Como candidato a alcalde por la capital pensé que podríamos habilitar estos espacios para extender la actividad gastronómica en un país que tiene un clima perfecto. Lo anterior permitirá aprovechar esto como espiral virtuosa para transformar el espacio público, mejorar la seguridad y dotar de nuevas oportunidades a la economía de la ciudad. Y aunque perdí la elección decidí impulsarla. Logré convencer a tres de nuestros diputados para crear esta nueva ley, habilitarla y que se creen las áreas que cada municipalidad de ahora en adelante deberá entrar a regular.

¿Cree que la planificación de las ciudades hoy en día está tomando en cuenta la salud mental y espiritual de la familia y de los individuos?

Depende de quién la haga, quién defina los principios (el que paga la orquesta, escoge la música). Creo que en eso hace falta mucha madurez e intencionalidad de nuestros gobiernos para que esas intervenciones tengan objetivos que realmente entiendan las necesidades de las personas en forma holística. Las personas nunca debemos ser máquinas en la gran fábrica de la ciudad, ese sistema tenemos que cambiarlo. La ciudad, la naturaleza, el desacelerar el ritmo y encontrarnos con otras personas afuera en descanso, en ocio, en comunión social son elementos básicos para la salud física, mental y espiritual.

¿Cómo logra combinar su tiempo con tantas ocupaciones a la vez?

Soy un poquito “workaholic”, me cuesta a veces “aflojar” e incluso me siento culpable si estoy sin trabajar. Creo que con la edad he aprendido a buscar un poquito más de balance, pero siempre falta mucho. También creo que rodearme, confiar y delegar en personas maravillosas es la forma más importante de hacerlo. El liderazgo debe empoderar a otros.

¿Qué significó para usted ser escogido como un líder emergente del Área Metropolitana de Toronto y DiverseCity Fellow por CivicAction GTA?

La verdad que fue un honor inmenso. Por un lado, porque fui el primer latino en recibir ese galardón, y por ser parte de una comunidad de gente realmente extraordinaria de las que aprendí muchísimo y me dieron la oportunidad de interactuar con las personas más influyentes de Toronto. Además, reforzó mi visión y liderazgo hacia la colaboración de propósito de una sociedad y del papel y la corresponsabilidad que tenemos todas las partes en su construcción.

¿Tiene aspiraciones políticas?

Creo que todo lo que he hecho en la esfera pública es inherentemente político. Pero hay una diferencia entre aspirar a un cargo político versus hacer política. De hecho, la palabra política se origina del griego y se refiere a los asuntos de las ciudades, y hoy, sobre los asuntos de la sociedad. Entonces, por supuesto que me interesa aportar a los asuntos de mi sociedad.

¿Cuál considera que es su legado social más importante?

Tengo dudas si estoy aún listo para hablar de mis legados. Creo que todavía me falta mucho por alcanzar. Mi hija-sobrina, Maripaz, es lo más importante. Espero que todo mi trabajo ayude a dejarle a ella – y a su generación – una mejor ciudad, sociedad y país del que yo recibí. Ese debe ser nuestro norte. Si logro eso, ese será mi legado.

Etiquetas: arquitecto / Costa Rica / Negocios

Recomendaciones sobre este tema

¿En busca de colegio? 5 aspectos para tomar la decisión correcta para sus hijos

¿En busca de colegio? 5 aspectos para tomar la decisión correcta para sus hijos

Niñez y adolescencia son el momento idóneo para brindar la mejor educación.
¿Puede Costa Rica sacar ventaja del conflicto en Taiwán?

¿Puede Costa Rica sacar ventaja del conflicto en Taiwán?

Taiwán es el principal productor de microchips del mundo, y es también el centro del conflicto entre China…
Proyecto inmobiliario costarricense obtiene reconocimiento por aportes al ambiente con hogares eficientes y ahorrativos

Proyecto inmobiliario costarricense obtiene reconocimiento por aportes al ambiente con hogares eficientes y ahorrativos

Condominio Valle San Lorenzo, de Novogar y Paladin Realty Partners LLC, reciben certificación mundial EDGE por ser amigable…