Chatbots o asistentes virtuales se convierten en grandes aliados para los clientes de entidades financieras

Revistas de Economía y Negocios en América Central

FinanzasNegocios

Chatbots o asistentes virtuales se convierten en grandes aliados para los clientes de entidades financieras

Los chatbots más avanzados como Layla pueden dar recomendaciones sobre ciertos productos financieros.

Usuarios pueden consultar desde horarios de las sucursales o agencias bancarias hasta estados de cuenta; otros servicios más avanzados permiten transferencias y hasta la cancelación de una tarjeta

Los clientes de entidades financieras no tienen por qué sufrir o pasar ratos incómodos o extenuantes cuando ingresan a un sitio web e intentan obtener información por parte de un chatbot o agente virtual.

Los chatbots son cada vez más populares entra bancos y cooperativas gracias a su precisión, velocidad y capacidad de análisis de información. Es como si el usuario estuviese hablando con un agente de atención al cliente.

De allí que la experiencia de visita del cliente puede mejorar considerablemente si entiende mejor cómo sacarle el máximo provecho a esta herramienta (también llamada coloquialmente como bot), que muchas entidades tienen disponibles gracias a la inteligencia artificial.

Un chatbot puede ofrecerle a un cliente información variada: desde un estado de cuenta y el horario de una agencia o sucursal hasta un servicio más complejo como una transferencia, siempre y cuando se cumplan con requisitos que las personas tendrían que ofrecer si hacen la gestión por teléfono o de manera presencial.

Las empresas desarrolladoras de estos productos, como la costarricense Impesa y su chatbot Layla, constantemente analizan información recopilada por esta herramienta para mejorar y ampliar el espectro de servicios así como la velocidad y la precisión.

Recomendaciones para usar un chatbot

Por eso es importante que cada persona que busca información con un chatbot siga algunas recomendaciones puntuales:

Los chatbots más avanzados como Layla pueden dar recomendaciones sobre ciertos productos financieros.

Un chatbot fue diseñado y “entrenado” en un área de conocimiento específico. El cliente debe evitar preguntarle sobre temas ajenos tales como el clima, el partido de fútbol de la última jornada o el precio de una comida o un boleto aéreo.

El chatbot cuenta con un menú guía. Es importante que cada persona verifique si alguna de las opciones le solventará su consulta.

Chatbots como Layla cuentan con la versatilidad de despejar consultas por medio de los botones pero también si el usuario opta por escribirlas.

En caso de que el chatbot no resuelva la consulta, la persona debe tener paciencia. Existen algunas de estas herramientas virtuales que se encuentran en entrenamiento.

Los chatbots más avanzados como Layla no solo dan respuesta a la pregunta del usuario. Gracias a la información recopilada del cliente anteriormente, estos asistentes virtuales pueden dar recomendaciones sobre ciertos productos financieros como tasas de interés y hasta pueden hacer preguntas con tal de descubrir oportunamente cuál es el problema del usuario.

“En el caso de Layla se trata de una herramienta que tiene la capacidad de aprender de manera continua, lo cual le da un crecimiento ilimitado en cuanto a sus funciones. Un bot como este, que fue desarrollado enteramente por Impesa, puede ser utilizado para cualquier propósito y giro de negocio, aunque nuestros principales clientes son entidades financieras que apuestan por mejorar la experiencia digital de sus usuarios”, explicó Mario Hernández, CEO y presidente de Impesa.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply