Banco Nacional de Costa Rica, Sólida reputación afianza su liderazgo

Revistas de Economía y Negocios en América Central

EspecialesNegocios

Banco Nacional de Costa Rica, Sólida reputación afianza su liderazgo

La reputación del Banco Nacional ha crecido gracias al aporte que ha dado a Costa Rica a lo largo de su historia y al desarrollo económico y social

Ser el banco público con la mejor reputación y el segundo mejor reputado de todo el sector financiero (incluidas entidades del sector privado) no es tarea sencilla, pero el Banco Nacional de Costa Rica lo ha logrado gracias a la ética, la transparencia, la calidad del servicio al cliente y la solidez financiera que posee, pilares bajo los que ha operado a lo largo de casi 104 años de existencia.

Este banco, el más grande de Costa Rica y Centroamérica, se ubicó en la posición 12 del ranking 2018 del Monitor Español de Reputación Corporativa (Merco), que mide variables de diferentes empresas, tales como los resultados económicos financieros, calidad de la oferta comercial, talento, ética y responsabilidad corporativa, dimensión internacional de la empresa e innovación.

Alcanzar esa posición de privilegio no solo reafirma la impecable trayectoria que ha desarrollado el Banco Nacional de Costa Rica, sino que esa sólida reputación afianza su liderazgo en un mercado altamente competitivo y dinamizado por las diferentes necesidades de un consumidor cada vez más informado y empoderado respecto a sus derechos y exigencias.

“Nos complace decir que hay una medición externa que nos coloca en una posición importante en materia de reputación dentro de las entidades financieras y dentro de las empresas mayor reputadas. Eso significa mucho para nosotros y también una gran tarea frente a un entorno muy cambiante, en donde la innovación y el servicio al cliente representan retos importantes para una institución de la magnitud del Banco Nacional”, comenta Jessica Soto, Directora General de Relaciones Institucionales de la entidad.

Construcción

A paso firme, desde hace más de un siglo, el Banco Nacional ha ido construyendo su reputación al convertirse en un aliado del desarrollo de cada habitante y del país en general, por lo que hoy se le percibe con absoluta confianza y se le observa como un líder del sector que marca pautas y traza el camino de la evolución.

“El Banco Nacional siempre  ha estado a la par del crecimiento de los pobladores, desde sus inicios al dar servicio a los pequeños agricultores cuando la economía dependía de la agricultura y evolucionando dándole la mano a los gobernantes del país en función de lo que Costa Rica necesita. Ese posicionamiento que hoy tiene se gana por su gran trayectoria y el impacto que ha generado en el progreso del país”, afirma Soto.

El reconocimiento de la población, la confianza que depositan sus clientes y el posicionamiento
en el mercado han llevado al Banco a redoblar acciones para fortalecer su reputación, resguardar todo lo que hasta hoy ha logrado y establecer estrategias para mantener a futuro ese activo tan preciado, que aunque intangible, es invaluable.

Es por esa razón que el Banco creó una metodología para llevarle el pulso a situaciones que podrían generar riesgo. Esta acción se da después de que las entidades reguladoras comenzaron a hablar de un componente vital para las organizaciones, sobre todo, las del sector financiero: el riesgo reputacional, elemento que el Banco reconoció como un riesgo estratégico de la institución, que le permite un abordaje integral y con una relevancia mucho mayor.

“El Banco ha investigado esquemas de medición en temas de riesgo reputacional para crear y aplicar una metodología in house, con el fin de analizar medidas de contención y así saber por dónde podríamos vernos afectados en materia de reputación”, detalla.

Bases sostenibles

Algunos de los componentes de la herramienta creada por la entidad financiera ya habían sido gestionados a nivel organizacional a través de la Estrategia de Sostenibilidad, que les ha permitido identificar los temas prioritarios que atañen a cada público de interés y los diferentes mecanismos de abordaje y de relacionamiento con dichas partes interesadas.

El Banco Nacional ha llevado a sus partes
interesadas alrededor de 8 show rooms
donde se les invita a participar de una
experiencia digital.

“La herramienta creada lleva una base de sostenibilidad. Ya el banco había hecho un mapeo de Materialidad para identificar las expectativas de los grupos de interés y cómo estas se gestionaban. La sostenibilidad y la reputación están íntimamente relacionadas”, expresa Soto.

Hoy, todo ese arduo trabajo realizado para alcanzar la reputación que tiene el Banco rinde frutos: es una entidad reconocida, apreciada, que forma parte del ADN colectivo y que ha sido protagonista del desarrollo del país.

“Por ser el Banco más grande de Costa Rica y porque es una entidad que ha acompañado la gestión de proyectos muy importantes, tenemos la responsabilidad de resguardar nuestra reputación, además, porque tenemos a más de dos millones de clientes que son aliados en este proceso de crecimiento. A ellos nos debemos como institución”, finaliza.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply