Panamá pierde dinamismo y competitividad

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Panamá pierde dinamismo y competitividad

Panamá sube en el ranking de congresos y convenciones.

El sector turismo de Panamá representó un aporte de US$4.400 millones al Producto Interno Bruto del país en el 2019.

Ha pasado un año desde que el turismo de convenciones y congresos en Panamá cerró sus puertas al mundo por la crisis sanitaria y aún no ha sido posible su reactivación, generando una perdida de competitividad y dinamismo frente a destinos como México, Costa Rica, República Dominicana y Colombia.

Luis Martínez, presidente de la Asociación Panameña de Profesionales en Congresos, Exposiciones y Afines (APPCE), dijo que aunque ya el Ministerio de Salud avaló las medidas de bioseguridad, aún la industria sigue cerrada afectando a más de 18.000 plazas de empleo y perdiendo millones de dólares.

Panamá tiene una deuda de compromisos con la realización de congresos y reuniones, en cambio otros destinos han establecido regulaciones, metodología para hacer los eventos.

“Somos lo únicos que estamos cumpliendo con los protocolos y actualmente tenemos 11 congresos y convenciones que podrían estar generando un derrama económica que supera los $20 millones y no podemos realizarlos porque la industria continúa cerrada. Sin embargo, Colombia y Costa Rica han hecho adecuaciones para seguir funcionando como industria lo que impacta a Panamá”, señaló.

Señaló que todos han sacado una mejor postura con un trabajo en conjunto con la empresa privada y el Gobierno, mientras que en Panamá esa comunicación sea perdido.

“Hacemos un llamado al Minsa a que le ponga atención a la industria de Convenciones y Congresos, la cual genera empleo y aporta al producto interno bruto del país”, expresó.

En el 2018, Panamá ocupaba la quinta posición en el ranking de ciudades en América Latina que más congresos han acogido. Sin embargo, en el 2019 cayó a la novena posición, por debajo de Costa Rica que está de octavo y encima de Medellín que está de décimo.

El gasto promedio que genera una persona que viene a Panamá para un congreso o una reunión es de US$619 diarios más el boleto de avión, entre otras cosas. Cada persona por lo general se queda en el país aproximadamente unos 8 días. Por lo que, un congreso de mil personas genera US$3,5 millones.

Se calcula que en Panamá se realizan entre 60 y 100 eventos de talla internacional al año. La empresa privada y las autoridades han desarrollado e invirtiendo para crear un ambiente propicio para esta actividad. La oferta hotelera consta de 20.000 habitaciones en la ciudad capital y 12.000 en el resto del país, lo que garantiza a los organizadores un destino completo y de alta calidad, ya que muchas de estas propiedades pertenecen a marcas hoteleras de gran prestigio: JW, Hilton, Marriott, Wyndham, Starwood, Hyatt Place, Hard Rock y Riu, otros.

Actualmente se están construyendo 3 grandes centros de convenciones en distintos puntos del país: uno estará en la ciudad de Panamá que tiene el 99% terminado; el segundo, en la región de Chiriquí y el tercero, en Azuero.

El Centro de Convenciones de Amador, tiene una inversión que asciende a los US$120 millones y está previsto que abra sus puertas para el 2021 con una capacidad de 26.000 personas.

La Asociación Panameña de Hoteles señaló que el día viernes fueron entregados los Protocolos de Bioseguridad y Distanciamiento de la Industria de Eventos y Reuniones en Panamá, debidamente aprobados por el Ministerio de Salud y entregados a la Autoridad de Turismo, los cuales fueron recibidos en acto oficial por parte del administrador de Turismo, Iván Eskildsen.

Mediante un comunicado conjunto, la Asociación Panameña de Hoteles (APATEL) y la Cámara Nacional de Turismo de Panamá (CAMTUR) recalcaron que han venido trabajando coordinadamente con las autoridades de salud para la aprobación de los protocolos de bioseguridad.

Ambos gremios turísticos coincidieron en resaltar sobre la importancia de la reactivación económica de este sector de reuniones y eventos delcual dependen decenas de miles de empleos directos e indirectos.

Los hoteles de Panamá han aplicado protocolos de bioseguridad en 12 áreas sensibles dentro sus instalaciones, como parte de las medidas aprobadas por el Ministerio de Salud y los estándares de calidad, encaminadas a garantizar atención óptima a sus visitantes.

El sector turismo de Panamá representó un aporte de US$4.400 millones al Producto Interno Bruto del país en el 2019. De acuerdo a estimaciones, cerca de 100.000 familias panameñas dependen, directae indirectamente, del sector.

Fuente: Panamá América

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta