Bioestimulantes; más que un costo es una inversión

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasNegocios

Bioestimulantes; más que un costo es una inversión

El estrés que sufren los cultivos por diferentes causas se minimizan con productos específicos.

Son cada día más valorados y utilizados para proteger y revitalizar a los cultivos en situaciones de estrés o para ayudar al cultivo en momentos criticos de su desarrollo. Sirven para gestionar mejor situaciones extremas y alcanzar la excelencia del cultivo.

A nadie le cabe la menor duda de que el cultivo debe estar bien nutrido para desarrollarse de manera correcta y que dé la mayor producción posible. Pero, ademas del abono, hay otras necesidades complementarias e iguales de importante a la que atender. Es el papel de los bioestimulantes.

“El efecto de los bioestimulantes repercute de forma positiva en el rendimiento y calidad de la cosecha así como en el acondicionamiento de los cultivos sometidos a estrés abiótico, posicionándose como herramientas estratégicas en los planes de tratamiento de agricultores y técnicos”, apunta José Antonio de Cote, VP de iQBiotech, www.iqbiotech.us. Las heladas, el pedrisco, el excesivo calor o lluvia; todo esto daña al cultivo y hay que protegerlo.

“Su uso está indicado para proteger al vegetal frente a distintas situaciones de estrés, mejorar el cuajado de los frutos y granos o incrementar la calidad de las cosechas”.

El estrés que sufren los cultivos por diferentes causas se minimizan con productos específicos.

Además el cultivo puede tener un aumento significativo de necesidades provocado por diferentes ritmos en el metabolismo de la planta, que aparecen normalmente en momentos vegetativos concretos como trasplate, floración, cuajado de fruto y granos, engorde y maduración de la cosecha principlamente. “Es en esos estados donde la planta necesita afinar su metabolismo con la colaboración de bioestimulantes que proporcionen y faciliten una cosecha en cantidad y de calidad”.

Los bioestimulantes aumentan la actividad del cultivo en situaciones de estrés (factores bióticos: ataques de insectos, hongos, nematodos, factores meteorológicos -frío, calor, sequia, heladas- y del manejo de cultivo como fitotoxicidad, poda y otros). “Incluso mezclando los herbicidas y fitosanitarios con aminoácidos se potenció su eficacia y se optimiza el resultado”, indica José Antonio de Cote. El mayor beneficio de estos productos es conseguir mejores cosechas, con cultivos más sanos y sin residuos. Se podría por tanto, reducir el uso de productos fitosanitarios y de fertilizantes convencionales”.

Menos gastos

Son muchas las ventajas, no solo reducen los costos de producción del agricultor si no que proporcionan un mayor respeto al medio ambiente y generan un valor añadido a los cultivos, eliminando residuos y produciendo alimentos saludables, “de esta manera los cultivos tienen un mayor valor para el agricultor ya que los comerciantes están dispuestos a pagar un plus por la calidad del producto final”.

Ejemplo del desempeño de productos IQForte.

“Aplicar un bioestimulante en las condiciones anteriormente mencionadas, cuando el cultivo lo necesita, nunca es un gasto. Es una inversión”, respaldan en iQBiotech.

Es evidente que los agricultores que deciden utilizar bioestimulantes para mejorar calidad de cosecha, o aquellos que buscan superar situaciones complicadas y asegurar que sus cultivos podrán terminar la campaña con buenos resultados consideran más que rentables el uso de estas herramientas.

“La mejora de calidad y aumento de la produccción depende considerablemente del tipo de bioestimulante a utilizar. Por ello, es recomendable estar en contacto con expertos para asegurar que el diseño del producto favorece el efecto deseado”, prescriben en iQBiotech. Pone como ejemplo que con sus productos, iQForte, iQ10 e iQForte Sugar se disminuye el gasto inicial y aumenta la produccción en cuanto a peso, calidad, y carecteristicas organolépticas. También en finca con máxima producción, te garantiza mantener producción con menor aporte de fertilizantes, de hasta el 20% menos.

