Costarricenses deben tener, al menos, tres fuentes de ingresos para hacerle frente a sus gastos

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Costarricenses deben tener, al menos, tres fuentes de ingresos para hacerle frente a sus gastos

Analistas consideran que las operadoras de pensiones podrían verse ligeramente afectadas.

El primer paso que se debe seguir es analizar para qué somos buenos; es decir, cuáles son las habilidades y talentos principales que tiene cada persona

En los últimos meses, en Costa Rica se han dado varios casos de empresas que cerraron sus operaciones en el territorio nacional, dejando a cientos de personas sin empleo y sin ingresos económicos fijos que les permita hacerle frente a sus gastos personales y familiares.

Precisamente, la tasa de desempleo en Costa Rica, cerró el 2018 en un 12%, según la última Encuesta Continua de Empleo (ECE) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Este es el registro más alto de desempleo en el país desde que se empezó a realizar el estudio en el 2010.

Ante esta situación es que toma cada vez más relevacia que los ciudadanos puedan tener varias fuentes de ingreso a la vez que les permita enfrentar de la mejor manera posible cualquier eventualidad, como lo es un despido inesperado, enfermedad o discapacidad, que afecte negativamente sus finanzas y la estabilidad de la familia que dependa de él o ella.

De acuerdo con Ana Alfaro, fundadora de You Pura Vida, experta en temas de emprendimiento y mentora de emprendedores, en la actualidad cada persona debería tener, como mínimo, tres fuentes de ingreso y para los próximos años se espera que esa cantidad vaya aumentando para que las personas puedan mantener su estilo actual de vida, principalmente por el aumento normal que se da en la inflación año con año.

Agregó que es muy importante diversificar esas fuentes de ingreso en, por ejemplo, inversiones financieras, inmobiliarias y emprendimientos, entre otros, que permitan que el dinero trabaje para las personas y se multiplique, sin tener “todos los huevos en la misma canasta” reduciendo y administrando los riesgos. Si una de las fuentes de ingreso cae, las otras lo soportan y la capacidad financiera de la persona no entra en crisis inesperadas.

Es muy importante diversificar esas fuentes de ingreso en, por ejemplo, inversiones financieras, inmobiliarias y emprendimientos, entre otros.

“El mundo nos ha impuesto nuevos patrones de consumo: hace años pocos tenían cable, ahora es como el azúcar, no puede faltar en una casa. Suscripciones a páginas web para ver películas, también es parte de la lista de otros gastos. En cada casa hay mínimo un vehículo y eso conlleva gastos que antes eran sólo para familias con el poder adquisitivo para tenerlo, el valor de los alquileres cada vez es mayor y tener casa propia requiere que varios miembros de una familia unan sus ingresos para poder comprarla y recibir financiamiento de un banco. La coyuntura económica de Costa Rica ha encarecido el estilo de vida del tico por eso, entre más ingresos se tengan, más fácil es hacerle frente a esos gastos”, explicó Alfaro.

¿Cómo generar nuevas fuentes de ingreso?

Para Ana Alfaro, el primer paso que se debe seguir es analizar para qué somos buenos; es decir, cuáles son las habilidades y talentos principales que tiene cada persona, unido a su experiencia y que, además, puede solucionar un problema que los demás tengan mediante un trabajo, producto o servicio con valor agregado.

Entre los pasos que se deben seguir para generar las nuevas ideas de fuentes de ingreso son:

  • Se debe hacer una “check list“ de las habilidades que la persona tiene.
  • Elegir la idea más viable y rápida de implementar, que requiera una inversión baja o mínima.
  • Diseñar un producto o servicio que sea distinto a lo que ya existe (generar valor agregado).
  • Que sea solución para muchas personas (contar con un mercado potencial).
  • Hacer un plan para darlo a conocer por medio de página web y redes sociales.
  • Ser perseverante en este proceso de crecimiento y maduración de la idea.
  • Una idea a la vez. Maduramos un emprendimiento y luego pasamos a la siguiente idea de negocio.
  • Buscar asesoría y apoyo en temas específicos de emprendimiento y para potenciar las ventas.

“En el caso de que la persona no tenga claro para qué es bueno, debe hacer un autoanálisis y explorar sus habilidades, preguntar a otros para qué soy bueno, cómo me ven los demás. Contar con eso nos dará las herramientas para empezar a crear una idea de negocio que se convierta en una fuente de ingreso. Una vez aprendido el proceso paso a otra idea y así sucesivamente”, indicó la experta en emprendimiento.

El emprendimiento debe ser parte ya de la mentalidad de toda persona.

Agregó que en este punto es muy importante el uso eficiente del tiempo. Tener varias fuentes de ingreso requiere esfuerzo y dedicación, máxime si lo hacemos además de contar con un trabajo a tiempo completo.

“La utilización eficiente del tiempo es vital. Debemos primero tener claras nuestras prioridades. Qué es lo que queremos lograr. Otra debilidad es que un gran porcentaje de la población usa su tiempo en actividades “recreativas” por demasiadas horas, sin darse cuenta que el tiempo perdido es dinero olvidado”, señaló Alfaro.

Otro aspecto muy importante, es la capacitación que la persona reciba y que esta se vea como una inversión, ya que entre más se aprenda, el emprendedor podrá evitar cometer errores que pueden jugarle una mala pasada al negocio. Para la Directora de You Pura Vida, contar con un experto que guíe al emprendedor en temas como descubrimiento de talentos, plan de negocios, uso de redes sociales, los requisitos gubernamentales y que le ayude a aterrizar la idea de negocio y ponerla en funcionamiento lo antes posible, le da mayores posibilidades de éxito que si lo hace solo.

La experta en emprendimeinto comentó que en la actualidad emprender no es una moda, es una necesidad y es la solución inmediata para poder disminuir las listas de desempleados, además de proteger a aquellos que inesperadamente puedan verse afectados por este fenómeno del desempleo masivo.

Precisamente, tener varias fuentes de ingreso da tranquilidad financiera, libertad, motivación, permite llegar hasta dónde la mente y trabajo esforzado lo permita.

“El emprendimiento debe ser parte ya de la mentalidad de toda persona. Incluso desde la niñez y juventud, debemos fomentar que nuestros hijos aprendan a crear ellos mismos sus fuentes de ingreso y no dependan de que una empresa les de un trabajo en el futuro, para que al cabo de 30 años de servicio se pensionen y sean al fin libres y felices”, concluyó Alfaro.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta