• agosto 4, 2022

Centroamérica Crece por un desarrollo sano de la niñez

Centroamérica Crece por un desarrollo sano de la niñez

La iniciativa regional busca movilizar una inversión de US$ 5 millones en los próximos cinco años, para la implementación de programas en Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá.

Contribuir al desarrollo integral de la niñez en la región es uno de los objetivos de la iniciativa Centroamérica Crece, que nació en septiembre del 2021.

“Centroamérica Crece es una iniciativa de articulación regional compuesta por los capítulos locales  y organizaciones aliadas para promover  un enfoque multisectorial e integral, con una serie de intervenciones para promover el desarrollo infantil temprano, agrupadas en cuatro áreas de impacto: 1.ampliación del acceso, con calidad, al cuido y estimulación oportuna; 2. concientización y apoyo a las familias para la creación de ambientes favorables al desarrollo; 3. promoción de la seguridad alimentaria y; 4. ampliación del reconocimiento sobre la importancia del desarrollo en la primera infancia”, comenta Olga Sauma, directora ejecutiva de Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED).

A pesar de ser una iniciativa creada hace poco, ya pusieron en marcha algunos proyectos para ayudar al desarrollo integral de los niños.

“Se están implementando proyectos con el apoyo de organizaciones como la Fundación FEMSA que permite a cada país desarrollar acciones estratégicas en las áreas de crianza, política pública e involucramiento de las empresas. De forma tal que se mejoren condiciones y recursos de centros educativos y de cuido, se fortalezca las condiciones políticas para el mejoramiento de la atención a la primera infancia y las familias puedan contar con herramientas para un desarrollo infantil temprano”, explica Sauma.

La iniciativa Centroamérica Crece busca movilizar una inversión de US$5 millones en los próximos cinco años, para la implementación de programas en Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá.

“Se busca tener una oferta programática de diversas intervenciones que comprenden la formulación y divulgación de protocolos de atención; la elaboración materiales orientadores y de formación; la capacitación de padres de familia, cuidadores y líderes comunitarios; la capacitación de docentes y cuidadores profesionales; el apoyo a las familias para la creación de ambientes domiciliares favorables al desarrollo infantil; el mejoramiento de la infraestructura y condiciones de uso de los centros de juego, cuido y aprendizaje; el fortalecimiento de la seguridad alimentaria; la incidencia política y sectorial, incluyendo gobierno, empresariado, academia y sociedad civil; y la sensibilización del público en general”, asegura Sauma.

El apoyar al desarrollo de la niñez en la región es un trabajo integral del sector público y privado y en el que todos podemos colaborar.

Efectos de la pandemia del COVID

Los dos años de la pandemia del COVID-19 hicieron que en muchos casos que se detuviera el desarrollo de los niños, esto ante el cierre de las instituciones educativas.

Por ejemplo, en el primer año de pandemia, los millones de niños de 0 a 4 años que viven en los países de la región, fueron privados de las oportunidades de interacción social, fundamental para el desarrollo durante la primera infancia.

“El cierre de escuelas y servicios de cuidado infantil, la suspensión de los servicios y programas comunitarios y recreativos, así como el cierre de la actividad económica no esencial, han afectado fuertemente a las familias y a los niños pequeños, perjudicando desproporcionadamente a los niños más vulnerables cuyos entornos de aprendizaje se volvieron menos ricos y enfrentaron un acceso más restringido a una buena alimentación, con consecuencias para su sistema inmunológico y para su desarrollo”, señala Sauma.

“Durante la pandemia la mayoría de los niños recibieron cuidados exclusivamente de las personas del entorno familiar, responsables por satisfacer todas sus necesidades físicas, emocionales, sociales y cognitivas. Por su parte, estas familias tuvieron que enfrentar el desafío de equilibrar las responsabilidades de trabajo con el cuidado de los niños, configurando ambientes domésticos a menudo caracterizados por estrés tóxico. (UNICEF, 2020)”, agrega.

El apoyar al desarrollo de la niñez en la región es un trabajo integral del sector público y privado y en el que todos podemos colaborar.

“Pueden apoyar con la movilización de recursos de empresas y cooperación internacional, sumarse a las actividades de voluntariado que se publiquen y pueden compartir en sus redes las informaciones que periódicamente se postean.

Las empresas pueden sumarse siendo aliadas y patrocinadoras de la iniciativa, implementando proyectos locales y/o regionales que apoyen a los gobiernos, las familias y las comunidades en este proceso de fortalecer las capacidades para el desarrollo infantil temprano.  Pueden recibir apoyo para implementar programas a lo interno que favorezcan la primera infancia y a las personas colaboradoras con hijos e hijas”, afirma la directora ejecutiva de Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED).

Para más información puede comunicarse al correo [email protected] 

Etiquetas: Centroamérica / desarrollo integral de la niñez / iniciativa Centroamérica Crece / niños

Recomendaciones sobre este tema

Coca-Cola, Iniciativas con impacto

Coca-Cola, Iniciativas con impacto

La compañía desarrolla proyectos para beneficiar a las comunidades vecinas, lograr la eliminación de los residuos y fortalecer…
América Central, paraíso de las frutas

América Central, paraíso de las frutas

En América Central se cultivan más de 765.000 hectáreas de frutas, y con estas delicias la región genera…
BCIE promueve oportunidades de desarrollo para Centroamérica con el respaldo de Taiwán

BCIE promueve oportunidades de desarrollo para Centroamérica con el respaldo de Taiwán

Dos proyectos cuentan con financiamientos aprobados para su implementación, y cinco con estudios de factibilidad.