“Son productos con valor añadido, que vienen de la investigación y de la innovación, por lo que tienen algo mayor precio que otros fertilizantes y el agricultor verá los resultados en la cosecha”, asegura José Antonio de Cote.

Un gran complemento

Pueden complementar e incluso sustituir a los fertilizantes según el tipo de productos, pues se definen dentro del ámbito de los ‘Fertilizantes’ como productos especiales. En ocasiones podrían sustituir o, en otras, reducir el uso de productos de fertilizantes convencionales. “Su objetivo principal es estimular los procesos naturales de las plantas, para mejorar la absorción de nutrientes o su eficiencia“

En cualquier caso, desde iQBiotech señalan que son un verdadero complemento de los fertilizantes tradicionales, tanto macronutrientes como micronutrientes y la toma de decisión de utilización de los fertilizantes de origen fósil, dependerá de las necesidades del cultivo. Para ello es necesario un análisis de suelo e incluso foliar antes de la aplicación, para determinar las cantidades necesarias que sean rentables y sosteniblemente adecuadas”.

Aminoácidos de IQForte.

Es innegable la necesidad de la nutrición y la protección vegetal para un correcto desarrollo de los cultivos pero, con todo, los bioestimulantes atienden a necesidades particulares relacionadas con el óptimo estado sanitario del cultivo. En este sentido, marcan la diferencia. “Los bioestimulantes se postulan como el nuevo suplemento para los cultivos más exigentes”.

En iQBiotech son cautos: “No se debe querer sustituir la nutrición con la bioestimulación, ambas son complementarias y muy necesarias a lo largo del cultivo, para obtener óptimos resultados”.

En este sentido José Antonio de Cote razona que los bioestimulantes actúan a través de rutas metabólicas distintas a los fertilizantes, independientemente del contenido en nutrientes que posea.

Así, el fertilizante es absolutamente esencial. El bioestimulante aporta un plus, sobre todo en situaciones difíciles.“Mediante su uso adecuado no solo veremos aumentadas las probabilidades de supervivencia del cultivo, sino también reduciremos en gran medida pérdidas importantes de rendimiento y calidad”, manifesta. Y es que constituyen una tecnología que va ayudar a las plantas a extraer más nutrientes y producir más, en un escenario en el que los fertilizantes se deberán aplicar cada vez en menor cuantía y con mayor eficacia. “En los próximos años se verán más combinaciones entre fertilizantes y bioestimulantes. Es parte de la tecnología del presente y del futuro. El bioestimulante no es un sustitutivo, es el compañero perfecto”, manifiestan en iQBiotech.

Aminoácidos

José Antonio de Cote cita que los aminoácidos suponen una estimulación energética en los momentos de mayor demanda del cultivo. Los aminoácidos especialmente seleccionados promueven la síntesis de proteinas e intervienen en procesos concretos para favorecer la síntesis. Es un agente osmótico del citoplasma celular que ayuda a  abrir los estomas y regula el balance hídrico de la planta y fortalecen las paredes celulares de la planta ayudando a reconstruir los tejidos vegetales.

José Antonio de Cote, VP de iQBiotech, y Roberto J. Argüello, presidente de CEO Advisors.

Además, impulsan la brotación y el desarrollo vegetativo, aumenta la circulación de savia y reducen el tiempo requerido por la planta para la cicatrización de los tejidos vegetales, debido a su elevada capacidad como generador citológico.

También iQBiotech hace referencia  a que los principales principios activos son aminoácidos de origen vegetal de fácil asimilación y residuo cero.

Todo tipo de cultivos son susceptibles al uso de bioestimulantes, tanto para marcar la diferencia en la calidad (por ejemplo, aumentado el % de almidón en trigo) como para superar condiciones de estrés debidas a las altas temperaturas o la falta de agua.

