3 formas en que las empresas se pueden preparar para la economía circular

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasNegociosResponsabilizaRSE

3 formas en que las empresas se pueden preparar para la economía circular

Costa Rica, para 2021, planea convertirse en el primer país del mundo donde se prohíban los plásticos de un solo uso

Por Rodolfo Pilipiak, director general de HP Inc. Centro América y Caribe

La mayoría de nosotros hemos usado pajillas de plástico. Son convenientes y funcionan bien. Lamentablemente, cerca de 13 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos del planeta cada año, donde puede tardar más de 100 años en degradarse, liberando gases tóxicos de efecto invernadero en el proceso.

Es por ello que decenas de las más importantes cadenas de restaurantes en todo el mundo están eliminando las pajillas de plástico como parte de un compromiso cada vez mayor con la economía circular. Las agencias gubernamentales también están participando. Costa Rica, para 2021, planea convertirse en el primer país del mundo donde se prohíban los plásticos de un solo uso. Río de Janeiro en Brasil, Pinamar en Argentina, y los estados mexicanos de Baja California Sur, Querétaro y Veracruz también se han sumado al esfuerzo.

Los líderes empresariales y gubernamentales se han encaminado en esta dirección durante años. Reconocen cada vez más que la sostenibilidad del medio ambiente no se trata únicamente de reducir las emisiones de carbono o de restringir la basura en los vertederos. También se trata de preservar los recursos para garantizar que siempre contemos con los bienes suficientes para cumplir con la demanda creciente. Ahora que se espera que la población de la tierra alcance los 8.6 mil millones de personas para el 2030, no podemos darnos el lujo de agotar los recursos finitos.

La mayoría de los plásticos en el mercado no se biodegradan fácilmente.

Aquí es donde la economía circular cobra importancia. Bajo este modelo, las empresas diseñan productos con el objetivo de que, cuando lleguen al término de su ciclo de vida, se puedan recuperar, reciclar y devolver para su uso en un ciclo cerrado de producción que elimina el desperdicio.

Por lo general, las empresas participantes se sienten satisfechas con sus contribuciones a las comunidades a las que brindan servicio. Sin embargo, también hay beneficios reales en los ciclos cerrados de producción. Gracias a la reutilización de los materiales, las empresas ahorran dinero y con frecuencia ven un incremento en su número de clientes que aprecian el compromiso de la empresa con el medio ambiente.

Está claro que la economía circular está ganando momento ahora que Accenture pronostica que podría liberar US$4,5 billones  en un nuevo potencial económico para el 2030. Estas son las tres formas en que las empresas se pueden preparar para esta tendencia emergente:

1. Entender el “porqué” detrás de su decisión

El punto de partida para cualquier esfuerzo de economía circular es preguntarse: “¿Por qué debemos hacerlo?”

A pesar del beneficio, renovar las herramientas de las operaciones de negocios para fabricar productos sensibles al medio ambiente requiere tiempo, dinero y compromiso. Las empresas que lanzan programas de economía circular no pueden tomar ese camino a la ligera. De hecho, alrededor del 80 por ciento de las empresas que cuentan con estrategias circulares también presentan un caso de negocio claro subyacente, como por ejemplo obtener clientes, fortalecer relaciones, o ingresar a nuevos mercados.

Cualquiera que sea la motivación, es fundamental poner los planes a consideración de los accionistas principales. El compromiso de la empresa con la sostenibilidad debe ser auténtico. Nadie quiere ser acusado de “una falsa posición ambientalista” donde las compañías tratan de verse amigables con el medio ambiente cuando en realidad no lo son.

2. Considerar nuevos modelos de negocios

El método lineal tradicional que usa la mayoría de las empresas hace énfasis en la pertenencia del producto. Una vez que el producto ya se fabricó y se vendió, el fabricante abandona la responsabilidad del mismo. Corresponde al propietario mantener, disponer y, por último, reemplazar el producto.

En la economía circular, la tenencia del producto ya no es una consideración clave. De hecho, los modelos de servicio se vuelven preponderantes con un mayor número de clientes que adquiere los productos mediante los esquemas de arrendamiento o de pago por uso.

Algunas empresas ya están haciendo esto. Por ejemplo, I-DEV y Power Mundo en Perú, dicen que pilotearon la primera red de sistema solar casero mediante el pago por uso en la región del Amazonas.

Con la economía circular, las empresas no necesitan limitarse con modelos de negocio obsoletos. Las posibilidades para adoptar nuevos enfoques más sostenibles son en verdad infinitos.

3. Explorar las oportunidades de las cadenas de suministro

Con el modelo antiguo de fabricación lineal, las empresas toman recursos del planeta y los transforman en productos que se estacionan en bodegas hasta que están listos para distribuirse a los consumidores, a veces con largas distancias de por medio. Cada uno de estos pasos conlleva gastos, crea desperdicio y puede afectar al medio ambiente.

Sin embargo, en la economía circular, las tecnologías disruptivas como la impresión 3D acortarán las cadenas de suministro, reducirán las emisiones de carbono, eliminarán el desperdicio de la producción, y las bodegas abarrotadas en exceso mediante el acercamiento de la producción al punto de consumo. También eliminarán la necesidad de bodegas de gran tamaño que consumen más energía conforme la producción cambia a un sistema de inventario just-in-time (JIT).

El camino para participar en la economía circular será largo y complejo. Sin embargo, el beneficio para la empresa será considerable si las compañías se preparan de manera oportuna y son creativas, diligentes, y firmes en su compromiso con un futuro más sostenible.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario