• 8 agosto, 2023

Las empresas familiares tienen más dificultades para desvincularse del trabajo durante las vacaciones

Las empresas familiares tienen más dificultades para desvincularse del trabajo durante las vacaciones

Hablar sobre temas laborales en los momentos de ocio con aquellos familiares que son a la vez jefes y compañeros impide desconectar por completo de la rutina diaria.

Síganos en Instagram: @revistavidayexito

La consultora Family Business Solutions, especializada en empresas familiares, constata que pasar las vacaciones de verano en la casa de veraneo familiar o de viaje con los familiares con quienes durante el resto del año se trabaja hace mucho más difícil desconectar por completo de la rutina diaria y tomar distancia de la empresa familiar, informa RRHHDigital.

“Veranear con familiares -padres, hermanos, primos, tíos…- que también son jefes y compañeros de trabajo supone una dificultad añadida a la hora de desvincularse de los temas laborales, puesto que, aunque las vacaciones sean un momento de ocio, se tiende a hablar con ellos sobre cuestiones relacionadas con la compañía, cosa que dificulta desconectar”, indica Ricard Agustín, fundador de Family Business Solutions y consultor de empresas familiares.

El motivo que explica esta difícil desconexión es que, con estos familiares, es probable que se tengan varios asuntos importantes que tratar para el buen funcionamiento de la empresa, como proyectos o inversiones en marcha. Por este motivo, es fácil que una comida familiar acabe convirtiéndose en una comida de trabajo como si se estuviera en la oficina y que, además, cuñados, yernos o nueras que no trabajan en la empresa familiar se entrometan en las discusiones.

Por otro lado, el mayor tiempo juntos y las emociones compartidas incrementan el riesgo de conflictos en las familias empresarias. “Es un error pensar que por estar de vacaciones los conflictos se resolverán por arte de magia. Es más, estos pueden acrecentarse porque habrá un contacto familiar más intenso y superior al habitual, tal y como ocurre también en Navidad”, indica Agustín. Todo ello aviva conflictos habituales, como las peleas y rivalidades entre hermanos/primos, la mala comunicación, la falta de visión compartida, las dificultades en el trabajo intergeneracional, la intromisión de la familia política y extensa o las diferencias de intereses entre los accionistas, entre otros.

No obstante, el consultor reconoce que esta solución no se concibe como posible en algunas familias empresarias, en las que, dado el gran valor que se otorga a la unión familiar, separarse en verano no es una opción. En tal caso, es recomendable que la familia haga un pacto tácito o expreso para restringir las conversaciones sobre asuntos laborales al ámbito de la empresa, y dejar los momentos de ocio y las vacaciones para ser y actuar únicamente como una familia y, por consiguiente, poder desconectar de la rutina laboral.

Consejos para desconectarse cuando se trabaja con la familia

1. Tomar distancia con el trabajo y evitar hablar, en la medida de lo posible, de temas laborales en momentos que deberían ser para el ocio y la distensión. Es recomendable delimitar los espacios propicios para hablar de estos temas.

2. Saber utilizar el sombrero adecuado. “Si estamos de vacaciones en familia, el sombrero es el de familia y dejar de lado el de propietario o jefe de la empresa”, explica Agustín.

3. Ser más tolerantes y dialogantes con los demás y medir bien las palabras que decimos y evitar que cualquier comentario nos ofenda.

4. Poner límites a las conversaciones sobre trabajo. Si es necesario celebrar alguna reunión de trabajo inaplazable durante las vacaciones, que sea breve, que tenga hora de inicio y fin y que tenga lugar en una parte de la casa libre de interferencias de terceros.

5. Nunca implicar a familiares políticos y a la familia extensa en debates sobre temas de trabajo que puedan surgir, especialmente si son temas polémicos. Tampoco hay que forzarlos a tomar partido si se generan situaciones de conflicto por este motivo.

6. Vigilar las distribuciones de las mesas, evitando, en la medida de lo posible, que personas con relaciones difíciles o ya dañadas, se sienten juntas.

7. Dar libertad a la familia para poder pasar las vacaciones separadas sin resentimientos o para que cada uno pueda gestionar sus vacaciones libremente, aunque se comparta un mismo techo.

8. Tener regulado un Protocolo familiar de forma preventiva para que asuntos como el relevo generacional o discusiones relativas a la relación familia-empresa-propiedad vayan a empañen las vacaciones.

Fuente: RRHHDigital

 

Últimas entradas de Redaccion (ver todo)
Etiquetas: consejos para desconectarse / desconectarse de la empresa / empresas familiares / Trabajo / vacaciones en familia

Recomendaciones sobre este tema

Haciendo historia: la importancia de una misión y visión familiar compartida

Haciendo historia: la importancia de una misión y visión familiar compartida

Es la base que guía tanto a la empresa como a la familia en su conjunto. Una visión…
Consejos estratégicos para empresas familiares en épocas de crisis

Consejos estratégicos para empresas familiares en épocas de crisis

Es fundamental contar con un plan estratégico y financiero sólido que permita mantener la continuidad del negocio.
Microsoft y LinkedIn publican el Índice de Tendencias del Trabajo 2024 sobre el Estado de la Inteligencia Artificial en el Trabajo

Microsoft y LinkedIn publican el Índice de Tendencias del Trabajo 2024 sobre el Estado de la Inteligencia Artificial en el Trabajo

Nuevos datos muestran que la mayoría de los empleados están experimentando con la IA y desarrollando sus habilidades—ahora,…