La normativa

Los expertos del sector coinciden en que cada vez son más necesarios los bioestimulantes para el agricultor. “se usan más y son ya el presente y el futuro”. La normativa europea con respecto a estas soluciones está en proceso de definición. Existen ya normativas especificas por país, que pretenden demostrar el efecto de estos productos en las diferentes categorias de cultivos (extensivos, hortícolas, frutal…). “De esta forma se garantiza un resultado al agricultor”, aseguran desde iQBiotech.

En España cuentan con el Real Decreto RD999/2017 de reciente creación, por el cuál ya se están evaluando este tipo de productos. “La aparición de una normativa especifica para estas herramientas justifica su importancia dentro del sector agrícola y marca unos límites para evitar la intrusión de ‘soluciones milagros’. No debemos olvidar que el futuro de la agricultura se enmarca dentro de una climatología extrema donde la falta de agua, el aumento de la temperatura media, la aparición de resistencias a fitosanitarios y la adaptación de las plagas más agresivas marcarán la producción del agricultor.

Por este motivo, el uso de bioestimulantes en momentos concretos supondrá un factor diferencial para la producción de las siembras. “En los últimos cinco años se ha incrementado considerablemente su uso, en todos los cultivos, debido a los resultados obtenidos. Consideramos que ya no es futuro es el presente”.

Sostenibilidad

Aquí entra en juego sostenibilidad. En la agricultura de nuestros días, más competitiva, y con clara vocación de incrementar producciones y calidad, su uso está en alza. “Pensamos que se va a mantener la tendencia y, evidentemente, forma parte de las técnicas de cultivo de futuro”.

Uno de los productos de IQ Biotech, IQ10.

También en este punto y cuanto al futuro de la agricultura no debemos olvidar que el mercado demanda cada día más productos sostenibles, que mejoren las producciones agricolas pero que a la par respeten el entorno.

“Es importante recalcar que los bioestimulantes proceden de materias de origen natural destinadas a potenciar el metabolismo de la planta optimizando el aprovechamiento de nutrientes que están a su disposición”, continúan.

La investigaciones de iQBiotech van encaminadas a buscar fórmulas innovadoras que refuercen el concepto de agricultura sostenible. “Hoy ya contamos con productos pioneros en este ámbito”, afirma José Antonio de Cote.

Cada día son más valorados y utilizados para proteger y revitalizar a los cultivos en situaciones de estrés o para ayudar al cultivo en momentos críticos de su desarrollo. “Su uso todavía no está estandarizado, pero cada vez hay más agricultores y técnicos, que lejos de mirar al cielo con miedo, se preocupan, preguntan y se forman para gestionar mejor estas situaciones de estrés extremo y alcanzar así la excelencia”, piensan en iQBiotech.

El porqué de los bioestimulantes

Cuándo

La prevención temprana del estrés es la mejor estrategia, teniendo en cuenta que los fenómenos meteorológicos son cada vez mas bruscos e imprevisibles, así como la gran demanda energêtica que le supone al cultivo un periodo de recuperación tras sufrir problemas. Los bioestimulantes son idóneos para cualquier tipo de cultivo.

¿Con o sin el fertilizante?

El fertilizante es esencial. El bioestimulante aporta beneficios a la planta cuando se encuentra en situaciones difíciles. Incrementa las probabilidades de supervivencia del cultivo y reduce pérdidas importantes en el rendimiento y calidad de la cosecha.

¿Suponen más gastos?

Aplicar bioestimulantes a un cultivo cuando lo necesita es siempre una inversión; nunca un gasto. El desembolso económico esta justificado por el aumento de la producción.

Efectos

Repercuten en favor del rendimiento y calidad de la cosecha, así como en el buen estado de los cultivos sometido a estrés por sequias, heladas, exceso de agua y diferentes ritmos en el metabolismo de la planta.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply