Lecciones de finanzas personales en pandemia

Revistas de Economía y Negocios en América Central

FinanzasNegocios

Lecciones de finanzas personales en pandemia

Se debe tener un fondo de emergencia para cualquier eventualidad.

Las emergencias ocurren y debemos ser disciplinados con nuestros ingresos para afrontarlas de mejor manera

Por Norma Serrano

Sin duda, el 2020 fue un año sin precedentes y lleno de incertidumbre para todos. Quizá un año que muchos preferirán olvidar. Sin embargo, hay muchas lecciones de finanzas personales que podemos aprender de este año que acaba de pasar, lecciones que nos pondrán en una buena posición ante un futuro económico incierto.

Lección #1: Las emergencias ocurren y debemos ser disciplinados con nuestros ingresos para afrontarlas de mejor manera

Crear un fondo de emergencia puede ayudar a aliviar la necesidad de recortes drásticos en el presupuesto cuando se enfrenta a impactos temporales en los ingresos. Esto nos ayudará por un tiempo y evitará que nos endeudemos, mientras, recortamos  algunos gastos  de manera que el impacto negativo emergente en nuestro estilo de vida sea tan drástico. En este artículo de Vida y Éxito podrá explorar más el tema de como el ahorro le hará ganar.

Ciertamente, el confinamiento nos ha enseñado que la disciplina financiera es posible. Las restricciones a actividades como viajar y salir de compras, hicieron que todos reconsideráramos cuánto gastamos en estas actividades. Reflexionamos sobre nuestros excesos y nos dimos cuenta del valor de gastar moderadamente. ¡Enhorabuena!

Lección #2: Necesitamos revaluar nuestra tolerancia al riesgo y tomar decisiones

Si bien el riesgo es una constante en nuestra vida, a menudo olvidamos asegurarnos lo suficiente contra los riesgos que enfrentamos.

Se debe tener un fondo de emergencia para cualquier eventualidad.

Debemos preguntarnos: ¿Mi familia tiene la cobertura adecuada en caso de problemas de salud, incluidos los creados por el virus? Y en caso de que tengamos un plan de salud con deducible alto, ¿tenemos suficiente para cubrir el deducible? ¿Y estamos cubiertos en caso de que alguien quede discapacitado? ¿Debemos cambiar o aumentar nuestro seguro por discapacidad a largo plazo? Y, lo que es más importante, ¿tenemos un seguro de vida para proteger a nuestra familia en caso de fallecimiento de la persona que genera ingresos?

Estas son preguntas difíciles de enfrentar y hacer, pero la pandemia es un buen recordatorio de que es mejor prevenir que curar. Así nos lo recuerda Annamaria Lusardi, profesora de la Universidad George Washington en Washington, D.C.

Lección #3: En necesario escribir un testamento

En nuestra historia reciente, nos dimos cuenta de que es  momento de priorizar la necesidad de que cada adulto tenga un testamento. ¿Está usted de acuerdo? Nadie esperaba el nivel de tragedia que ocurrió en todo el mundo y aunque generalmente nadie quiere pensar en la idea de morir, creo que el 2020 nos recordó que somos mortales y debemos estar preparados para el final de nuestra vida terrenal sea cuando sea.

Sin importar el valor de nuestro patrimonio neto, es importante que nuestros seres queridos estén informados de nuestros deseos para nuestros activos, pertenencias, etc. Así que, es momento de hacerlo. Si tiene pólizas de seguro sin beneficiarios, nómbrelos.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta