Pérdida de la visión es la principal causa de discapacidad en personas de edad avanzada

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

Pérdida de la visión es la principal causa de discapacidad en personas de edad avanzada

El 80% de los problemas asociados a la pérdida de la visión son prevenibles.

La pérdida de la visión, es hoy en día la principal causa de discapacidad en personas de edad avanzada. Para pacientes en edad productiva las enfermedades de la retina pueden llevarlos a un retiro anticipado, implicando así una doble carga económica para la sociedad. En 2010, el costo mundial por la pérdida de la visión ascendió a US$2.9 billones, se estima que para el 2020 estos costos aumenten a US$3.9 billones en total, lo que supone un incremento de US$1 billón  en un periodo de 10 años. Si consideramos que el 80% de estos padecimientos son prevenibles, el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado se vuelven esenciales.

Las causas más comunes del deterioro de la visión son cataratas, glaucoma, degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) y retinopatía diabética. Mundialmente, la DMRE es responsable del 8.7% de la ceguera y la principal causa de ceguera legal en personas mayores, ello en sociedades occidentales, afectando entre 25 y 30 millones de personas a nivel mundial.

Por su parte, el Edema Macular Diabético (EMD) otra importante enfermedad dados los altos índices de diabetes en el mundo, es una de las razones más frecuentes de deterioro severo de la visión en población en edad laboral5 y por último, la Oclusión de la Vena Central de la Retina (OVCR), un trastorno ocular frecuente que afecta a más de 2.5 millones de personas en el mundo, éstas últimas son las tres principales enfermedades que afectan la retina.

Desafortunadamente, el impacto económico de estas enfermedades también se ve reflejado en el acceso a los tratamientos adecuados, de acuerdo a un estudio realizado por el Pan American Journal of Public Health, las prevalencias de la ceguera y la deficiencia visual moderada se concentran en las personas más desfavorecidas socialmente, mientras que la cobertura quirúrgica de ciertos padecimientos como las cataratas, se concentran en las personas con mayores recursos económicos9.

De acuerdo a la Agencia International para la Prevención de la Ceguera (IAPB por sus siglas en inglés), los beneficios de la lucha contra la ceguera, para el bienestar personal y la reducción de la pobreza evitable, son inmensas. En los países en desarrollo, cada dólar invertido en salud ocular puede conducir a un retorno de cuatro veces la inversión.

La diabetes, un padecimiento con consecuencias en distintos niveles

La diabetes afecta a 382 millones de personas a nivel mundial, y se espera que el número aumente en un 55 por ciento, a 592 millones en el 2035. Las personas con diabetes – tanto tipo 1 como tipo 2 – están en riesgo de desarrollar retinopatía diabética (RD) y edema macular diabético (EMD).

La diabetes es una enfermedad crónica que ocurre cuando el organismo no produce suficiente insulina, o debido a que las células no responden a la insulina producida. Aunque a los pacientes diabéticos les son prescritos medicamentos para controlar sus niveles de azúcar en sangre, existen todavía fluctuaciones que se presentan en los niveles sanguíneos de azúcar, lo cual puede causar daño a los pequeños vasos de la retina – esta enfermedad es conocida como Retinopatía Diabética (RD). Estos vasos sanguíneos dañados pueden dejar escapar líquido y lípidos en el área central retiniana, llamada mácula, causando Edema Macular Diabético (EMD). La mácula es la parte fotosensible de la retina, y es responsable por la visión aguda directa.

El 74 por ciento de las personas que tienen diabetes por 10 años o más desarrollarán alguna forma de RD la cual, si no es tratada y los niveles de azúcar sanguínea y los otros factores de riesgo continúan elevados, existe la probabilidad de desarrollar EMD, la principal causa de pérdida moderada a severa de la función visual en pacientes con diabetes y la principal causa de ceguera en la población en edad laboral en los países desarrollados.

En Latinoamérica se estima que 33 millones de individuos viven con diabetes y se proyecta un crecimiento a 54 millones para el año 2035.

El cuidado de los ojos y por ende de la visión, es un área con poca atención, siendo una de las causas incapacitantes de mayor relevancia en el mundo. Por ello, es necesario aumentar la conciencia de llevar a cabo revisiones de manera regular, establecer tratamientos proactivos y continuos, aumentar la eficacia terapéutica y sobre todo, descubrir nuevas terapias para enfermedades visuales no tratadas actualmente.

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta