• abril 8, 2022

Nutricionistas recomiendan incluir alimentos tradicionales como alternativas saludables y económicas para Semana Santa

Nutricionistas recomiendan incluir alimentos tradicionales como alternativas saludables y económicas para Semana Santa

Frutas de temporada pueden ser aprovechadas para hacer helados, gelatinas, ensaladas y otros postres bajos en azúcar.

La Semana Santa de este año estará marcada por muchos cambios a nivel nacional, sobre todo en el campo económico. Los aumentos de precio en diferentes productos y servicios pueden afectar el menú de las comidas que cada año preparan los costarricenses para estas fechas.

Ante esta situación, el Colegio de Profesionales en Nutrición (CPN)  sugiere echar mano a productos que forman parte de las tradiciones alimentarias, que son a la vez nutritivos y de bajo costo; y a la creatividad para que los platillos y bebidas que habitualmente se preparan en la Semana Mayor, sean saludables y atractivos.

En este sentido, la Dra. Patricia Sedó, colegiada y académica de la Escuela de Nutrición de la UCR realiza las siguientes propuestas y recomendaciones.

1.Aprovechar al máximo hojas verdes como el chicasquil (conocido en Guanacaste como quelite) y el zorrillo, que se pueden encontrar a lo largo del país y recolectarse en zonas verdes libres como potreros. En el caso del chicasquil, la recomendación es que se ponga a hervir durante 15 minutos antes de preparar los platillos. Otras hojas que se pueden utilizar en picadillos, guisos o tortas son las de mostaza criolla, las de hortalizas como rábano, remolacha y cebolla. Estos alimentos son una fuente rica de fibra, hierro y ácido fólico. Igualmente, de las hojas tiernas del jocote se elabora un refresco con sabor ácido.

2. Semillas como las de ayote y chiverre, que muchas veces se desechan, son altamente nutritivas y pueden secarse y tostarse para consumirlas solas o bien, agregarlas molidas para preparar horchatas, tortillas, sopas e incluso alimentos dulces como cajetas y turrones. Aportan calcio, fósforo y magnesio, además contienen ácidos grasos esenciales. Esta tradición es frecuente en lugares como Zarcero y Cartago.

3. Sacar provecho a las frutas de temporada es una buena opción. En esta época es común encontrar con facilidad papaya, piña, mango, marañón, sandía, melón, mandarinas, entre otras. Preferiblemente se recomienda consumirlas enteras o en refrescos, pero también se pueden realizar preparaciones como helados, gelatinas o en ensaladas. Asimismo, se pueden preparar en almíbar: utilizando pequeños trozos de las mismas se cocinan en poca cantidad de agua por un corto tiempo y se exalta el sabor con canela,  clavo de olor, esencia de vainilla o ralladura de cítricos.

4. Los ceviches son una manera diferente de consumir una gran variedad de vegetales y a la vez incrementar el consumo de fibra, vitamina C y otros nutrientes importantes para la salud. Para ello se puede utilizar plátano, banano o mango verde, garbanzos, pejibaye, palmito, que se combinan con cebolla blanca y morada, chile dulce, culantro, apio y jugo de limón e incluso de otros frutos cítricos como maracuyá y naranjilla. Se puede incluir zanahoria o chayote tierno crudo rallado que aportan frescura y colorido.

Semillas como las de ayote y chiverre, que muchas veces se desechan, son altamente nutritivas.

5. Los escabeches o encurtidos realizados en casa son otra opción sugerida para consumir vegetales de bajo costo, entre los que se pueden incluir zanahoria, vainica, pepino, coliflor, entre otros. Las verduras se parten en trozos pequeños y se cocinan ligeramente para mantener su textura crujiente. Se exalta el sabor con laurel, pequeñas cantidades de aceite, cebolla, ajo, pimienta en grano, entre otros. El uso de vinagre contribuye a la conservación del producto. Estas preparaciones son fuente de  fibra, minerales y vitaminas.

6. El consumo de pescados frescos es una buena alternativa para elaboración de platillos diversos, donde la creatividad nos reta para no recurrir a la fritura, sino hacer uso de otras formas de cocción para reducir el contenido de grasa. En el caso de utilizar pescados secos y salados, la recomendación es ponerlo en remojo por varias horas y eliminar el agua salada, así se reduce en gran parte el contenido de sodio.   Es importante explorar nuevas recetas para incrementar la cantidad de vegetales en estas preparaciones.

“Es importante que quienes visiten la feria del agricultor, se tomen el tiempo de observar los alimentos de temporada, especialmente aquellos que no son tan comunes y de preguntar a los productores sobre cómo consumirlos”, agregó la Dra Sedó.

El CPN hace un llamado a los costarricenses para que con estas opciones saludables, basadas en la herencia gastronómica que tiene nuestro país,  se disfrute de sabores intensos, propios de una cocina en la Semana Santa, con una alimentación diversa, colorida y equilibrada.

Etiquetas: alimentación saludable / alimentos tradicionales / alternativas saludables / semana santa

Recomendaciones sobre este tema

Más de 56.000 salvadoreños viajaron a Honduras y Guatemala en vacaciones

Más de 56.000 salvadoreños viajaron a Honduras y Guatemala en vacaciones

Antigua Guatemala fue uno de los destinos más visitados en Semana Santa.
Evitemos que el plástico desechable se multiplique este verano

Evitemos que el plástico desechable se multiplique este verano

Para mantenernos hidratados en estos días tan calurosos lo mejor es llevar una botella reutilizable que puede rellenar…
¿De qué nacionalidades son los turistas que visitan a El Salvador en Semana Santa?

¿De qué nacionalidades son los turistas que visitan a El Salvador en Semana Santa?

Las visitas de turistas en Semana Santa generarían un ingreso a la economía salvadoreña por más de US$161…