• 3 mayo, 2024

“Way Maker”

“Way Maker”

Síganos en Instagram: @revistavidayexito

Por Karla Icaza, Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno Corporativo de Grupo Promerica.

Esta semana almorcé con un colega con quien tuve una conversación “refrescante”. Digo refrescante porque siempre que almorzamos solo hablamos de trabajo, trabajo y más trabajo, pero esta vez fue sobre la familia. Me contaba que su hijo mayor se fue para la universidad a España hace un año, y que su hija está en el proceso de decidir dónde ir. Yo ya pasé por eso hace años, entonces le compartí un poco sobre nuestra experiencia como padres cuando nuestro primer hijo le tocó elegir carrera y universidad. La verdad es que uno no quisiera que se fueran de la casa tan jovencitos, pero al mismo tiempo, desprenderse de los papás y aprender a administrar sus vidas les ayuda a madurar. Comentábamos de lo costoso que son los estudios universitarios; en nuestro caso, dos hijos estudiaron en los Estados Unidos y uno en México. Le contaba que cuando nuestro hijo mayor se iba a la universidad, mi esposo y yo nos pusimos a revisar nuestro presupuesto para “ajustarnos” lo mejor que podíamos para poder enfrentar lo que se nos venía. Un día, un muy buen amigo nuestro me llamó y me pidió si podía ir a mi oficina porque quería hablar conmigo. Cuando llegó, ni me saludó, sacó unos papeles de un sobre y me dijo: aquí están estos bonos, hace lo que querrás con ellos, para que se ayuden con la universidad de su hijo. Así mismo, de la nada, me los dejó. Con esos bonos pagamos dos semestres de la universidad. Alejandro se graduó en agosto del 2015. Los bonos se los devolvimos hace cinco años. Mi colega, mientras le contaba la historia me quedaba viendo sorprendido.

Karla Icaza, Vicepresidenta Ejecutiva de Gobierno Corporativo de Grupo Promerica.

Al día siguiente en la mañanita, le pedí al Señor que me diera el tema de la columna de este mes. Aunque crean que estoy loca, yo le pido a Él que me guíe sobre lo que quiere que escriba; que me dé el mensaje que las personas necesitan. Cuando viajo por trabajo, en el hotel me gusta poner alabanzas desde que me despierto y así paso con ellas hasta que me voy a trabajar. Justo cuando estaba entrando en la ducha salió una canción que tenía rato sin escuchar, Way Maker, escrita por una cantante nigeriana llamada Sinach, que en el coro dice:

You are

Way maker, miracle worker, promise keeper

Light in the darkness

My God, that is who You are

You are

Mientras escuchaba la canción, se me venían a la mente las veces que Dios ha abierto un camino donde nuestros ojos naturales no veían nada. ¿Cómo íbamos a hacerle frente a la universidad de nuestro hijo? Y llega el amigo con los bonos. Cuando a mi esposo le diagnosticaron un tumor en el cerebro, y comenzamos a buscar cirujanos especialistas en el tipo de tumor que tenía, dos personas distintas nos recomendaron un médico en el hospital de la Universidad de Miami. Resulta que un buen amigo de los amigos donde nos hospedaríamos en Miami, operaba con este cirujano tres veces por semana; y cuando le habló del caso de mi esposo, inmediatamente le dio la cita para evaluarlo y a la semana lo operó. Después nos dimos cuenta que tenía una lista de espera de más de 500 personas, pero otra vez nuestro Way Maker, miracle worker, promise keeper salió al rescate.

Etiquetas: Columna / conecta2 / Esperanza / fe / opinión

Recomendaciones sobre este tema

Sí para toda la vida

Sí para toda la vida

Síganos en Instagram: @revistavidayexito Por Karla Icaza, Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno Corporativo de Grupo Promerica. Esta semana que pasó nuestro hijo Sebastián…
Creatividad, innovación y comunicación: fundamentales para el desarrollo

Creatividad, innovación y comunicación: fundamentales para el desarrollo

Por Gabriela Zamora Sauma, directora de En-Comunicación. El 21 de abril fue designado como el “Día Mundial de…
Una postal para el compadre

Una postal para el compadre

Síganos en Instagram: @revistavidayexito Por Karla Icaza, Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno Corporativo de Grupo Promerica. He hecho tres intentos de escribir esta…