17 de mayo: Día Mundial del Reciclaje

Revistas de Economía y Negocios en América Central

NegociosResponsabilizaRSE

17 de mayo: Día Mundial del Reciclaje

Mejorar nuestras prácticas de consumo debe convertirse en un propósito básico para restablecer la salud del planeta y ayudar con nuestras acciones al entorno inmediato en el cual vivimos.

¡Qué bonitas y alentadoras son las noticias positivas!, más cuando se enfocan en mejorar la salud del planeta. Como dato interesante, Suecia es el único país del mundo donde actualmente la basura se recicla en su totalidad.

Esta es una fecha oportuna para recordar que prácticamente todo lo que tenemos a nuestro alrededor se puede reciclar.

Esta nación escandinava emplea el 100% de sus residuos en generar electricidad y llegan así a más de un 1/4 de la población. Suiza y Austria son otros de los países que marcan tendencia. Se estima que el 98% de los desechos de todo Suiza se reciclan, mientras que en Austria la cifra alcanza el 63%.

Más allá de ver estos casos de éxito sólo como noticias positivas, deberían convertirse en guías a seguir para que nuestros países asuman con mayor rigurosidad el tema de reciclar.

Y es que, estudios recientes de entidades como el Banco Mundial revelan que América Latina es la región menos comprometida con esta actividad.

De ahí que, cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje. Una fecha oportuna para recordar que prácticamente todo lo que tenemos a nuestro alrededor se puede reciclar.

Reducir, reutilizar y reciclar

Estas son las famosas tres erres que todos deberíamos poner en práctica, ya que nos recuerdan a diario, los pasos a seguir para ayudar a nuestro entorno con el mejor aprovechamiento de materiales tan variados como vidrio, latas, plásticos y desechos electrónicos, entre muchos otros.

Así lo explica Edgar Espinoza Cisneros, doctor en Geografía Ambiental. “Yo diría que lo más importante es creer que nuestro éxito personal se basa en los bienes materiales que podamos adquirir. Aspirar a una mejor calidad de vida basada en un consumo reducido y responsable quizás funcionará en el mediano y largo plazo para la mayoría de nuestros países”.

Y es que en un mundo tan consumista y que hasta hace poco giraba muy rápido, es necesario y urgente que cada individuo tenga claro que para mejorar las condiciones del planeta en el que vivimos, ser sustentable debe convertirse en tendencia.

“Un estudio científico publicado por la PNAS en 2018 resalta que la actividad humana ya ha causado la pérdida del 83% de todos los mamíferos silvestres y la mitad de las plantas, que son la base de nuestros sistemas alimentarios y sanitarios. Estamos convencidos de que la solución a todos los problemas empieza por un cambio de conciencia, entender que podamos tener conciencia de nuestro poder personal de cambiar nuestros hábitos y los de la sociedad hacia un mundo más sostenible es imperativo”, afirma Julián Trussart, fundador y gerente de Susty Software empresarial para gestión en Sostenibilidad.

Más allá de este confinamiento obligatorio y mundial que estamos viviendo producto de la epidemia de Covid-19, es tiempo de hacer un verdadero alto y replicar a largo plazo los beneficios que en tan solo semanas esta pandemia ha traído a nuestro medio ambiente.

Las emisiones de C02 en todo el mundo han disminuido hasta un 25% y como consecuencia el aire está más limpio, decenas de especies han vuelto a visitar playas y bosques y el consumo masivo de productos y marcas ha disminuido.

Si bien “el alivio” muy probablemente será momentáneo, es tiempo de valorar todo los aprendizajes que esta nueva forma de vida ha traído a nuestras vidas y como meta deberíamos proponernos reducir, reutilizar y reciclar más.

Karla Echavarría

Deja un comentario