El impacto del Coronavirus en la economía nacional e internacional

Revistas de Economía y Negocios en América Central

CoronavirusNegocios

El impacto del Coronavirus en la economía nacional e internacional

La economía costarricense por su parte, sentirá un impacto en sus bienes importados.

El crecimiento de la economía mundial, estimado en un 3,3% para este año, podría verse recortado entre un 0,1% y 0,2% por el coronavirus.

Una vez declarado el virus del Covid-19 una pandemia por la Organización Mundial de la Salud –OMS– basado en su propagación, la prioridad en la atención, según los expertos en materia de salud debe ser la prevención.

Sin embargo, un tema colateral y que no puede dejarse de lado es el efecto que tendrá en la economía a nivel nacional y mundial. De acuerdo con Esteban Marín, Jefe de la Administración Integral de Riesgos en Coopecaja explicó que, en ambos casos, la variable clave de la afectación será determinada por la extensión en el tiempo contagio.

“El pasado 16 de febrero Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, advirtió de que el crecimiento de la economía mundial, estimado en un 3,3% para este año, podría verse recortado entre un 0,1% y 0,2% por el coronavirus”.

A nivel internacional, los cargueros que regresan a Australia después transportar cientos de miles de toneladas de mineral de hierro a China, pueden enfrentar una cuarentena de hasta catorce días antes de poder volver a cargar.

Otro escenario es desde Catar hasta Indonesia, donde los exportadores de gas natural licuado enfrentan la posibilidad de afectaciones en los embarques luego de que se informó que un importador clave en China está devolviendo las entregas al invocar las cláusulas en los contratos a largo plazo que aluden a una “fuerza mayor”

La economía costarricense por su parte, sentirá un impacto en sus bienes importados. Ante la imposibilidad de comercio se prevé un aumento en los precios. “Por su parte, los bienes exportables de la economía presentarán un efecto adverso, ante precisamente esta imposibilidad de negociación”, detalló el experto.

La economía costarricense por su parte, sentirá un impacto en sus bienes importados.

El encadenamiento derivado de medidas de prevención como el cierre definitivo de centros de alta concentración de personas y la cancelación de eventos de concentración masiva (carreras, conciertos); afectan a grandes y pequeños empresarios, pues el nivel de gasto disminuye notablemente.

“La economía de Costa Rica es altamente dependiente de la producción y manufactura china. Además, al ser una economía que depende de los precios internacionales, podría derivar en una disminución en las tasas de interés locales en dólares. Lo último no es necesariamente bueno para el país, pues a pesar de que se abarataría la cuota para el deudor en dólares, se ralentizaría la tasa de crecimiento económica del país”, explicó el Jefe de Administración Integral de Riesgos de Coopecaja.

El país en general se encuentra en un estado de “suspensión”, las empresas implementan teletrabajo, las escuelas cierran, los eventos públicos se cancelan y la población en general es reacia a las aglomeraciones y reuniones en sitios públicos.

Este estado de “suspensión” enlentece las ventas y negociaciones de servicios – productos. El transporte de personas ya se está viendo afectado; en resumen, de manera general, la población va a reducir el consumo en estos días.

Lo mejor para los comercios, es ser cautos, precavidos e implementar (en caso de no tenerlo), servicio a domicilio y ventas por medio de plataformas virtuales. En el caso de las personas, estar siempre atentas a las recomendaciones del Ministerio de Salud, el Gobierno y la Organización Mundial de la Salud (OMS), y así evitar en medida de lo posible el contagio.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta